Pasar al contenido principal

Google, obligada a pagar más de 3 millones de euros a Hacienda en atrasos del Impuesto de Sociedades

Un hombre pasa por delante de un letrero de Google.
Reuters
  • Google ha pagado más de 3 millones de euros a Hacienda después de que una inspección realizada en 2017 desvelase atrasos e impagos en el Impuesto de Sociedades.
  • Es la segunda vez que la Agencia Tributaria reclama a la compañía tecnológica el pago de impuestos no abonados a su debido tiempo.
  • El pago de los atrasos fiscales figura en las cuentas de 2017 de Google que acaba de presentar en el registro mercantil y que ha publicado La Información.

Hacienda ha reactivado su lucha contra la evasión fiscal de las grandes empresas extranjeras que operan en España. Al menos, eso es lo que parece indicar la última regularización de impuestos a la que se ha sometido el gigante tecnológico Google, que ha tenido que pagar recientemente sus atrasos y un recargo en concepto de intereses de demora.

Así consta en las cuentas de 2017 que la compañía estadounidense ha presentado ante el registro mercantil y que ha publicado La Información. En esa memoria anual consta un pago de más de 3 millones de euros por parte de Google a la Agencia Tributaria, que se desglosa en 2,76 millones de euros en impagos del Impuesto de Sociedades, más otros 321.000 euros en concepto de recargo por intereses de demora.

Segundo pago de impuestos atrasados por parte de Google

El diario digital señala que esta regularización fiscal en Google se ha producido después de una inspección de la Agencia Tributaria centrada en la tributación del Impuesto de Sociedades por parte de la empresa tecnológica entre 2011 y 2015 y la correspondiente al IVA entre 2012 y 2014. La inspección se habría producido a lo largo de 2017 y el pago forma parte de las cuentas de ese mismo año.

Leer más: Francia multa a Google con 50 millones de euros por incumplir el GDPR

La Información puntualiza que no se conocen los pormenores de esta regularización, por lo que se desconoce si se ha producido de forma voluntaria por parte de Google a través de un acuerdo con Hacienda o si la compañía estadounidense recurrirá judicialmente este pago.

Esta es la segunda ocasión en la que la Hacienda pública española obliga a Google a saldar cuentas pendientes por impago de impuestos, después de que en 2013 la compañía tuviese que pagar 1,9 millones de euros en impuestos pendientes de pago. Todo ello, a pesar de que el gigante tecnológico haya reducido a la minima expresión su actividad en España, que factura los gastos de marketing y promoción a su matriz europea, situada en Irlanda.

Esta segunda regularización de Google en España se ha dado a conocer poco después de que se publicase que la compañía estadounidense pagó en 2018 en Europa más por multas que por impuestos debido a las sanciones antimonopolio que le ha impuesto la Unión Europea. Así, la tecnológica pagó 2.736 millones de dólares en multas en 2017 y 5.071 millones de dólares en 2018, frente a los 4.177 millones de dólares de impuestos sobre la renta que pagó en 2018. 

Y además