Cómo grabar la pantalla en Windows 10 sin instalar ningún programa en tu ordenador

Grabar pantalla en Windows 10

Sí, grabar la pantalla en Windows 10 es posible, y sin instalar ni un solo programa, ya que gracias a una característica del sistema operativo llamada Xbox Game Bar, tienes un acceso directo a esta función desde cualquier parte, ya que se invoca pulsando una combinación de teclas.

Se trata de una funcionalidad que durante años muchos usuarios han tenido que buscare en programas de terceros, que en ocasiones incluso eran de pago, y que dificultaba bastante acceder a una tarea tan sencilla como grabar la pantalla en Windows.

13 aplicaciones gratis imprescindibles para Windows 10 que te ahorrarán dinero y tiempo

A continuación vas a aprender cómo configurar y activar esta Xbox Game Bar para grabar pantalla en tu ordenador, aunque debes saber que, con este método, no se puede iniciar la grabación desde el escritorio ni desde el explorador de archivos de Windows.

Cómo grabar la pantalla en Windows 10 sin instalar ningún programa

Windows, con sus actualizaciones más recientes, ha ido dándole más importancia a todo lo relacionado con los videojuegos, ya que hay un gran número de personas que utilizan ordenador en lugar de consola —o ambas plataformas— para jugar. Además, el hecho de que Microsoft sea propietaria de Xbox también incentiva este interés por los videojuegos.

La barra de juegos incluida en el sistema te permitirá grabar la pantalla en Windows 10 sin instalar ningún programa. Para acceder a ella solo tienes que hacer lo siguiente:

  • Sitúate en la aplicación en la que quieras comenzar la grabación.
  • Pulsa las teclas Windows y G a la vez.
  • Pulsa en el botón de Capturar.
  • En el desplegable, pulsa sobre el botón Iniciar la grabación.
  • Este método se puede sustituir por pulsar Windows Alt y R a la vez.
Grabar pantalla en Windows
Jacinto Araque

Una vez lo hagas, verás un pequeño icono en la parte superior derecha de tu monitor que indicará que el proceso de grabación ha comenzado. Para pararlo, basta con que le des al botón que aparece junto al tiempo de grabación, o bien que vuelvas a pulsar Windows Alt y R a la vez.

Los vídeos que grabes se guardarán automáticamente en la carpeta del sistema Vídeos a la que puedes acceder desde el explorador de archivos. Dentro de esta, se guardará en una subcarpeta que se creará automáticamente llamada Capturas.

Desde los ajustes —en la parte lateral de la Xbox Game Bar— podrás modificar ciertas características de esta grabación de pantalla, como por ejemplo si se graba el audio del micrófono o el del sistema.

Otros artículos interesantes:

Este es el 'easter egg' de Windows 95 que acaba de ser descubierto 26 años después

En qué consiste desfragmentar el disco duro, por qué deberías hacerlo y pasos a seguir en Windows