Hoteles originales al borde del mar: estos son los alojamientos de España donde podrás dormir dentro de un faro

Faro de Finisterre

Getty Images

  • Si tu sueño siempre ha sido pasar la noche con el sonido de las olas en uno de estos edificios increíbles al borde del agua, conoce cuáles son los mejores hoteles de España para dormir dentro de un faro.
  • Puedes pasar la noche en el faro del fin del mundo, disfrutar de una isla o despertarte frente a una hermosa bahía. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Son las linternas del océano que han guiado a los marineros durante siglos, atraen todas las miradas, tienen un componente magnético, ven amaneceres privilegiados y guardan la memoria de muchos siglos a sus espaldas. Hoy es posible dormir en un faro en España, ya que algunos de estos imponentes edificios luminosos entre el mar y la tierra se han jubilado y reconvertido en hoteles. 

En España existen 187 faros, de los que tan solo unos 40 están habitados, y muchos de ellos ya no se controlan de forma artesanal, sino automatizada. Por ello a mediados de la década pasada surgió un proyecto llamado Faros de España, cuya principal finalidad es darles un uso hotelero, aunque dicha privatización también recibió voces críticas, como muestra este reportaje de El Confidencial

Si te pirra el turismo de faros y no se te ocurre mejor plan que hospedarte en ese lugar mágico suspendido entre la costa y el océano, estos son los hoteles de España para dormir en un faro a los que puedes echar un vistazo. Hay otros pegados a faros que permiten disfrutar de sus espectaculares vistas.

Faro Punta Cumplida (La Palma)

Faro de Punta Cumplida

Floatel

Puedes dormir en un faro con más de 150 años de antigüedad situado en la localidad de Barlovento en la Isla Bonita, La Palma, ubicada en Santa Cruz de Tenerife. 

Este faro, considerado uno de los más bellos de España, alberga hoy en día un hotel de lujo gestionado por la compañía alemana Floatel. Cuenta con tres suites, jardín, patio, una infinity pool y mirador, además de la posibilidad de hacer yoga en una zona especializada. Su jardín tiene 5.000 metros cuadrados.

Puedes hacer un recorrido virtual y consultar toda la información en su página web, donde invitan a ser farero por una noche. "Contemplar las olas del Atlántico romper sobre las rocas volcánicas desde la terraza a 34 metros de altura es una experiencia relajante e inspiradora", dicen. "Aquí puede sentir lo que ha fascinado a generaciones de fareros, el perfecto encuentro entre naturaleza y civilización".

Por ejemplo, la suite Farero tiene dos dormitorios, dos baños y una maravillosa sala de estar con chimenea, acceso directo a la terraza y vistas al Atlántico desde la cama. Clima privilegiado, vistas de infarto y una luz inolvidable. 

Faro en Isla Pancha (Ribadeo)

Faro de Isla Pancha en Ribadeo

Getty Images

Esta isla de la costa lucense alberga los dos faros de Ribadeo, uno antiguo y de planta cuadrada donde se encuentra el hotel y el actual, circular y decorado con franjas blancas y negras. Se considera uno de los faros más bonitos de Galicia y forma parte de la ruta de los Miradores, así como del Camino de Santiago del Norte. 

Además de la tranquilidad y las apacibles rutas, el alojamiento en el faro destaca por su inigualable valor paisajístico y el avistamiento de aves. Este alojamiento tiene dos apartamentos diferenciados con capacidad para 4 personas cada uno y zona de jardín individualizada. Está a tan solo un par de kilómetros de la villa de Ribadeo. 

Haz clic aquí para entrar en la web del Faro en Isla Pancha. El precio para una noche para 4 personas es de 250 euros. 

El Far Hotel Restaurant (Girona)

Hotel Far

Hotel Far

Construido en una antigua hostería del S.XVIII y con increíbles vistas al mar desde un acantilado de 175 metros de altura, El Far Hotel Restaurant cuenta con 9 habitaciones decoradas al más puro estilo marinero, desde las que admirar la belleza de la Costa Brava. 

Este hotel pegado al faro se encuentra en Llafranc y cuenta con restaurante, terraza, balcones privados y bar. Desde Booking informan que está a 1,3 km de la playa más cercana, junto al puerto de Llafranc, a 3 km del centro de Calella de Palafrugell y a 48 km del aeropuerto de Gerona-Costa Brava.

Junto al hotel está la ermita de Sant Sebastià de la Guarda, también del siglo XVIII y también vestigios arqueológicos íberos (siglo II a.C.). Las vistas interminables son el punto fuerte de este alojamiento: podrás divisar tanto el Mediterráneo como el Ampurdán. 

Puedes visitar su página web en el siguiente enlace.  Según la temporada, los precios parten de los 225 euros por noche.

Hotel O Semáforo (Fisterra)

Hotel en un faro

Hotel O Semáforo/Facebook

Este hotel puede estar localizado en un lugar más increíble e infinito: el cabo Fisterra, donde los romanos creían que se acababa el mundo, de ahí su nombre. Este faro de Costa da Morte en Galicia fue construido en 1853, a 138 metros sobre el nivel del mar, suspendiendo su haz de luz 65 kilómetros a lo largo del océano.

El hotel O Semáforo se encuentra en el anexo al faro, la sirena, conocida como a vaca de Fisterra, y que advertía a los navegantes de los peligros en los días de niebla, emitiendo dos ráfagas cada 60 segundos de 120 decibelios y audibles hasta 25 millas mar adentro

Este hotel boutique se beneficia de la gran reforma del edificio en 2016: tiene 5 exclusivas habitaciones, restaurante y cafetería y una impresionante terraza. Según la temporada, es posible pernoctar por unos 160 euros. 

Esta es su página web. 

Hotel Semáforo de Bares (A Coruña)

Hotel Semáforo de Bares

Guía Repsol

No es un hotel en un faro, pero sí algo muy parecido que te permitirá contemplar vistas salvajas, acantilados y una costa pura apenas alterada por la mano humana: el semáforo de Bares está en las Rías Altas de Galicia, en la denominada Comarca Do Ortegal, una de las zonas costeras más vírgenes de la Península Ibérica. 

Levantado en los años veinte del siglo XIX, servía como puesto de observación militar y centro meteorológico para comunicarse con los barcos a través de señales marítimas con banderas.

Está ubicado a 210 metros sobre el nivel del mar en entrada de la Ría do Barqueiro. Fue rehabilitado a finales de los noventa, combinando piedra y madera e insertándose en la naturaleza viva que lo rodea. Desde 2002 ofrece 6 habitaciones con preciosas vistas, que lindan al oeste con cabo Ortegal y permiten apreciar por el este la punta Roncadoira, en la ría de Viveiro.

Las tarifas más económicas para este hotel parten de los 56 euros en temporada baja y llegan a 250 para la suite en temporada alta.

Accede a su página web en el siguiente enlace

Muy pronto otros faros-hoteles verán la luz, como el de Corrubedo en A Coruña (Galicia), El Pescador en Santoña (Cantabria) el de Cudillero en Asturias o el de Trafalgar en Cádiz (Andalucía). 

Y si ninguno de estos alojamientos te parecen lo suficientemente atractivos y originales, siempre puedes también probar a dormir en un castillo

Otros artículos interesantes:

Hoteles originales para dormir en plena naturaleza: las mejores cabañas en los árboles de España

13 trucos para encontrar hoteles baratos y en oferta para ahorrar en tus próximas vacaciones

Los mejores buscadores de 'free tours', visitas guiadas, excursiones y actividades

Te recomendamos

Y además