El Huawei Mate 50 Pro es uno de los dispositivos del año, al que le falla no tener servicios de Google, pero cada vez lo echo menos en falta

Huawei Mate 50 Pro

Business Insider España

  • El Huawei Mate 50 Pro es uno de los mejores dispositivos del año que arrastra, como ya es habitual desde hace algunos años, la ausencia de los servicios de Google, algo que cada vez está mejor solventado con un software mucho más competente y cuidado. 
  • Lo mejor, sin lugar a dudas, es un apartado fotográfico que raya la excelencia, así como un diseño excepcional que da protagonismo a ese módulo de cámaras que destaca como nunca. 

Hace unas semanas, Huawei presentó en sociedad su nuevo buque insignia, el Huawei Mate 50 Pro, del que ya dejamos unas opiniones francamente favorables sobre su apartado fotográfico

Ahora, tras un par de semanas de uso, ya he tenido la oportunidad de ponerlo a prueba en todos sus apartados y lo voy a decir claro: es uno de los mejores dispositivos que han pasado por mis manos este año

También es cierto que es un buque insignia que se coloca por encima de la barrera de los 1.000 euros y que deja de lado los servicios de Google, algo contra lo que Huawei lleva luchando ya algunos años, pero creo que es un problema cada vez menos grave por el enorme esfuerzo de la compañía china en mejorar su software propio. 

 

¿Sus principales credenciales? Un apartado fotográfico envidiable, un diseño premium excepcional y un panel excelente. 

De todas formas, tiene sus defectos y te lo cuento todo a continuación. 

Un diseño excepcional que destaca por ese espectacular módulo de cámaras circular, aunque se ensucia con facilidad. 

Huawei Mate 50 Pro

El Huawei Mate 50 Pro mantiene la misma línea que el Mate 40 Pro que ya tuve la ocasión de probar a finales de 2020. Es decir, esa estética premium que derrocha elegancia y personalidad por todas partes, así como ese diseño en círculo del módulo de cámaras trasero. 

Eso sí, aquí deja de lado ese círculo interior, pero la apuesta por mantener el mismo color del dispositivo en el módulo —en mi caso el color plata, aunque tienes la opción en negro—, lo que consigue darle mayor protagonismo y deja bien claro que estás ante un Mate 50 Pro

El lado positivo es que no tiembla cuando lo dejas en una superficie, aunque es cierto que se queda ligeramente elevado. El lado negativo, por su parte, es que se ensucia con facilidad y deja multitud de huellas

La botonera, por su parte, se queda en la parte superior derecha y en mi caso creo que está demasiado arriba. Igual es por el tamaño de mi mano, pero no me ha resultado muy natural juguetear con el botón de subir y bajar el volumen. El botón de bloqueo, eso sí, —con un detalle en naranja muy bonito— se emplaza a la perfección en el pulgar. 

Por lo demás, la conexión USB-C, la ranura de la SIM y la salida de audio en la parte inferior, que rinde bastante bien, todo hay que decirlo, así como un peso algo superior a la media —que se hace algo incómodo en los primeros minutos hasta acostumbrarse— que compensa con un agarre perfecto que no resbala y se adapta a la perfección. 

Pantalla sobresaliente, fluida y con una representación del color exquisita, aunque no me ha gustado la apuesta por el notch.

Huawei Mate 50 Pro

En cuanto a la pantalla, es una absoluta delicia. De las mejores que han pasado por mis manos este año, vamos. 

Un panel de 6,74 pulgadas OLED con resolución 2616x1212 con tasa de refresco de 120hz y frecuencia de muestreo táctil de 300hz. Es decir, una pantalla llena de color, con una representación excelente, llena de colores vivos y muy bien representados en todo tipo de escenarios, fluidez extrema en la navegación y una respuesta al toque —sobre todo en el terreno gaming— simplemente excepcional.

El brillo máximo, por su parte, también redondea a la experiencia con un comportamiento sobresaliente, al que suma un brillo automático excelente que se adapta a cada escenario con una solvencia exquisita. 

Los 2 únicos puntos negativos que le veo, aunque creo que es una cuestión de gustos más que nada, están en su pantalla curva y en la solución de su cámara selfie

Con respecto al primer punto, sí que da la sensación de estar ante un panel infinito, pero adolece de ese mal endémico de los paneles curvos: un ligero cambio de color en los bordes, aunque es cierto que cada vez está mejor solucionado. 

En cuanto al segundo punto, no sé si es un paso atrás o adelante, puesto que en vez de un agujero en pantalla, apuesta por un notch como el de los iPhone. Como digo es una cuestión de gustos, puesto que dependiendo de la situación creo que da mayor aprovechamiento al panel, pero igual prefieres un agujero más disimulado.

Rendimiento excepcional, como no podía ser de otro modo, aunque deja de lado el 5G.

Huawei Mate 50 Pro

En sus tripas guarda un procesador Snapdragon 8 Gen 1+, que no necesita carta de presentación: excelencia en el día a día, juegos al máximo, apertura de apps rapidísima...

Lo que sí que me ha sorprendido gratamente es que este procesador en este Huawei no se calienta. Ya lo he probado el Snapdragon 8 Gen 1+ en varios dispositivos y en todos ellos, a pesar de su comportamiento ejemplar, la trasera se calienta más de la cuenta. 

En este caso creo que el dispositivo da la talla y no me ha dado esa sensación, incluso en juegos o tareas exigentes, así que bravo por Huawei. 

Eso sí, lo que no es motivo de celebración es que dejan de lado el procesador con 5G y tendrás que contentarte con 4G, pero creo que a día de hoy sigue siendo algo que tampoco debe preocuparte mucho. 

Un software cada vez más competente y trabajado que logra que te olvides de los servicios de Google en la mayor parte del día a día, aunque sigue siendo un problema.

Huawei Mate 50 Pro

En cuanto al software, viene con EMUI 13 y lo cierto es que es un sistema operativo completísimo, muy bonito y versátil, con cientos de accesos directos, mucha personalización y facilidad de uso y se nota que hay un gran trabajo detrás. 

Eso sí, 2 puntos negativos. 

El primero, la gran cantidad de bloatware que viene instalada de serie en el dispositivo. Cuando lo enciendes por primera vez tienes un montón de publicidad en forma de apps para sugerirte que telas bajes. Es cierto que puedes borrarlas y realmente no ocupan espacio, ya que técnicamente es una sugerencia, pero molesta. 

El segundo, como podrás imaginar, la ausencia de servicios de Google. Creo que ya no es necesario extenderse más de la cuenta en este punto, puesto que Huawei lleva ya varios dispositivos sin poder incluirlos, pero es algo importante que señalar, puesto que en determinadas ocasiones lastran un poco la experiencia. 

La App Gallery, su sustituto, cada vez es más completa y aunque siempre te lanza un anuncio de unos 3-4 segundos de manera aleatoria cuando abres la aplicación, encuentra maneras cada vez más originales para que te puedas bajar apps que no están en su interior

Por ejemplo, aplicaciones como Netflix, HBO Max te sacan fuera de la tienda como acceso directo para que puedas instalarlo como una APK. 

WhatsApp, por su parte, te lleva a la página oficial de la compañía y desde aquí puedes descargarla y usarla con normalidad. Youtube, por poner un ejemplo más evidente, no existe como aplicación y lo que hace es convertir un acceso directo de navegador web en una versión falseada de la misma. 

Lo bueno es que todo ello se hace desde la App Gallery. Es decir, buscas la app que no está y existe una APK, un acceso directo o algún tipo de truco para que puedas instalarla en el móvil sin mayor inconveniente

Por suerte, sí que he visto avances en determinadas apps que antes no estaban. Por ejemplo, la app de La Caixa o Telegram sí que están como aplicaciones oficiales, así que cada día es todo más sencillo. 

Lo que sí que tengo claro es que, ahora es más que viable apostar por un móvil sin servicios de Google. Sí, hay algún que otro impedimento, pero al final lo único que necesitas es echarle un poco más de paciencia y trabajo para tener lo que quieras. 

Una batería muy competente al que suma una carga rápida fantástica con cargador incluido en la caja. 

Huawei Mate 50 Pro

En cuanto a la autonomía, sus 4.700 mAh están francamente aprovechados y el procesador hace un trabajo excelente para exprimirlo al máximo. 

¿El resultado? En mi caso, con un uso medio en donde he ido variando entre juegos exigentes, uso de redes sociales, música y alguna que otra cosa, he logrado llegar al día y medio sin problemas

A esto suma una carga rápida de 66W capaz de darte el 100% en una media hora y lo mejor es que el cargador viene en la caja. Algo poco común ya en dispositivos premium, así que punto a favor de Huawei. 

Un apartado fotográfico sublime, versátil y completísimo. Spoiler: lo vas a gozar. 

Huawei Mate 50 Pro

En cuanto a fotografía, Huawei lleva ya algunos años en la élite con algunos dispositivos simplemente sobresalientes. 

En este caso, a pesar de que ya no cuenta con colaboración con Leica, sigue rayando a un nivel altísimo con Xmage, una lente que abre y cierra la apertura para así capturar el mejor tono de luz posible de la imagen y lo cierto es que los resultados hablan por sí solos. 

Antes, como siempre, las especificaciones de la cámara del Huawei Mate 50: 

  • Cámara principal de 50 megapíxeles f1.4~F4.0, OIS
  • Ultra gran angular de 13 megapíxeles F2.2
  • Telefoto de 64 megapíxeles con F.3.5, OIS. 
  • Cámara selfie de 13 megapíxeles F.24 con detección de profundidad en 3D. 

A esto suma modo noche, supermacro, macro, cámara profesional, detector de sonrisas, enfoque predictivo y un sinfín de variables más, así como una IA capaz de cambiar de modo de manera automática en función de cómo de cerca esté la cámara del protagonista de la imagen. 

Eso sí, aunque la cámara principal es fabulosa, la cámara selfie no me ha convencido tanto y me ha dado la sensación de que no ha habido evolución respecto al año pasado

Toca ver algunos ejemplos: 

El gran angular y la cámara principal dejan resultados francamente buenos, con una iluminación coherente y unos colores fantásticos. 

Huawei Mate 50 Pro

El zoom digital 100x te permite otear objetos en la lejanía sin problemas y aunque no creo que te vaya a servir para redes sociales, el resultado es más que aceptable. 

Huawei Mate 50 Pro

Eso sí, con los 10x óptico, es otro cantar: mira lo bien que se percibe la pajarera en colores, definición y contraste. 

Huawei Mate 50 Pro

Y el modo noche logra acertar con colores más realistas y definidos y a pesar de que tiene un tiempo de captura de unos 2 segundos, la estabilización óptica hace un muy buen trabajo. 

Huawei Mate 50 Pro

El modo retrato de la cámara principal es exquisito. No solo otorga más color y viveza al personaje, sino que se consiguen percibir muchos más detalles. 

Huawei Mate 50 Pro

Con la cámara selfie he salido algo desencantado. El desenfoque es bastante invisible, pero al menos sí que define bien al personaje. 

Huawei Mate 50 Pro

En interiores, la cosa cambia: mucha menos viveza, aunque es cierto que el desenfoque es más perceptible. 

Huawei Mate 50 Pro

El modo noche de la cámara selfie también tiene que mejorar de cara al año que viene: da más color y contraste, pero sigue dando unos resultados que no me han convencido del todo.

Huawei Mate 50 Pro

Y en cuanto a vídeo también da la talla. Es cierto que no hace desenfoque para dar mayor protagonismo a determinadas escenas, pero los resultados de resolución son muy buenos. Una pequeña muestra:

Aquí una pequeña galería para que veas de qué es capaz del Huawei Mate 50 Pro:

Huawei Mate 50 Pro
Huawei Mate 50 Pro
Huawei Mate 50 Pro
Huawei Mate 50 Pro
Huawei Mate 50 Pro
Huawei Mate 50 Pro
Huawei Mate 50 Pro
Huawei Mate 50 Pro
Huawei Mate 50 Pro
Huawei Mate 50 Pro
Huawei Mate 50 Pro
Huawei Mate 50 Pro
Huawei Mate 50 Pro
Huawei Mate 50 Pro
Huawei Mate 50 Pro
Huawei Mate 50 Pro
Huawei Mate 50 Pro
Huawei Mate 50 Pro

El Huawei Mate 50 Pro es uno de los mejores móviles del año y si no echas en falta los servicios de Google, vas a disfrutarlo al máximo.

Huawei Mate 50 Pro

El Huawei Mate 50 Pro es un dispositivo simplemente sobresaliente y que está entre los mejores dispositivos que han pasado por mis manos este año. 

Un diseño elegante, carismático y muy premium, una pantalla excelente, una batería a la altura y un apartado fotográfico extraordinario con el que te lo vas a pasar en grande

Tiene sus defectos, como la ausencia del 5G, esa botonera algo elevada que no deja interactuar con el dispositivo de una manera realmente cómoda o la elección de ese notch que para algunos puede ser una vuelta al pasado. 

Eso sí, lo que arrastra, como es habitual, es la ausencia de servicios de Google, pero creo que el software ha evolucionado muchísimo y lo cierto es que en muchos casos ni lo he notado. Solo requiere un pelín más de esfuerzo y dedicación para tener lo que necesitas

¿Su precio? 1.199 euros y te llevas de regalo un Huawei Watch GT3 Pro a tu elección.

¿Merece la pena? Si te gusta trastear e ir un poco a la aventura a la hora de bajarte aplicaciones, no puedo hacer más que recomendártelo: es un dispositivo sencillamente increíble

Otros artículos interesantes:

Jaime Gonzalo (Huawei): "El internet de las cosas está progresando y el teléfono empieza a ser opcional"

Este es el mayor cambio que ha visto en la industria tecnológica este alto ejecutivo español de Huawei en 2 décadas de experiencia

Lo más importante que ha aprendido en Huawei este importante ejecutivo español y exdirector de Google Play en Europa

Te recomendamos