Pasar al contenido principal

Por qué los usuarios de iPhone no pueden suscribirse a Netflix o a Spotify desde las apps oficiales

Tim Cook, CEO de Apple [RE]
Fortune

  • Apple impone unas comisiones de hasta el 30% a los servicios de pago de aplicaciones que se descargan en la App Store de su sistema operativo para iPhone, el iOS.
  • Muchas plataformas como Netflix, Spotify o incluso Kindle de Amazon han optado por impedir a sus clientes de iPhone hacer compras dentro de sus apps.
  • La compañía de Cupertino ya afronta un largo historial de demandas por competencia desleal, abuso por situación de dominio o monopolio.
  • Así grandes plataformas tecnológicas evitan que el 30% de sus suscripciones en iOS acaben en manos de Apple por sus cuotas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los usuarios de iPhone no pueden suscribirse a Netflix o a Spotify en las apps oficiales de estas plataformas. También tienen que pagar más si quieren un plan de pago en apps de citas como Tinder. Ni siquiera pueden comprar libros electrónicos a través de la app de Kindle. ¿Por qué?

El diario estadounidense The Wall Street Journal lo explica en un artículo publicado este lunes: estas aplicaciones están 'rotas', y lo están 'a propósito'. La razón no es otra que las críticas que desde hace meses vienen vertiendo varias compañías tecnológicas sobre el papel de Apple como propietario del sistema operativo iOS.

Apple tiene un extenso historial de demandas que acusan a la firma de Cupertino de abusar de su posición, al ser la responsable del sistema operativo de los iPhone. Si una compañía quiere vender sus productos en una aplicación disponible en la App Store de Apple, tiene que pagar unas comisiones.

Las comisiones y los resultados de búsqueda en la App Store de iOS, el detonante

Unos gastos por comisión que ascienden hasta el 30% de cada suscripción. En otras palabras: si un usuario de iPhone en España se suscribe desde la app de Netflix a la plataforma de streaming y paga los 7,99 euros mensuales que incluye el paquete básico, Apple se llevaría 2,4 euros.

Solo una vez que el usuario ha superado el primer año de suscripción, la comisión que percibe Apple de la misma baja del 30% al 15%. Siguiendo el mismo ejemplo de Netflix, por cada usuario español, Apple percibiría 1,20 euros al mes que la plataforma de vídeo bajo demanda deja de percibir.

Por si fuera poco, y para disgusto de muchas de estas compañías, Apple además lanza sus propias plataformas de servicios digitales a través de su tienda de aplicaciones. Así, frente a Netflix o HBO, Apple tiene Apple TV+. Frente a Spotify, Apple Music.

Leer más: Facebook admite que permitió a Netflix y Spotify acceder a tus mensajes privados

Las primeras muestras de descontento llegaron en 2018. En diciembre de ese año, The Wall Street Journal recuerda que Netflix dejó de aceptar nuevas suscripciones a través de la app de iOS. Los usuarios solo leen un mensaje: "No puedes darte de alta en la app".

Lo que no explica Netflix es que los usuarios de los móviles de Apple pueden resolver este problema de una manera muy sencilla: accediendo a Netflix a través del navegador en lugar de la app, darse de alta, y luego iniciar sesión en la app con la suscripción ya activada.

Apple impide a las apps avisar de que sus suscripciones más baratas se pueden adquirir en sitios externos

El problema de las comisiones de Apple es que muchas veces repercuten en los propios usuarios. Una persona puede contratar un plan de pago en Tinder para tener ventajas en la app de citas. En Android, este servicio cuesta cerca de 15 euros. En iPhone, puede ascender a 29,99 dólares, según el Journal.

Por si fuera poco, Apple prohíbe a las aplicaciones de la App Store mencionar que pueden adquirirse sus suscripciones más baratas en sitios externos a la app oficial —como en la página web de la plataforma—. Esto explica que Netflix no pueda explicar proactivamente a sus potenciales usuarios de iOS que pueden suscribirse en el navegador.

Lo explica así una portavoz de YouTube al Journal.

YouTube es propiedad de Google. El gigante del buscador es la compañía que está detrás del sistema operativo de teléfonos móviles más usado en el mundo, Android. En Android, las aplicaciones disponibles en Google Play Store no tienen por qué pasar las suscripciones por el método de pago cerrado. En otras palabras; se puede usar tarjeta de crédito.

Así, en Tinder, por ejemplo, es posible comprar una suscripción mensual a un plan de pago mediante Google Play o bien pagar —menos— usando una tarjeta.

Leer más: Amazon, Spotify, Apple, Netflix y Youtube incumplen la normativa europea de privacidad, según una organización activista

Con este contexto, las demandas por abuso, competencia desleal y monopolio se acumulan contra Apple. No es solo el hecho de que en el entorno iOS sea obligatorio para las empresas usar el método de pago de Apple: es que además, al buscar servicios de música en la App Store, Apple prioriza sus propias plataformas frente a las de la competencia.

Spotify interpuso una denuncia contra Apple frente a las autoridades europeas por esta razón en marzo del año pasado. En una reciente entrevista con Bloomberg, el CEO de la plataforma de música, Daniel Ek, adujo que esperaba que la firma de Tim Cook se abriese a competir en igualdad de condiciones.

Una portavoz de Apple consultada por The Wall Street Journal asegura que las comisiones que Apple impone a las apps que venden servicios de pago en su plataforma se reinvierten para mejorar la seguridad de iOS.

Detalla, además, que muchos desarrolladores pueden acceder gratuitamente a servicios exclusivos en iOS, como herramientas para hacer pruebas a sus códigos, compiladores o soporte técnico de todo tipo.

Pero mientras la situación se aclara frente a las autoridades de la Unión Europea, lo que está claro es que muchas aplicaciones en iOS seguirán 'rotas' a propósito para que Apple no se lleve el 30% de las suscripciones de forma forzosa.

Y además