Pasar al contenido principal

La demanda de Apple por abuso de monopolio no es ninguna sorpresa: solo hay que mirar su historial de demandas

Tim Cook, CEO de Apple
MASON TRINCA / Reuters
Análisis Faldón
  • Apple ha sido demandada por desarrolladores de aplicaciones que creen que debería haber más competencia en la App Store.
  • La compañía tiene un largo historial de control de acceso y fijación de precios en nuevos mercados.
  • La multinacional ha sido demandada con anterioridad —con éxito— por fijar precios en el negocio de los libros electrónicos.
  • Los directivos de Apple están "extremadamente enfadados" por esa decisión y, según sus abogados, los demandantes "nunca ganarán el caso".
  • Apple también ganó una demanda que le acusaba de impedir una competencia justa en iTunes.

No ha sido una sorpresa que Apple haya sido demandada por dos desarrolladores de aplicaciones, ya que llevan tiempo pensando que debería haber más competencia en la App Store.

La organización ha sido acusada de fijar los precios y abusar del monopolio con anterioridad, concretamente en el iBookStore desarrollado para el iPad, y otra vez en relación con la forma en que la multinacional impidió que sus rivales vendieran música que pudiera ser reproducida en el iPod y en iTunes.

Leer más: Un adolescente denuncia que fue arrestado de forma injusta por el reconocimiento facial de Apple y demanda a la compañía por 1.000 millones de dólares

En el caso más reciente, los desarrolladores de la aplicación de ejercicio físico Pure Sweat Basketball y Lil' Baby Names, una app para recién nacidos, alegan en una demanda presentada ante un tribunal federal de California que el control total de Apple sobre la App Store, y el régimen de precios dentro de ella, ahoga la competencia. Apple también se enfrenta a una demanda colectiva de consumidores en Estados Unidos sobre el mismo tema.

No es posible que tu aplicación compita en precio en el App Store cobrando 50 centavos

Su argumento es este: Apple no permite que nadie más gestione el acceso a la App Store. Ni Amazon ni Facebook, por ejemplo, pueden distribuir las aplicaciones de sus desarrolladores en el App Store. Todo tiene que pasar por Apple. Por lo tanto, la compañía no se enfrenta a ninguna competencia de precios con la comisión del 30% que cobra de todos los ingresos de la aplicación. Los distribuidores de aplicaciones de la competencia no pueden ofrecer a los desarrolladores una comisión más generosa del 20% a los desarrolladores-clientes de Apple. Y la compañía también cobra una tarifa plana de 99 dólares para los desarrolladores, que no es negociable y —sí, lo has adivinado— tampoco compite con nadie en el mercado. 

Apple también controla la estructura de precios de 0,99 centavos para las aplicaciones y las compras en la aplicación. No es posible que tu aplicación compita en precio cobrando 50 centavos. (Los desarrolladores deben cobrar por lo menos 99 centavos, y sólo pueden cobrar precios más altos si el precio termina en 0,99, según explica la demanda).

Leer más: El CEO de Huawei dice que China no debería tomar represalias contra Apple

En su defensa, Apple señala lo obvio: hay competencia. Los desarrolladores pueden trabajar con Google si lo prefieren. Apple construyó, es propietaria y mantiene la App Store y, por lo tanto, tiene derecho a cobrar una tarifa a los desarrolladores que deseen utilizarla. Ninguno de estos desarrolladores existiría si Apple no hubiera creado la App Store y la hubiera lanzado en 2008.

"Los desarrolladores fijan el precio que quieren cobrar por su aplicación y Apple no tiene nada que ver en ello. La gran mayoría de las aplicaciones del App Store son gratuitas y Apple no obtiene nada de ellas. El único caso en el que la organización comparte los ingresos es si el desarrollador decide vender servicios digitales a través de la App Store. Los desarrolladores tienen varias plataformas entre las que elegir para vender su software, desde otras tiendas de aplicaciones, pasando por las smart TV hasta videoconsolas", dice Apple.

Leer más: Las 7 mayores multas impuestas por la Unión Europea para luchar contra monopolios

Pero la demanda plantea algunas preguntas básicas sobre cómo es un monopolio: ¿Por qué Apple no permite la competencia de los distribuidores de aplicaciones que no son de Apple dentro de la App Store? ¿Y por qué no se permite que las aplicaciones compitan en precios?

La conspiración de Apple para controlar el precio de los libros

Esto ya ha ocurrido antes.

En 2016, un tribunal dictaminó que Apple debía pagar 450 millones de dólares por daños y perjuicios porque fijaba los precios de los libros electrónicos vendidos en su iBookStore.

En ese caso, un juez federal concluyó que la multinacional había organizado una conspiración con editores de libros que resultó en que el precio típico de un libro electrónico en el iPad subiera de 9,99 dólares a 14,99 dólares, casi de la noche a la mañana. Y cuando digo "conspiración", era literalmente una conspiración: El vicepresidente ejecutivo de Apple, Eddy Cue, mantuvo una serie de reuniones secretas con editores de libros de Nueva York en las que todos acordaron aumentar los precios de los libros electrónicos en lugar de dejar que el mercado lo solucionara. Algunos editores borraron sus correos electrónicos internos con la esperanza de mantener la conspiración fuera del alcance del público. Y Steve Jobs admitió a un periodista que sabía que todos los precios de los libros electrónicos "serán los mismos" después del lanzamiento del iPad.

Precios libros electrónicos tras lanzamiento del iPad.
En el lanzamiento del iPad, que incluía el nuevo iBookStore, Steve Jobs admitió a un periodista que sabía de antemano que la competencia de precios entre los libros electrónicos estaba llegando a su fin, según esta sentencia. US federal court

 Apple aprovechó su comisión del 30% para conseguir que los editores de libros accedieran a seguir adelante.

Leer más: Apple asegura que no quiere ser una compañía "elitista" al mismo tiempo que los precios del iPhone siguen subiendo

¿Por qué impidió Apple que las discográficas fijaran sus propios precios?

La nueva demanda de la App Store tiene muchos paralelismos con una larga demanda colectiva, que ganó Apple, conocida como The Apple iPod iTunes Anti-Trust Litigation.

La demanda se originó en la era prehistórica antes de que se inventara el iPhone. Cuando el fundador de Apple, Steve Jobs, lanzó el iPod, convenció a todas las compañías discográficas que vendían música para que aceptaran una gama de precios fija: 79 centavos, 99 centavos y 1,29 dólares, con equivalentes en monedas locales. Los precios eran, literalmente, fijos. También se aseguró de que la música sólo pudiera comprarse y reproducirse en el iPod si procedía de la tienda iTunes de Apple (o de un CD comercial). En general, se impedía a los usuarios reproducir en sus iPods sus propias colecciones de música, que en ese momento procedían a menudo de copias piratas obtenidas a través de Napster.

Pero Real Networks, una empresa de medios digitales que fue un gran negocio a finales de la década de 1990 y principios de la década de 2000, encontró una forma de vender canciones de su tienda Real Music que se podían reproducir en el iPod. Apple cambió inmediatamente su software para evitar que las canciones de Real Music se reprodujeran en un iPod. El litigio duró años, y la compañía finalmente ganó cuando descubrió que los dos principales demandantes no habían comprado iPods durante el período en cuestión.

Leer más: El plan de Facebook para integrar sus apps de mensajería levanta preocupaciones sobre privacidad y monopolio

Aunque la estrategia de litigio de Real se basó en un error catastrófico, el fondo del caso planteó una cuestión legítima: ¿Por qué nadie más podía vender canciones que pudieran reproducirse en los productos de Apple? ¿Y por qué había impedido que las discográficas fijaran sus propios precios?

Apple tiene una estrategia clara para los mercados de sus dispositivos

En los tres casos, Apple hizo prácticamente lo mismo:

  • Crear un nuevo mercado en el que Apple es el único guardián.
  • Evitar que empresas externas compitan en ese mercado.
  • Fijar los precios de los productos dentro del mercado.

Anteriormente, estas demandas no han tendido a no tener éxito. Los tribunales adoptaron una línea de sentido común, es decir, dictaminaron que Apple había creado un producto con una estructura de precios simple y que el mercado podía tomarlo o dejarlo. Es difícil demostrar que los consumidores que eligen comprar una aplicación por 99 centavos están siendo "perjudicados" de alguna manera.

Pero ahora que la Unión Europea se ha pronunciado sobre el monopolio de Google sobre la búsqueda, la publicidad y Android, la atmósfera ha cambiado. El gobierno de Estados Unidos está examinando de nuevo si las empresas de tecnología están abusando de su dominio para llegar a mercados en los que no estaban -música, libros, desarrollo de aplicaciones- y controlando o sofocando la competencia allí.

Leer más: La Unión Europea investigará a Apple tras las quejas de competencia desleal de Spotify

Apple nunca superará el caso

Esto no es un simple tecnicismo para el CEO Tim Cook y su equipo. Es el núcleo de su negocio, y se lo toman como algo personal. Los directivos de Apple fueron reprendidos por el juez en el caso de los libros electrónicos por ser "menos que comunicativos" en su testimonio. Más tarde, los documentos del caso describen que los altos ejecutivos de Apple seguían "muy enfadados" por la decisión, y que "nunca superarán el caso".

Así que se espera que Apple luche con uñas y dientes en el juicio de la App Store.

Precios de los libros electrónicos tras el lanzamiento del iPad
Este gráfico de la sentencia contra Apple en el caso de los libros electrónicos muestra cómo los precios de los libros se dispararon casi inmediatamente después del lanzamiento del iPad. US federal court

Y además