Pasar al contenido principal

José Antonio Álvarez (Santander) alerta del impacto negativo del impuesto a la banca para las entidades españolas

José Antonio Álvarez, CEO de Banco Santander.
José Antonio Álvarez, CEO de Banco Santander. Santander

a

El consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, ha cargado contra el impuesto a la banca que plantea el Gobierno, al considerar que podría generar una doble imposición que situase a las entidades españolas en una posición de desventaja competitiva frente a multinacionales de otros países.

Durante la presentación de resultados del primer semestre del año, el consejero delegado se ha mostrado contrario a poner impuestos sobre "rentas no generadas". "Creo que no es una buena práctica y también debería evitarse, en la medida de lo posible, la doble imposición", ha señalado.

En este sentido, ha apuntado que la entidad cuenta con una tasa fiscal del 36% que, en algunos mercados como Brasil, supera el 40%. "Si sobre esos dividendos que traemos de Brasil tenemos un nuevo impuesto en España... no me parece 'fair' (justo)", ha afirmado Álvarez, quien ha alertado de que esta doble imposición podría llevar a empresas españolas a "no ser tan multinacionales" o a "repensar su estructura legal".

"Si alguien como nosotros, que depende críticamente del dividendo de las filiales, tiene que, sobre un dividendo que ya ha pagado impuestos en el país de origen, pagar otro, esto puede afectar a la morfología de las entidades", ha advertido.

Sobre la posibilidad de trasladar la sede fuera de España o replantearse su política de precios y dividendos debido a esta "desventaja", el consejero delegado del banco cántabro no ha querido dar detalles sobre las acciones que adoptará la entidad si se materializa el impuesto a la banca.

"Tenemos que tomar decisiones acordes con los datos encima de la mesa, no hay ninguna intención de hacer algo o no, dependiendo de lo que se haga tendremos que tomar las decisiones que convengan", ha señalado.

Diferencia con el sistema fiscal británico

Álvarez ha advertido de que, para llevar a cabo un cambio en el sistema fiscal, es "razonable" que se busque evitar efectos colaterales "que puedan ser contrarios a lo que se persigue", y cree que la prioridad del Gobierno debería ser "crear empleo" y reducir la deuda externa.

Leer más: Así son las nuevas oficinas de la banca para seducir al cliente digital

"España tiene una deuda externa neta cercana al PIB y de ahí deriva alguno de los problemas que de los que hablamos, sí que nos gustaría que el sistema fiscal pensase en un ahorro a largo plazo, porque al final somos el único país de los grandes que tener deuda externa neta negativa. En España financiamos los déficits con ahorro externo, y eso nos hace ser significativamente más vulnerables", ha lamentado Álvarez.

Aunque en otros países sí existe un impuesto de este tipo, como en el caso de Reino Unido, Álvarez ha argumentado que el sistema fiscal británico es distinto al español, por lo que las tasas que se apliquen en ambos son "poco comparables".

Te puede interesar