Por qué una de las principales fuentes de ingresos de Klarna, una de las fintech más grandes del mundo, es también su principal quebradero de cabeza, según su CEO

Sebastian Siemiakowski, CEO de Klarna.
Sebastian Siemiakowski, CEO de Klarna.

Reuters

  • La fintech sueca Klarna se dedica al aplazamiento de pagos en grandes cadenas comerciales a cambio de una comisión. 
  • La empresa ha llevado por bandera que la mayoría de sus ingresos proceden de las comisiones que cobra a las empresas, pero un 20% de sus ingresos provienen de los consumidores. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Compra ahora y paga después. Este es el eslogan de uno de los servicios de la sueca Klarna, una de las fintech más grandes del mundo especializada en servicios de pago que presta a grandes cadenas como H&M. 

Klarna se ha convertido en gigante especializado en servicios de pagos que permite aplazar las compras en un par de clics pagando una comisión más baja que en otros servicios. La empresa ya cuenta con 85 millones de consumidores en 17 países, recientemente ha entrado en el mercado español, y se ha convertido en una de las más valoradas del mundo al alcanzar los 11.000 millones de dólares. 

En teoría, la compañía ha llevado como bandera que la principal fuente de ingresos provenía de las comisiones que cobraba a las empresas por facilitar sus servicios. Sin embargo, en los últimos tiempos se han incrementado los ataques hacia un modelo de negocio, que según sus críticos incitaría a consumidores con bajos ingresos a gastar más de lo necesario. 

"No somos perfectos, estamos aprendiendo", dijo su CEO Sebastian Siemiatkowski en una entrevista con el medio especializado en startups Sifted en referencia a las preguntas de si es demasiado fácil tomar dinero prestado a través de sus servicios. 

Siemiatkowski reconoció que los intereses pagados por los consumidores suponen más de un 20% del total de los ingresos de la empresa derivados de su servicio Slice que permite a los usuarios ampliar el plazo de los pagos de grandes compras hasta un máximo de 36 meses con un tipo de interés de hasta el 18,9%. 

Daniel Espejo, máximo responsable de la fintech Klarna en España: "Estamos unos cuantos pasos por delante de lo que la banca tradicional puede hacer"

Estos ingresos de intereses de consumidores harían referencia a lo que cobra la compañía a sus clientes por aplazar los pagos y no estarían dentro de esta partida las comisiones por penalización en caso de impago. El directivo no ha especificado cuánto generan estas en términos de ingresos. 

Siemiatkowski aseguró que esta partida es llamada "ingresos negativos". "No es un ingreso que queramos", apuntó. 

A pesar de esto, el ejecutivo aseguró en la entrevista que no se plantean un cambio en su estrategia a corto plazo apoyándose en la idea de que la fintech es todavía más amigable para el consumidor que los grandes bancos. 

"Animamos a que los usuarios utilicen el débito como principal forma de pago y que ocasionalmente utilicen otras formas", explicó el directivo. 

El servicio Pay Later de la compañía está en principio limitado a una cantidad no demasiado elevada para tratar de evitar los impagos y el sobreendeudamiento. "Creo que la mayoría de la gente piensa que está bien", señaló el directivo insistiendo que la mayoría de los consumidores que la utilizan pueden hacer frente a sus compras. 

Otros artículos interesantes:

Klarna, una de las mayores fintech de Europa, aterriza en España con una fuerte apuesta por el pago a plazos de las compras online

La irrupción de las fintech y la entrada de las tecnológicas revolucionan el negocio de los pagos: Moody's alerta de la presión competitiva a la que se enfrenta la banca tradicional

Una de las fintech que más dinero ha levantado en Europa comparte la clave para convencer a los inversores y señala el error más común que cometen las startups al intentarlo