La ley startup llega al Pleno del Senado este miércoles para su votación: su entrada en vigor ya es cuestión de semanas

Startup

Getty Images

  • El Pleno del Senado ya introduce en su orden del día la votación de la ley startup: será este miércoles en una sesión que arrancará a las 09:00 horas.
  • En la Cámara Alta, el texto ha recibido 60 nuevas enmiendas. Si prospera alguna, la norma volverá al Congreso para su ratificación. Su entrada en vigor se aproxima.

La ley startup se debatirá en el Pleno del Senado este miércoles, poniendo así fin a una tramitación parlamentaria que se ha prolongado prácticamente un año —en parte, por la intensa actividad legislativa de las Cámaras en 2022—. La norma ha logrado ser una de las que más consenso ha concitado, a pesar de las numerosas enmiendas que se han debatido.

El Consejo de Ministros presentó el anteproyecto de ley a mediados de 2021. La Ley de fomento del ecosistema de las empresas emergentes, el nombre oficial de la norma, volvía a la agenda política española después de que el Gobierno de Pedro Sánchez resultante de la moción de censura al PP de Mariano Rajoy en 2018 ya lo presentara por primera vez.

En aquella ocasión, la convocatoria de elecciones anticipadas en abril de 2019 provocó que el anteproyecto de ley para el Fomento del Ecosistema de Startups —como se la conoció entonces— quedase aparcada en un cajón.

En julio de 2021, con el Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos ya a pleno rendimiento desde principios de 2020, el Consejo de Ministros aprobó el nuevo anteproyecto, que fue recibido con cierta frialdad por parte del ecosistema. En una entrevista con Business Insider España, Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización, calmó los ánimos.

"Sabíamos que se nos pediría más ambición", dijo entonces. "¿Que se puede mejorar en muchos aspectos más? Para eso está la audiencia pública. Pero creo que solo queda un 10% por afinar", expuso entonces, refiriendo en todo momento tanto a ese período de audiencia como a la tramitación parlamentaria que llegaría unos meses después.

Los cambios que ha sufrido la ley

Lo cierto es que Artigas heredó el anterior anteproyecto y sobre el mismo cambiaron muchas cosas. En un principio startup iba a ser aquella empresa de cariz innovador que no tuviese más de 3 años. La antigüedad se subió a 5 años, 7 años en caso de empresas en sectores deep tech como el de la biotecnología, en las que se requiere más maduración tecnológica.

Del anteproyecto de julio al proyecto de ley que se conoció en diciembre se introdujeron más cambios, estos centrados en las stock options. 

Las stock options son un mecanismo que permite a empresas incluir dentro de la remuneración de un empleado "opciones para adquirir acciones de la firma durante un periodo de tiempo" y "habitualmente a un precio inferior a mercado", como explica Ignasi Costas, socio responsable del Área de Innovación y Emprendimiento del despacho de abogados DWF-RCD.

En el anteproyecto se contemplaba que esas stock options estarían exentas en su tributación como rendimientos del trabajo en los primeros 45.000 euros anuales. El proyecto de ley lo elevó a los 50.000 euros. Pero además en diciembre se supo, con la aprobación del proyecto de ley del Consejo de Ministros, que estas stock options solo se liquidarían en el momento de su venta.

Ni al recibirlas ni al comprarlas: solo se cotizaría por ellas al venderlas. 

El silencio administrativo de Enisa será positivo y los 'carried interests' serán rendimientos del trabajo: las novedades de la ley startup tras su paso por el Congreso

Nadia Calviño, ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital de España

Ya en tramitación parlamentaria la norma ha seguido recibiendo cambios. Por ejemplo, con el carried interest, la bonificación que pueden lograr los responsables de fondos de inversión si logran éxito: serán rendimientos del trabajo. O las cooperativas, que también podrán ser consideradas como startup ante el organismo certificador —Enisa— gracias a una enmienda aprobada en Cámara.

Con múltiples cambios llega finalmente el proyecto de ley que está a punto de convertirse en ley. Dio el salto a la Cámara Alta desde el Congreso a principios de noviembre y en la web del Senado ya aparece programado el Pleno de esta semana, que en la sesión de este miércoles recoge como punto del día esta iniciativa en trámite de urgencia.

La fecha no es baladí: precisamente por su tramitación por la vía urgente, la Cámara Alta tiene hasta el próximo 28 de noviembre como fecha límite para sacar adelante la norma. Hay más de 60 enmiendas pendientes de votación. Si no se aprueba ninguna, el documento no volverá al Congreso.

Como lo presumible es que alguna enmienda prospere, el texto regresará a la Cámara esta misma semana con un mensaje motivado, con lo que ya ahí el Hemiciclo votará la ratificación del texto. Si sale adelante con mayoría simple, el Congreso de los Diputados remitirá la norma al presidente del Gobierno. Si el Senado no introduce ninguna enmienda, lo hará la Cámara Alta.

Una vez en manos del presidente del Gobierno, el documento estará listo para la sanción real que se producirá en un plazo de 15 días. Que entre en vigor la esperada ley startup es cuestión de semanas.

Otros artículos interesantes:

Menos control para los peces gordos: una startup quiere cambiar la forma en la se pone precio a las salidas a bolsa

Los empleados de las startups de coches eléctricos que compiten contra Tesla están desmoralizados, y eso podría ser un golpe mortal para su negocio

Las startups españolas son cada vez más longevas y consiguen más inversión privada, aunque la incorporación de la mujer sigue siendo la gran asignatura pendiente

Te recomendamos