Pasar al contenido principal

Esta línea de joyería está fabricada con oro, plata y cobre extraídos de móviles desechados: comprar joyas y ser más ecológico pueden ir de la mano

Una mujer comprando joyas.
Getty Images
  • Existe una forma ecológica de comprar joyas al mismo tiempo que le haces un bien al planeta.

  • Se trata de G.OLD para NoWa — abreviatura de No Waste — y pretende crear joyas únicas con oro, plata y cobre extraídos de teléfonos desechados.

  • Descubre más historias en Business Insider España.

Existe una forma ecológica de comprar joyas al mismo tiempo que le haces un bien muy necesario al planeta. 

Anualmente se tiran 50 millones de toneladas de basura electrónica, según un informe de la ONU recogido por Forbes.

Y, por si fuera poco, el 70% de ella termina en vertederos o basureros. 

Pero, según Forbes, la diseñadora holandesa Eva Schreuder, consciente de esta problemática, ha creado una línea de joyería, en colaboración con la plataforma Back Market, cuyo lema es "ver la belleza en los residuos".

Se trata de G.OLD para NoWa — abreviatura de No Waste — y pretende crear joyas únicas con oro, plata y cobre extraídos de smartphones desechados. 

Así, esta iniciativa apuesta por recuperar algunos de estos metales preciosos y transformarlos en joyas de diseño con un precio asequible.

Según muestra la BBC, millones de móviles se tiran anualmente pero en realidad están llenos de tesoros que pueden ser aprovechados para otras cosas. 

Un estudio europeo de 2019 recoge que 700 millones de móviles que se encuentran en territorio de la Unión Europea están sin uso ni sin ser reciclados.

De esta manera, cada 100.000 smartphones proporcionan:

  • 2,4 kilogramos de oro

  • 25 kilogramos de plata

  • 900 kilogramos de cobre

Entonces, lo que para muchos es basura, con esta iniciativa pasa a convertirse en el tesoro de otros. 

Y es que, el problema no está únicamente en la generación de residuos electrónicos, sino en la falta de tratamiento adecuado que se le da a los mismos. Así lo afirma elEconomista y menciona que solo el 20% de la basura registrada en 2016 fue reciclada. 

Josette de Vroeg es la fundadora de NoWa y creó la compañía hace 4 años mientras trabajaba para Closing The Loop, una organización de reciclaje en Europa que busca reducir el desperdicio electrónico. 

Leer más: Accesorios y prendas con diseños extravagantes para engañar al software de reconocimiento facial

La colección está formada por 3 colgantes bañados en plata y oro, con un precio que oscila entre los 39,95 y los 49,95 euros. 

G.OLD x Back Market
Cortesía de G.OLD x Back Market.

Además, las joyas vienen acompañadas de una tarjeta explicativa que informa al consumidor de los materiales con los que han sido fabricadas. 

"Se trata de una tecnología que estamos acostumbrados a desechar pero que tiene mucho valor. Tirar tu smartphone es tirar oro, plata y cobre a la basura", señala Blanca Marín, directora de marca de Back Market España, en una entrevista con elEconomista.

Para Josette de Vroeg el objetivo final es producir piezas que creen una conexión consciente. Así, mientras el consumidor adquiere una joya hermosa, puede conseguir ser más ecológico. 

Back Market no recibirá ninguna ganancia procedente de las ventas de esta colección. 

Sin embargo, actualmente se ha asociado con NoWa para reciclar móviles inutilizables. 

"Esta colaboración con NoWa es una forma de llevar el mensaje a la gente de una manera nueva, de mostrarles el valor que tienen nuestros aparatos electrónicos y de demostrar que hay muchas pequeñas formas en que una persona puede hacer su parte para reducir nuestros residuos electrónicos, ya sea comprando aparatos electrónicos renovados o joyas sostenibles", comenta Vianney Vaute, cofundadora de Back Market a Forbes.

Para adquirir esta colección puedes ingresar en el portal de G.OLD x Back Market.

Y además