319 TB por segundo: Japón machaca el récord de la velocidad de Internet más rápida jamás alcanzada

Fibra óptica

Getty Images

  • La infraestructura de datos del mundo está lista para una gran revolución: en Japón se ha alcanzado el récord de la velocidad de conexión más rápida de Internet jamás lograda: 319 TB por segundo, casi el doble del récord anterior de 178 TB que se estableció en 2020. 
  • El nuevo hito se logró en una línea de fibra de más de 3.000 kilómetros de largo, dotándola de complementos innovadores para hacer la tecnología más eficaz. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

La expresión "rápido como un rayo" ya se puede aplicar a Internet con la boca bien abierta. En Japón se ha logrado este pasado mes de junio la velocidad de conexión más rápida del mundo. 

Según un documento presentado en la conferencia National Institute of Information and Communications Technology, se ha conseguido una tasa de transmisión de datos de 319 terabytes por segundo. El nuevo método de transferencia de datos divide las señales en varias longitudes de onda. 

Según explican desde Interesting Engineering, el nuevo récord se logró en una línea de fibras de más de 3.000 kilómetros de largo. Una de las mejores noticias, además de la velocidad de vértigo alcanzada, es que es compatible con la infraestructura de cable actual.

Prácticamente duplica el récord de 2020

Los números son impactantes porque la velocidad de Internet alcanzada es prácticamente el doble que el anterior hito alcanzado en 2020, de 178 TB por segundo. La cifra es todavía más espectacular teniendo en consideración que es 7 veces la velocidad del récord anterior de 44,2 terabytes establecido con un chip fotónico experimental. 

Para poner en perspectiva lo que supone este avance, la propia NASA usa una velocidad de 400 GB por segundo, primitiva en comparación con los espectaculares resultados obtenidos en el país nipón. Más abajo, los más comunes de los mortales o usuarios de a pie emplean hoy en día un máximo de 10 GB por segundo para su conexión doméstica a Internet

Para la velocidad más alta de la historia se utilizó la infraestructura de fibra óptica actual pero dotándola de algunos complementos avanzados, como 4 núcleos en lugar del estándar convencional. Las señales se dividieron en varias longitudes de onda enviadas al mismo tiempo, empleando una técnica conocida como multiplexación por división de longitud de onda (WDM). Para transportar más datos, también se usó una tercera banda menos utilizada, ampliándose la distancia con varias tecnologías de amplificación óptica.

Un largo viaje para la conexión más rápida de la historia

Récord velocidad de conexión a Internet

Getty Images

La transmisión comienza a través de una señal que genera 552 canales con diversas longitudes de onda. El envío se produce con un método de modulación de polarización dual, por el que algunas longitudes de onda van antes que otras, generando múltiples secuencias de señales, dirigidas a uno de  los cuatro núcleos dentro de la fibra óptica. 

Los datos transmitidos a través de este sistema se mueven a través de 70 kilómetros de fibra óptica, llegando a los amplificadores ópticos que aumentan su señal para el largo viaje. 

Otra novedad es que la señal atraviesa dos tipos novedosos de amplificadores de fibra, cuyos respectivos materiales son tulio y erbio. Después continúa su senda a través de los amplificadores ópticos Raman. 

Finalmente, las secuencias de señales se mandan a otro segmento de fibra óptica y el proceso se repite, permitiendo mandar datos a una distancia asombrosa de 3.001 km. 

Esta increíble fibra óptica de cuatro núcleos tiene el mismo diámetro que la de un solo núcleo que se usa en la transmisión convencional. Esto acarrea una importante ventaja, y será la facilidad de implementar en el futuro esta rapidísima prestación en la infraestructura que ya existe. 

Otros artículos interesantes:

5 millones por el código con el que se 'creó' internet: termina la subasta con la que el padre del World Wide Web, Tim Berners-Lee, ofrecía en NFT su invención

Por qué la fibra óptica de España es mejor que la del resto de Europa

Así funciona por dentro la fascinante red de cables submarinos que te conectan a internet

Te recomendamos

Y además