Luis de Guindos (BCE) alerta a los bancos de que la morosidad "seguramente" va a subir en los próximos meses y reitera la petición de prudencia

El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos
El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos
Reuters

La subida de tipos es uno de los grandes deseos de la banca. Su negocio central de tomar dinero prestado barato y prestarlo más caro se basa, precisamente, en la existencia de tipos de interés positivo. Los tipos negativos del Banco Central Europeo (BCE) han creado un escenario adverso y contrario a la lógica monetaria en los últimos años, que ahora va a comenzar a cambiar. 

Sin embargo, este giro de la política monetaria no está exento de riesgo. Luis de Guindos, vicepresidente del BCE, ha advertido que hay que hacer un análisis con mayor perspectiva de la situación económica en su intervención en el curso Sostenibilidad y recuperación: las palancas del cambio económico, organizado por la APIE junto con la Universidad Menéndez Pelayo y BBVA que se celebra estos días en Santander. 

"Si uno se centra en un análisis parcial, llegaría a la conclusión de que es muy positiva, pero hay que hacer un análisis más general. Cuando se mira desde el punto de vista de equilibrio general tienes la parte positiva, pero también una desaceleración económica y que tus clientes puedan tener más dificultades para el pago de créditos", ha dicho De Guindos. 

"Seguramente la morosidad va a subir y eso hay que ponerlo en un contexto de desaceleración económica y eso hay que ponerlo en un contexto de alta inflación que en el caso de las familias reduce su capacidad de pago", ha apuntado. 

Con estos mimbres, el vicepresidente del BCE ha vuelto a lanzar un mensaje de prudencia a los bancos. "Es muy importante que los bancos sean prudentes, que continúen con los niveles de provisiones adecuados", ha señalado. 

La incertidumbre generada por la guerra de Ucrania hace que el BCE plantee, además, un escenario más adverso en el que la zona del euro entraría en recesión en el año 2023. 

El mecanismo para evitar la fragmentación 

Los anuncios de la subida de tipos de interés del BCE el 9 de junio causaron turbulencias en los mercados, que comenzaron a presionar las primas de riesgo periféricas. Un escenario que derivó en una reunión extraordinaria donde se anunció un mecanismo para tratar de evitar esta presión. 

De Guindos ha explicado que "pasaron cosas" entre las dos reuniones, elementos que afectaron al conjunto de los mercados que el BCE tiene que considerar y cuando se modificaron estas circunstancias, el consejo extraordinario volvió a reiterar su compromiso contra la fragmentación del mercado. 

El vicepresidente del BCE ha destacado que este mecanismo, que permite luchar contra la fragmentación, deja más margen al organismo para centrarse en la política monetaria.

"Creo que si la política monetaria está convencida que los instrumentos antifragmentación pueden luchar contra la fragmentación, puede centrarse en la lucha contra la subida de la inflación", ha dicho dado que "deja las manos más libres a la política monetaria". 

En este sentido, De Guindos ha señalado que lo que implica la fragmentación es que una familia o una empresa en España, en Italia o en otro país potencialmente vulnerable tiene que pagar más costes como consecuencia. El vicepresidente ha apuntado que es entendible una diferencia entre las primas de riesgo porque el riesgo país no es el mismo, pero que existen otros factores ajenos que se pueden controlar con este mecanismo. 

"Lo que implica es que los impulsos de política monetaria no lleguen de manera homogénea a todos los mercados. Pone en riesgo la estabilidad financiera. Incremento de las primas, esto se traslada a los países más vulnerables y acaba trasladándose a la economía real", ha señalado. 

Otros artículos interesantes:

Alerta por incertidumbre: las previsiones económicas se complican ante un escenario de inflación elevada prolongada y aumento del coste de la deuda

El Banco de España pide a las entidades "mantener la prudencia" para hacer frente al posible aumento de la morosidad tras las carencias de los créditos de la pandemia

Te recomendamos