El Banco de España pide a las entidades "mantener la prudencia" para hacer frente al posible aumento de la morosidad tras las carencias de los créditos de la pandemia

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España
Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España
Europa Press
  • La ratio de dudosos se mantiene estable en el entorno del 3% desde principios de 2020, señala el regulador en su Memoria de Supervisión anual del ejercicio 2021, pero advierte de que es "necesario mantener la prudencia". 
  • "Es posible que en un futuro próximo se produzcan deterioros adicionales de estas magnitudes derivados de la materialización diferida en los balances de las entidades de parte del impacto de la crisis del COVID-19", señala el regulador.  
  • Comienza el día bien informado con la selección de noticias de Business Insider España: suscríbete gratis aquí.

El Banco de España sigue pidiendo cautela a las entidades. Aunque la morosidad de los bancos se mantiene en el entorno del 3%, el regulador pide "mantener la prudencia" por si esta repuntara una vez que se retiren las medidas de estímulo puestas en marcha para amortiguar el impacto económico de la pandemia del COVID-19. 

La ratio de dudosos se mantiene estable en el entorno del 3 % desde principios de 2020, señala el regulador en su Memoria de Supervisión anual del ejercicio 2021. 

"No obstante, es necesario mantener la prudencia, dado que es posible que en un futuro próximo se produzcan deterioros de la calidad de los activos crediticios derivados de la materialización diferida en los balances de las entidades de parte del impacto de la crisis del COVID-19", señala la institución en el texto. 

De esta forma, aunque el regulador reconoce que "la recuperación de la situación financiera de los bancos españoles en 2021 es apreciable en numerosos indicadores, que se acercan o, incluso, mejoran los niveles previos al estallido de la crisis sanitaria", advierte de que todo el peligro no ha pasado. 

"Es posible que en un futuro próximo se produzcan deterioros adicionales de estas magnitudes derivados de la materialización diferida en los balances de las entidades de parte del impacto de la crisis del COVID-19", señala el regulador. 

Los créditos impulsados dentro del paquete de medidas para amortiguar el impacto de la pandemia con el aval del ICO contaban con una serie de carencias y moratorias que todavía no han vencido, por lo que en el momento de su vencimiento podrían hacer aflorar una morosidad que actualmente no se ve.

A pesar de que las propias entidades se han mostrado optimistas frente a la situación de estos vencimientos, el Banco de España mantiene su petición de prudencia, que ya ha manifestado en anteriores ocasiones. 

El regulador no pide nuevas provisiones, sino mantener las que ya realizaron los bancos en el momento más duro de la pandemia para estar preparados ante una posible caída de la economía.  "En todo caso, las provisiones acumuladas durante la pandemia deberían suavizar las posibles necesidades de fondos derivados de estos potenciales deterioros", señala el Banco de España. 

Mejorar de la rentabilidad en 2021 

En este documento, el Banco de España señala que la rentabilidad "se ha recuperado significativamente en 2021 respecto al anómalo ejercicio anterior". En 2020, los fuertes saneamientos que llevaron a cabo los bancos llevaron este ratio al terreno negativo. ,

Lo que sí considera el Banco de España que "sigue vigente" es el "desafío" para adecuar la estructura de las entidades al estrecho margen de intereses y a la creciente presión competitiva del sector.

Respecto al comportamiento de la ratio de eficiencia, el organismo considera que ha tenido un comportamiento "estable". "Durante todo este período, las entidades han conseguido compensar el estrechamiento progresivo del margen de intereses y la consecuente reducción del margen bruto, con reducciones en sus costes de estructura", apunta en la Memoria. 

"En 2021, los costes de estructura han repuntado significativamente como consecuencia de los planes de reestructuración del sector, siendo más notable en las entidades fusionadas durante el último año", señala el Banco de España respecto al impacto de los últimos movimientos de concentración en este ratio. 

La solvencia de las entidades españolas ha mantenido la tendencia ascendente, produciéndose una ligera mejora desde el segundo trimestre de 2021 por la contribución positiva de los resultados y de los menores activos ponderados por riesgo (APR), en parte condicionada por operaciones corporativas.  Las ratios de solvencia medias del sistema se mantienen, sin embargo, por debajo de sus homólogas europeas. 

Otros artículos interesantes:

El Banco de España recorta las previsiones de crecimiento para España al 4,5% y eleva la inflación al 7,5% por la guerra de Ucrania, que supone una "severa perturbación económica"

La banca seguirá buscando rentabilidad en 2022, mientras lucha con las 'fintech' por atraer a los clientes más digitales sin perder de vista a Google o Facebook

Las 'fintech' disparan las rondas millonarias para seguir creciendo, ampliar servicios y atacar nuevos mercados en su guerra con los bancos

Te recomendamos