Pasar al contenido principal

La mala alimentación es responsable de una de cada cinco muertes en el mundo, más que las causadas por el tabaco

Hamburguesa
Unsplash
  • La mala alimentación causa una de cada cinco muertes: unos 11 millones de fallecimientos en 2017. 
  • En comparación, el tabaco es responsable de 8 millones de muertes. 
  • El bajo consumo de cereales integrales, frutas y el exceso de sal se asocian al 50% de esas muertes. 

Las muertes asociadas a la mala alimentación ya tienen una cifra que supera a las causadas por el tabaco: unos 11 millones de fallecimientos en 2017 estuvieron relacionadas con una dieta pobre frente a los 8 millones causados por el tabaco, según un estudio publicado en The Lancet

La investigación Carga global de enfermedad examina las tendencias de consumo  en 1995 entre entre 1990 y 2017. El aumento hasta los 11 millones de 2017, que supone uno de cada cinco fallecimientos, se asocia a un incremento de la población y la mayor expectativa de vida, según explica el estudio. 

Los resultados del estudio revelan que las principales causas de mortalidad han ido cambiando desde las infecciones y los problemas congénitos hasta el cáncer, las enfermedades cardiovascuales y la diabetes. De hecho, de las 11 millones de muertes ligadas a una dieta pobre, unos 10 millones fueron por enfermedades cardiovasculares; 913.000 por cáncer y 339.000 por diabetes. 

"La mala alimentación es un asesino que no hace distinciones", explica el doctor Afshin, profesor del Instituto para la Métrica y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington y principal autor del artículo, "hemos observado que los riesgos afectan de forma similar a toda la población, independientemente del nivel de desarrollo y del estatus económico"

Los principales factores de riesgo ligados a la nutrición para enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes son el bajo consumo de cereales integrales, frutas y el exceso de sal. Estos tres factores dietéticos representan más del 50% de las muertes, seguido del consumo excesivo de carnes procesadas, rojas, bebidas azucaradas y las grasas trans. 

Leer más: 12 falsos mitos sobre la dieta y la alimentación

España es de los países menos afectados

 "Los países mediterráneos tienen datos positivos por un consumo importante de algunos alimentos saludables, como verduras, pero están por debajo en cereales integrales", explica el doctor Ashkan Afshin. 

España, en concreto, es el tercer país con menos muertes por esta causa, por debajo de Israel y Francia. El estudio resalta que 

Los autores creen que se necesita una intervención integral en el sistema alimentario para fomentar la fabricación, distribución y consumo de alimentos saludables; en vez de restringir los alimentos menos saludables. De hecho, los autores resaltan que las muertes se producen más por un déficit de alimentos saludables en la dieta que por consumir muchos que son malos para la salud. 

En el estudio han participado más de 130 científicos de casi 40 países y ha recibido financiación de la Fundación de Bill y Melinda Gates.

Y además