El litio subió un 738% desde enero de 2021: este gráfico muestra la gran subida de precio de los materiales clave para la transición ecológica

Litio

Reuters

Un reciente informe elaborado por la Agencia Internacional de Energía plasma la acusada subida de precio de los principales materiales clave para la transición ecológica y energética, cuyos costes se hincharon en 2021 y se aceleraron especialmente en el primer trimestre de 2022. 

Durante el pasado año, el litio y el cobalto duplicaron con creces su precio, mientras que los del cobre, el níquel y el aluminio aumentaron entre un 25% y un 40%. El cóctel de factores combina el incremento en la demanda, la preocupación por la escasez en la oferta y los constantes problemas de cuello de botella en la cadena de suministro

La tendencia alcista de precios se ha prolongado y agudizado este 2022: el litio se ha multiplicado dos veces y media, mientras que otros metales como el aluminio y el níquel han aumentado considerablemente su coste debido a la invasión rusa de Ucrania, siendo Rusia uno de los principales proveedores.

Hay un dato clave: los incrementos de estos materiales clave para las renovables y la electrificación de la economía o el transporte subieron mucho más desde el inicio de 2021 que en los mayores aumentos anuales observados en toda la década de 2010.

De hecho, en la pasada década los aumentos anuales promedio de los precios de todos los minerales fueron modestos: 1% para el aluminio en el extremo inferior y 13% para el litio en el extremo superior. Las cifras actuales son mucho más elevadas. 

Por colores, el azul clarito destaca el incremento de precio (enero 2021-marzo 2022), el azul oscuro señala el mayor aumento anual en la década de 2010 y el verde, el incremento anual promedio en la década de 2010.

Aunque en los últimos meses el níquel —clave para la fabricación de baterías de coches eléctricos— ha sido el gran protagonista de las subidas extremas de precio, la revisión señala el dramático incremento del litio, que ha escalado un 738% entre enero de 2021 y marzo de este año. 

Tu viejo móvil esconde un tesoro: por qué debemos reciclar la basura electrónica en lugar de exprimir la minería hasta la extenuación

También es sobresaliente la subida del cobalto de un 156%. Otros como el propio níquel, el cobre o el aluminio han aumentado aproximadamente entre un 25 % y un 40% en 2021, continuando su ascenso en lo que va de año. 

Peligra el abaratamiento de la tecnología de energía limpia

La innovación y las economías de escala han permitido abaratar con creces el coste de elementos tecnológicos como las baterías o las células solares fotovoltaicas, mientras que las materias primas solamente experimentaban un ligero incremento... hasta 2021. 

Sin embargo, la Agencia Internacional de la Energía avisa de que, a medida que aumenta la demanda y se encarecen los materiales críticos, la tendencia a que el coste de la energía limpia descienda podría revertirse. 

En el complejo contexto sociopolítico actual marcado por el conflicto entre Rusia y Ucrania, muchos países están haciendo movimientos para depender menos del petróleo ruso, pero el país también es un proveedor destacado de minerales críticos como níquel, cobalto y grafito, fundamentales para fabricar baterías. 

Rusia también se trata del principal productor de paladio, utilizado en convertidores catalíticos, y produce el 45% del uranio enriquecido del mundo. "El creciente aislamiento internacional del país ejerce una presión adicional sobre los mercados ya ajustados", destacan desde la AIE, haciendo hincapié sobre "la importancia de las fuentes de suministro diversificadas".

Otros artículos interesantes:

De las pilas alcalinas a los discos duros: cómo afectará la salvaje escalada del níquel a tu bolsillo, según los expertos

Estos son los elementos químicos que pueden sustituir al litio en las baterías

El coche eléctrico se convierte por primera vez en el principal consumidor de cobalto a nivel mundial, superando a móviles y ordenadores portátiles

Te recomendamos