Microsoft lanza un servicio en la nube para ayudar a otras empresas a reducir su impacto climático

Microsoft afirma que se descubrió una nueva brecha de seguridad en la investigación de presuntos 'hackers' de SolarWinds

Lucas Jackson/Reuters

El cambio climático se ha convertido en una de las grandes preocupaciones de algunas empresas, que se muestran comprometidas con el medio ambiente y que quieren reducir la huella que dejan en el planeta con su actividad. 

Microsoft es una de esas compañías, y junto con la presentación de Windows 365, la compañía ha querido poner de manifiesto sus avances en materia medioambiental, ya que está decidida a reducir la huella de carbono que deja en el planeta y está dando pasos para conseguirlo. Pero también quiere ayudar a que otras empresas hagan lo propio respecto a su negocio a través de su nuevo servicio en la nube: Microsoft Cloud for Sustainability.

Este nuevo servicio en la nube está diseñado para que las empresas tengan un medio y un método para medir y comprender las emisiones de carbono que realizan, lo cual les permitirá detectar posibles errores y actuar para reducirlas.

"El mundo enfrenta una necesidad urgente de reducir drásticamente su consumo de carbono. Los expertos en clima mundial coinciden en que las personas, las empresas, las industrias y las naciones deben tomar medidas urgentes", ha declarado la compañía.

Microsoft considera que reducir las emisiones requiere medidas colectivas, pero si las empresas no pueden registrar su huella ambiental, no pueden saber cómo actuar, ni qué es lo que tienen que cambiar. 

Con Microsoft Cloud for Sustainability, las diferentes compañías podrán registrar datos acerca de sus emisiones de carbono, pero además ofrece un conjunto de conocimientos que permitirán a las empresas "acelerar  cada etapa de su viaje a la sostenibilidad".

Esto implica que desde la dirección de la nube se podrá informar sobre las emisiones de carbono de la empresa, la empresa podrá ofrecer a los clientes un seguimiento de sus progresos en cuanto a sostenibilidad, y los clientes podrán identificar y rastrear si están cumpliendo con sus objetivos en este sentido, entre otras cosas.

Para el 2030, Microsoft planea que el 100% del consumo de electricidad de la compañía provenga de fuentes que no emitan carbono, y ya se está encargando de comprar su electricidad de fuentes limpias, algo que ha posicionado a la tecnológica como uno de los mayores compradores de energía renovable del mundo. Con este nuevo servicio, la compañía busca hacer más fáciles las cosas al resto de empresas en materia medioambiental, y es otro paso más para contribuir a mejorar el planeta.

Otros artículos interesantes:

Cómo acceder al programa Windows Insider de Microsoft para probar la beta de Windows 11

"Microsoft, Microsoft, Microsoft": en las reuniones del equipo de aplicaciones empresariales de Amazon no se habla de otra cosa

Más de 8 millones de euros en tarjetas regalo: la increíble historia de Kvashuk, el ingeniero ucraniano que se hizo rico estafando a Microsoft

Te recomendamos

Y además