Así es el MIIT, el HIIT para embarazadas que se ha puesto de moda

Embarazada realizando deporte en casa

Getty

  • Si estás embarazada tienes el método MIIT, que es una variante especial del HIIT con menor intensidad y restringiendo algunos ejercicios que no puedes o debes realizar en tu estado. 
  • Siempre consulta antes con tu médico, pero si no hay contraindicaciones, no tienes por qué renunciar al deporte, incluso de cierta intensidad, siempre controlada.
  • Además, tienes una serie de ejercicios específicos para embarazadas, aparte de las siempre convenientes actividades como caminar o nadar. 

Acabaron esos tiempos en que primaba lo de reposo durante el embarazo. Salvo prescripción médica, las mujeres pueden disfrutar no solo del deporte, sino de cierta intensidad en los ejercicios, lo que se conoce como MIIT, una variante del HIIT

Si antes del embarazo eras una asidua del gimnasio, no lo echarás de menos en gran parte de la gestación, y no solo con ejercicios básicos y suaves, gracias a este sistema que se ha puesto de moda. 

Ideal si ya practicabas el HIIT

Si estabas tan en forma antes del embarazo, que practicabas el HIIT, los ejercicios de alta intensidad que tanto bien hacen a tu cuerpo y a tu salud, no tendrás que renunciar a todo ello gracias al MIIT. Seguirás tonificando tu cuerpo y quemando calorías incluso en avanzado estado de gestación. Eso sí,  insistimos que con el visto bueno de tu médico. 

Obviamente, el MIIT no solo varía en parte de la intensidad del HIIT, sino en los ejercicios o el modo diferente de hacerlos, al menos en ciertos casos, debido al embarazo. De hecho, ya la letra M de las siglas se refiere a moderación, con lo que la clave es restringir ciertos ejercicios HIIT y moderar otros. 

Cuáles son los límites

Se trata de bajar los límites, pero ¿cuánto? Igual antes del embarazo llevabas a tu cuerpo al límite, pero ahora toca moderación y adaptar las series y cómo hacerlas a la evolución de la gestación. Lo primero es consultar con tu médico para ecualizar digamos esa intensidad,  

De todas formas, no hay dos embarazos iguales y tu cuerpo puede responder mejor o peor a ciertos ejercicios. Ante todo, puedas o no, estar cómoda con los ejercicios, sin forzar en ningún momento. Escucha tu cuerpo, pero en caso de duda, mejor vuelve a lo más moderado. 

Las rutinas deportivas

Al margen del MIIT, que además tiene la ventaja de poder hacerlo cómodamente en tu casa, no olvides complementarlo con ejercicios de bajo impacto y que podrás hacer casi hasta el último momento, como caminar, nadar o bailes suaves. Lo fundamental es evitar el sedentarismo. 

También emplea ejercicios específicos para embarazadas, como las sentadillas y basculación pélvicas, los ejercicios de Kegel o el yoga, perfecto para ejercitarlo en la gestación. 

Sentadillas e inclinación pélvica

Las sentadillas son excelentes para desarrollar fuerza en las piernas mientras abres la pelvis. Puedes hacerlo normalmente o hacerlo con la espalda contra la pared. La inclinación pélvica puede reducir el dolor de espalda y preparar el cuerpo para el parto

Para realizar este ejercicio durante el embarazo debes seguir estos pasos: Acuéstate a cuatro patas con la cabeza alineada con la espalda, contrae tus abdominales y empuja tu espalda hacia arriba para formar una joroba, manteniendo esta posición durante unos segundos y luego relájate lentamente.

Qué son los ejercicios de Kegel

Ayudan a fortalecer los músculos del suelo pélvico, ya que durante el embarazo, el tono muscular de esta zona suele perderse debido al esfuerzo extra. Para ello deberás seguir los siguientes pasos:

  • Vacía su vejiga antes de comenzar.
  • Contrae y relaja los músculos del suelo pélvico en secuencia.
  • Repite esta acción 10 veces seguidas.

En cuanto al yoga y la meditación, es ideal para controlar la respiración y estar más relajada durante el parto. 

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.

Etiquetas: