Modelo 145 de Hacienda: la clave de tus retenciones de IRPF

Rellenar documento

Si tu empresa todavía no te lo ha dado, pronto lo hará. El modelo 145 de Hacienda es uno de esos documentos ineludibles que se rellenan por lo menos una vez al año. 

Es un modelo clave para que la empresa pueda calcular las retenciones de IRPFde acuerdo a la situación de cada empleado. A través del modelo 145 el trabajador comunica al pagador los datos personales y familiares que la compañía tiene que usar en sus cálculos. 

Quiénes tienen que rellenar el modelo 145

Todos los trabajadores tienen que rellenar y presentar el modelo 145 a la empresa. Es su obligación comunicar sus datos para que la compañía pueda calcular sus retenciones. 

A partir de ahí, es la empresa quien está obligada a calcular correctamente cuánto debe retener. 

Por eso mismo es muy importante que los datos que se entregan a la empresa sean verídicos y correctos. Si no lo son, la retención de IRPF estará mal calculada y eso afectará al resultado de la declaración de la renta.

Al final las retenciones son un dinero que se adelanta a Hacienda todos los meses a cuenta de lo que habrá que pagar en la declaración de la renta. En el momento de hacer el IRPF se restan a lo que habría que abonar y si el resultado es negativo, la Agencia Tributaria devuelve ese exceso retenido. 

Si las retenciones están bien calculadas y no puedes disfrutar de grandes deducciones, harán que se pague poco en el IRPF. Y si hay deducciones que aplicar, puede que incluso acceder a la devolución de la renta. 

Cómo pedir que te suban la retención de IRPF y en qué situaciones debes solicitarlo

Cómo se rellena el modelo 145

Completar el modelo 145 no lleva más de 10 minutos. El formulario se divide en siete apartados que hay que completar. Estos apartados sirven para determinar tu situación personal y familiar. También hay un apartado económico que normalmente rellenará la empresa.

Esto es lo que hay que indicar en cada apartado.

Datos personales y situación familiar

Lo primero que hay que hacer es identificarse con el NIF, nombre y apellidos y año de nacimiento.

Lo siguiente es indicar la situación familiar, para lo que el Modelo 145 ofrece tres posibilidades:

  • Situación 1. Personas solteras, viudas, divorciadas o separadas con hijos menores de 18 años su cargo o mayores discapacitados que convivan exclusivamente con ellos. Es decir, familias monoparentales.
  • Situación 2. Personas casadas con o sin hijos cuyo cónyuge no ingrese más de 1.500 euros sin incluir las rentas exentas. 
  • Situación 3. El resto de casos, que incluye solteros sin hijos o personas casadas cuya pareja gane más de 1.500 euros. 

Además, también hay que indicar si se tiene algún grado de discapacidad o si puedes beneficiarte de la deducción por movilidad geográfica. Este beneficio se reserva a personas en paro que acepten un trabajo en una provincia diferente a la que residen. 

Descendientes y ascendientes

Los siguientes dos apartados son para los hijos, incluidos los adoptados, y los padres. 

Quienes tengan hijos menores de 25 años que ganen menos de 8.000 euros al año deben rellenar este apartado. También hay que cumplimentarlo con hijos mayores, pero discapacitados.

Si los hijos viven solo contigo y no hay custodia compartida hay que marcar la casilla de ?cómputo por entero de hijos o descendientes?.

El apartado número tres es para los ascendientes mayores de 65 años que tienen que cumplir los mismos requisitos que en el caso anterior. 

Ventajas y desventajas de hacer la declaración de la renta conjunta

Pensiones y anualidades por alimentos

Si pagas una pensión alimenticia a tus hijos o una pensión compensatoria al ex cónyuge hay que indicarlo aquí. 

Recuerda que solo hay que rellenarlo si esa pensión es fruto de una decisión judicial. Si se trata de un acuerdo extrajudicial no tendrá validez en el IRPF y, por lo tanto, tampoco al calcular las retenciones. 

Deducción por inversión en vivienda habitual

Si compraste una casa antes de 2013 y pagas una hipoteca, la empresa ajustará tu retención siempre que tus ingresos sean inferiores a 33.007,2 euros. 

Cuándo se presenta el modelo 145

El modelo 145 se presenta por lo menos una vez al año a principios del ejercicio para comunicar o confirmar los datos personales a la empresa.

Además, también hay que presentarla cada vez que cambie la situación personal. Por ejemplo, en caso de tener un hijo o de contraer matrimonio. El plazo para comunicarlo es de 10 días desde que se produzca el cambio. 

Qué pasa si después hay errores

La empresa tiene que calcular las retenciones de forma adecuada, pero para ello necesita que los datos sean correctos. Si se comunican datos erróneos o inexactos y la retención es menor, Hacienda podría llegar a multar al empleado. 

Este fallo es una infracción tributaria que se puede sancionar con una multa de entre el 35% y el 150% de las cantidades que se dejaron de retener

Cuando la retención es mayor no habrá sanción, pero estarás adelantando a Hacienda un dinero que podrías aprovechar mes a mes. 

Otros artículos interesantes:

Las tablas de la renta 2022: así puedes calcular tu retención

¿Qué es el valor de referencia y cómo afecta a la compra de tu casa?

¿Es buena idea subir los salarios para aguantar una inflación desbocada?

Te recomendamos