Pasar al contenido principal

Las mujeres de la realeza británica siempre llevan bolsos de mano

Kate Middleton casi siempre opta por el bolso de mano.
Kate Middleton casi siempre opta por el bolso de mano. Getty
  • Un experto en etiqueta cree que Kate Middleton casi siempre lleva un bolso de mano para evitar las situaciones incómodas en las que tiene que dar la mano.
  • Por su parte, la reina Isabel II casi siempre lleva un clutch con una correa corta, que a menudo también sostiene con ambas manos.
  • Sin embargo, Meghan Markle, futura esposa del príncipe Enrique, parece menos incómoda por el contacto con el público.

Los miembros más mayores de la familia real, como la duquesa de Cambridge, casi siempre llevan un bolso de mano tipo clutch, y hay una teoría que explica el por qué.

La fundadora de Beaumont Etiquette, Myka Meier, comentó en Good Housekeeping que "cuando la duquesa está en un evento, sostiene su bolso con ambas manos enfrente de ella en los momentos en los que dar la mano puede resultarle incómodo. O puede colocarlo en una mano para tener la otra libre. Nunca lo coloca debajo del brazo o lo deposita en el suelo o en la mesa".

Si volvemos la vista atrás en el archivo fotográfico, es raro ver a Kate Middleton sin un bolso de mano. La mayoría de las veces es fotografiada durante las apariciones públicas sosteniéndolo frente a ella con ambas manos.

Kate Middleton combina su estilismo con el bolso de mano.
Getty

Por su parte, la reina Isabel II es una incondicional de los bolsos con correa corta, que puede sostener con ambas manos o colgar de su muñeca o brazo.

La reina Isabel II también se decanta por el bolso de mano.
Getty/Chris Jackson

Meghan Markle optó por un estilo formal parecido cuando asistió al servicio religioso del pasado día de Navidad junto a la familia real en el King's Lynn...

Meghan Markle combina su original sombrero marrón inspirado en los 60s con su bolso de mano.
Getty/Chris Jackson

...pero la semana pasada, durante una visita al castillo de Edimburgo, se decantó por un estilismo un poco más relajado que acompaño con un bolso sencillo cruzado, lo que llevó a algunos observadores a sugerir que había vuelto a desafiar la tradición real.

Meghan Markle acompaña a su prometido, el príncipe Harry, en compañía de uno de sus múltiples bolsos de mano en su visita al Castillo de Edimburgo.
Getty

El contacto con el público no parece incomodar a Markle y, precisamente la semana pasada, encabezó los titulares debido a que abrazó a un trabajador de una organización benéfica.

Durante su paso por el Castillo de Edimburgo, se sirvió de sus manos libres para aceptar regalos e interactuar con sus admiradores, que le transmitieron sus mejores deseos.

Meghan Markle recibe regalos por parte de sus admiradores frente al Castillo de Edimburgo.
Getty

Te puede interesar