Los nómadas digitales: el estilo de vida de trabajar desde donde quieras es más accesible que nunca

Hombre trabajando en la playa
Getty Images / Poike

Gauri Jaswal estaba estudiando en el extranjero, en Londres, cuando la pandemia encerró al mundo y la forzó a estudiar online. 

Con las restricciones de viaje de su país de origen, India, cada vez más estrictas, Jaswal y su compañero americano decidieron quedarse en Europa, pero viajando por todo el continente. Esta experiencia le sirvió a Jaswal para darse cuenta de que no quería atar su vida a una localización específica debido al colegio o al trabajo. 

Después de graduarse en diciembre de 2021, Jaswal se convirtió en una nómada digital, es decir, alguien que viaja y trabaja desde cualquier lugar. 

El año pasado, 15.5 millones de americanos se consideraron a sí mismos nómadas digitales, según un estudio de la plataforma de soluciones de gestión MBO Partners. 

Estos son los requisitos que debe cumplir un nómada digital para teletrabajar en España y en otros países europeos

La pandemia fue un momento decisivo para el estilo de vida de los que llevan años trabajando desde cualquier lugar del mundo, con un aumento del 49% de personas que se identifican como nómadas digitales entre 2019 y 2020. 

Este aumento es posible gracias a los más de 40 países que ofrecen visados para este tipo de trabajador, como Costa Rica, Taiwán o Portugal, entre otros. Debido al aumento del coste de la vida en los Estados Unidos, los trabajadores que tienen esta posibilidad pueden estar buscando localizaciones nuevas donde sea más barato vivir. 

Business Insider ha hablado con varios nómadas digitales y con asesores de traslados sobre cómo encontrar un trabajo de jornada completo, flexible y remoto, y sobre cómo es este estilo de vida. 

Toma la decisión si eres curioso 

Si el estilo de vida digital pica tu curiosidad, es una señal de que puede ser perfecto para ti, explica Kristin Wilson, una nómada digital que lleva una consultoría de relocalización desde hace 11 años. 

Este estilo de vida se ha hecho cada vez más accesible gracias a los avances tecnológicos y a la capacidad de las visas de trabajo remoto. 

Lindsey Miller-Voss, su madre, su hija y sus 2 mascotas han sido seleccionadas como una de las 12 familias en participar en el programa de Airbnb "vive donde quieras", que ofrece un año de alojamiento subvencionado en propiedades de la compañía a cambio de su aportación y ayuda para mejorar las estancias de larga duración. 

"Si podemos hacer que esto funcione con toda nuestra locura, es alcanzable para cualquier familia", comenta Miller-Voss, cuya hija Anna está documentando su viaje en carretera con Airbnb en su blog. 

Establece tu fuente de ingresos 

Antes de que los potenciales nómadas digitales comiencen a soñar a dónde querían viajar, Wilson, autora del libro Nómadas digitales para dummies, recomienda identificar cómo se pagarán los costes de los viajes. 

Para algunas personas, esto significa pedir permiso a sus jefes para poder trabajar desde cualquier lugar, explica. Para otros, puede significar cambiar de trabajo o de industria, hacerse autónomo o montar una empresa online. 

Dejé mi trabajo para viajar y trabajar a distancia hace 5 años: esto es lo que me hubiera gustado saber antes de hacerlo

Miller-Voss, que trabaja a tiempo completo de forma remota, recomienda ser abierto y honesto con tus responsables. Cuando fue seleccionada para el programa de Airbnb, le dijo a su jefe que continuaría trabajando con el horario del este de Estados Unidos y que su habilidad para cumplir con los plazos no cambiaría. 

El denominador común entre los clientes de Wilson en los últimos 11 años, es que tienen fuentes seguras de ingresos, explica la autora del libro. Mientras que es posible viajar y encontrar trabajo, disfrutas más cuando sabes de dónde vendrá tu próxima nómina, afirma Paul Hunkin, un desarrollador de software y 'nómada digital', a Business Insider. 

Escoge tu destino sabiamente

Hay varios factores que Wilson, que también graba un podcast sobre este estilo de vida llamado Nómadas digitales malotes, asegura que los que quieran adentrarse en esta aventura tienen que considerar bien su destino: que no sea demasiado caro, que esté próximo a zonas pobladas, que tenga infraestructura para el internet, además de tener en cuanta el clima, la seguridad y la diferencia horaria. Después de esto, es cuestión de preferencias. 

Wilson explica que tu primera localización no tiene por qué ser tu destino final ni donde te quedes un largo periodo de tiempo. 

Jaswal, que comenzó una empresa en consultoría de relocalización llamada Mitzpe Travel Planning, se mudó desde New Haven, Connecticut a la ciudad de México por 4 meses. 

Después de eso, se mudó a Dubai y ahora está planeando sus siguientes viajes a Israel, Grecia o Croacia. Para planificar estas excursiones, Jaswal usa las páginas web de Work from Anywhere, Kayak y Wikipedia para obtener información sobre la conexión wifi, las restricciones del Covid-19 y las visas necesarias. 

Leer los comentarios y las valoraciones para el alquiler de corto plazo en las plataformas como Airbnb es fundamental para Miller-Voss. Aconseja a los aspirantes nómadas que lean las opiniones de huéspedes similares, para asegurarse de que la propiedad es una buena opción. 

Miller-Voss busca reseñas de "viajes de chicas", que indiquen que el espacio es seguro para las viajeras, y los lugares donde la gente haya utilizado el wifi para trabajar. 

Controla tu ritmo de trabajo para encontrar el equilibrio

Aunque la perspectiva de iniciar una vida nómada es emocionante, Wilson advierte que se debe mantener el ritmo si quieren llevar este estilo de vida a largo plazo, ya que los viajes constantes pueden ser agotadores. 

Miller-Voss añade que hay que ser realista en cuanto a las actividades y experiencias que se quieren vivir en cada sitio. "El mayor problema con el que nos hemos encontrado es que, queremos hacer muchas cosas en el tiempo limitado que tenemos en cada lugar", explica. 

Tratar de ver y hacer todo es imposible, no importa cuánto tiempo te quedes o vivas en un lugar, y eso le quita valor a la experiencia en su conjunto, cuenta Miller-Voss. 

"Si empiezas a sentirte cansado o estresado, no pasa nada por tomarte un descanso. No pasa nada si vuelves a tu ciudad o a tu país de origen y elaboras una estrategia sobre qué hacer a continuación. O simplemente descansas y te relajas", comenta Wilson. 

Otros artículos interesantes:

5 años en Bali sin pagar impuestos: el plan para seducir a trabajadores en remoto que prepara Indonesia

25 destinos perfectos para teletrabajar en los que incluso te pueden llegar a pagar por mudarte

Estos son los puestos de trabajo en remoto más demandados ahora mismo, según los últimos datos de LinkedIn

Te recomendamos