Pasar al contenido principal

Este nuevo planeta es el doble de grande que la Tierra y podría tener agua en su superficie

The newfound planet K2-288Bb, illustrated here, is slightly smaller than Neptune.
El recién descubierto planeta K2-288Bb, ilustrado aquí, es ligeramente más pequeño que Neptuno. NASA's Goddard Space Flight Center/Francis Reddy
  • Los científicos han usado datos del telescopio espacial Kepler de la NASA para descubrir un nuevo planeta que es dos veces más grande que la Tierra.
  • El telescopio espacial Kepler se quedó sin combustible en octubre de 2018, nueve años después de su lanzamiento.
  • El exoplaneta, llamado K2-288Bb, está dentro de la zona habitable de su estrella, lo que significa que podría existir agua líquida en su superficie.

Los astrónomos han descubierto un planeta que es el doble de grande de la Tierra y que está dentro de una zona que podría permitir que exista agua líquida en su superficie.

El hallazgo proviene de datos del telescopio espacial Kepler de la NASA, que se quedó sin combustible en octubre de 2018.

K2-288Bb, como se llama el nuevo planeta, está ubicado dentro de la zona habitable de su estrella, por lo que el agua líquida es una posibilidad.

Su tamaño es inusual para un exoplaneta (el término para un planeta que orbita en torno a una estrella fuera de nuestro sistema solar). Pocos planetas que orbitan cerca de sus estrellas son más de 1.5 veces más grandes que la Tierra, sin embargo, se estima que K2-288Bb es aproximadamente 1.9 veces el tamaño de nuestro planeta.

"Es un descubrimiento muy emocionante debido a la forma en que se encontró, su órbita y porque los planetas de este tamaño parecen ser relativamente poco comunes", dice Adina Feinstein, estudiante de la Universidad de Chicago y autora principal de un artículo sobre el descubrimiento, en un comunicado de prensa de la NASA.

Leer más: 2019 será un año extraordinario en el espacio: esto es lo que preparan la NASA o SpaceX

Según la NASA, el planeta es la mitad del tamaño de Neptuno y podría ser rico en gases, aunque es posible que sea rocoso. K2-288Bb se encuentra en la constelación de Tauro y está a unos 226 años luz de distancia.

El nuevo planeta orbita la más pequeña de dos estrellas frías en el sistema estelar llamada K2-288. Estas estrellas están separadas por más de 5,1 billones de millas. La NASA afirma que la estrella más brillante es la mitad del tamaño del Sol.

An illustration of NASA's Kepler space telescope.
Una ilustración del telescopio espacial Kepler de la NASA NASA NASA

Kepler, que dejó de funcionar nueve años después de lanzarse al espacio, ha descubierto más de 2.600 planetas. Alrededor de 50 de ellos pueden ser del mismo tamaño y temperatura que la Tierra.

Los datos de Kepler han ayudado a los científicos a determinar si un planeta dado tiene una superficie sólida, como la Tierra, o gaseosa, como Júpiter. Reducir las opciones de esa manera aumenta las probabilidades de encontrar planetas similares a la Tierra que puedan albergar vida.

Leer más: La ciudades flotantes en las que la NASA imaginó la vida después de la Tierra

Dado que Kepler ya no está cazando planetas, la NASA ahora espera que un nuevo telescopio espacial ayude en la búsqueda: el Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito (TESS por sus siglas en inglés). TESS comenzó su misión de dos años en abril de 2018, y los científicos dicen que examinará 200.000 estrellas cercanas mientras busca planetas rocosos del tamaño de la Tierra.

"Aprendimos de Kepler que hay más planetas que estrellas en nuestro cielo, y ahora TESS abrirá nuestros ojos a la variedad de planetas alrededor de algunas de las estrellas más cercanas", aseguró Paul Hertz, director de la división de astrofísica de la NASA, en marzo de 2018. "TESS tejerá una red más amplia que nunca de mundos enigmáticos".

Y además