Pasar al contenido principal

Análisis de OrCam MyEye 2.0, un dispositivo para personas con problemas de visión

OrCam My Eye 2.0, diseñado para leer por ti
OrCam
  • El My Eye 2.0 es capaz de reconocer y leer un texto largo en tan solo segundos, lo cual resulta muy impresionante
  • Todas las funciones del gadget están disponibles sin conexión a Internet
  • El alto precio del dispositivo es lo que lo convierte en su mayor hándicap

Hace un par de semanas me dieron la oportunidad de probar OrCam MyEye 2, un pequeño aparato diseñado para personas invidentes y personas con deficiencia visual.

He estado una semana probando sus diferentes funcionalidades e intentando ponerme en la piel de alguien que tuviera que relacionarse con su entorno sin poder ver y usara el dispositivo para mejorar su día a día. 

La primera cosa que me ha llamado la atención ha sido la sencilla interfaz del gadget. Éste se maneja con una especie de pequeño trackpad, que responde a pequeños toquecitos y movimientos con el dedo. No es nada complejo y cualquier persona puede aprender a usarlo fácilmente, aunque cada función tiene sus particularidades. 

Pese a ello, para los que se líen la compañía israelí Orcam proporciona tutoriales y ofrece sesiones de entrenamiento individual gratuitas. 

Otra ventaja enorme que le encuentro es que se puede utilizar en cualquier parte, de manera inalámbica y sin depender de una conexión a Internet. Todas sus funciones se pueden usar offline y en el propio dispositivo. 

Me parece muy interesante que el OrCam MyEye 2 no sean unas gafas inteligentes como tal, sino un pequeño accesorio que se puede ubicar en cualquier modelo de lentes. Se acopla magnéticamente a su montura. Así, esto no resulta un factor limitante. No es necesario graduarlo o adaptarlo de ninguna manera. El fabricante proporciona unas gafas de prueba para aquellosque no tengan unas. 

Hay que destacar que se trata de un gadget que resulta muy ligero, apenas se nota su presencia. Está condensado en tan solo 22,5 gramos de peso.

OrCam My Eye 2.0
OrCam

Ideal para leer

La funcionalidad estrella del OrCam MyEye 2 es la lectura de textos. Se puede hacer de textos cortos y de largos. El usuario solo tiene que apuntar con un dedo a lo que quiere ‘escuchar’ o indicarlo mediante toques. Si el texto está en otro idioma distinto al castellano, se puede configurar para que lo lea en dicha lengua. 

Una cosa que ha sorprendido muy positivamente del dispositivo es su velocidad para asimilar el reconocimiento de un párrafo completo. Obviamente, la toma de la foto con su cámara de 13 megapíxeles y su interpretación mediante la tecnología OCR son la clave, pero sorprende que todo el proceso se haga en apenas segundos

He probado este reconocimiento con diferentes textos de distintos libros, siendo algunos de ellos incluso bastante antiguos. Hablo de libros con las páginas amarillentas y las letras algo borradas. OrCam MyEye 2 los ha leído sin ningún problema. La voz que está configurada en el dispositivo no resulta demasiado robotizada, sino que suena bastante natural. De hecho, lo he testeado con un libro de poesía y la lectura de los textos resulta bastante agradable, casi como si estuviera interpretándolos.

Este reconocimiento de texto también funciona bien con los carteles de la calle, siempre y cuando estos no tengan una tipografía demasiado abstracta o simbólica. Es genial para la señalética o la lectura de etiquetas. La clave es no acercar mucho lo que se le indica que lea. Con 30 cm de distancia es suficiente.

OrCam My Eye 2.0
OrCam

¿Quién es quién?

El reconocimiento de rostros del OrCam MyEye 2 funciona también bastante bien. Para prepararlo hay que pedir al sujeto que se ponga a cierta distancia del MyEye 2 y no se mueva mucho. En un principio el gadget nos avisa de si tenemos frente a nosotros a un hombre, mujer, chico o chica. 

Si es alguien familiar (ser querido, compañero de trabajo, amigo, etc) podemos guardar su imagen para que la próxima vez nos diga que se trata de esa persona. En este caso, el dispositivo tira una secuencia de fotos para tener su rostro guardado. La persona puede mover su cara a izquierda y derecha para que tenga también sus imágenes de perfil. Una vez tomada la secuencia de fotos, el usuario debe decir un nombre para que se grabe. La próxima vez que nos lo crucemos escucharemos nuestra voz nombrando a dicha persona y no tendremos duda de que es él o ella. 

En este sentido, he probado a ‘engañar’ al MyEye 2 poniéndole delante una foto de la persona en lugar de a la persona en sí y ha resultado. El dispositivo me ha señalado que la instantánea era la persona que había grabado. Obviamente, esto demuestra que la tecnología reconoce más bien imágenes 2D y no está a la altura de otras como Face ID en el iPhone.

OrCam My Eye 2.0, con lectura de billetes
OrCam

Más extras

OrCam dispone de algunas opciones que pueden proporcionar mucha autonomía a las personas invidentes, más allá de la lectura. He podido probarlas todas ellas.

En primer lugar, es capaz de saber qué billete se está sacando cuando se usa para pagar o cuál no están dando. Esto es muy útil para que dichas personas puedan hacer la compra, entrar en sitios, etc. El sistema es bastante certero para distinguir entre billetes de 10 euros, 20, 50, etc. 

El MyEye 2 incluye una opción para la identificación de productos mediante sus códigos de barras. Me parece una función extremadamente útil para las personas invidentes (tanto a la hora de hacer la compra como de cocinar o limpiar en casa), pero creo que OrCam debe seguir avanzando y expandiendo su base de datos, porque si las marcas de los artículos que se quiere escanear no son muy conocidas, el gadget no es capaz de reconocerlos. 

A estas características se suma el reconocimiento de colores. Sorprende que el dispositivo pueda identificar una gama de tonalidades amplia y no se limite a detectar solo una docena de colores. Esta herramienta viene muy bien para vestirse, decorar, comprar nuevas prendas, etc. No obstante, he percibido que en esta tarea resulta indispensable la luz de la habitación. Dependiendo de la misma un rojo puede ser reconocido como rosa, naranja, marrón, etc. 

OrCam My Eye 2.0, dispositivo sin montura
OrCam

La luz puede ser un problema

Después de una semana de uso he llegado a la conclusión de que uno de los principales problemas que presenta el OrCam MyEye 2 es su dependencia de la luz. Para que una acción sea efectiva, es necesario estar en un lugar bien iluminado. 

Si se intenta leer un texto, saber cuál es un color o reconocer un billete en una habitación que no tenga ‘buena luz’, el gadget no realiza la tarea, advirtiendo de que no tiene la iluminación suficiente. Por la noche, también es fácil que ocurra algo similar. 

El gadget es bastante sensible a este aspecto, de modo que, aunque sea de día y se esté en una estancia con las ventanas abiertas, puede considerar que está muy oscuro. Esto último me parece una barrera significativa para una persona invidente, ya que ella, obviamente, no sabrá si en un determinado punto falta esa luz. Si se encuentra en casa, puede dar al interruptor y solucionarlo. Pero no lo tendrá tan sencillo si lo usa en la calle.

OrCam

El coste es muy elevado

Sin embargo, como el mayor hándicap para la compra de un dispositivo de este tipo veo el precio. Realmente el gadget tiene funcionalidades muy útiles para una persona ciega o con problemas de visión, que pueden facilitarle mucho la vida. También le veo mucho potencial para personas que tengan vista cansada o algún otro problema de vista, pero hablamos de una cifra muy elevada que no está al alcance de cualquiera. 

En su versión básica (solo para lectura) su coste es de casi 3.800 euros y en la avanzada (con identificación, de rostros, productos y billetes) sale por 4.820 euros. En este sentido, la ‘accesibilidad’ del OrCam MyEye tiene mucho que mejorar. Una bajada de precio significativa o la posibilidad de que la Seguridad Social o algún organismo público subvencione parte de su coste, sería un buen apoyo para incentivar sus ventas. 

 

Aviso: En Business Insider trabajamos para ofrecerte recomendaciones que te resulten interesantes y útiles. En ciertos casos, gracias a nuestros acuerdos con distintos socios, percibimos un porcentaje por las compras que realices, sin un coste adicional para ti.

Aviso: En Business Insider trabajamos para ofrecerte recomendaciones que te resulten interesantes y útiles. En ciertos casos, gracias a nuestros acuerdos con distintos socios, percibimos un porcentaje por las compras que realices, sin un coste adicional para ti. Tienes más información aquí.

Y además