Pasar al contenido principal

Fusión Bankia y CaixaBank: ¿Qué pasa con tu dinero si eres cliente de uno de los bancos?

Que pasa con tu dinero si eres cliente de Caixabank o de Bankia
Reuters

  • El dinero de los clientes de Bankia y CaixaBank seguirá garantizado por el Fondo de Garantía de Depósitos.
  • Las condiciones de cuentas corrientes y tarjetas de crédito podrán cambiar a medio plazo tras la fusión de Bankia y CaixaBank.
  • Si hay cambios, la nueva entidad tendrá que avisar con antelación.
  • La nueva entidad deberá respetar las condiciones de préstamos, hipotecas y depósitos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La fusión de Bankia y CaixaBank sigue dando pasos hacia adelante para convertirse en una realidad y, como en anteriores operaciones de concentración bancaria, surge la duda qué pasará con el dinero de los clientes.

¿Cómo afecta la fusión entre Bankia y CaixaBank a los clientes? ¿Está seguro su dinero ¿Existe algún riesgo de pérdida? ¿Qué ocurre con los préstamos e hipotecas? Estas son algunas de las dudas más repetidas por los usuarios de ambas entidades.

Como norma general, el dinero de los clientes está seguro y no deberían esperar cambios en las condiciones de los productos que contraten a corto plazo. Esto no quiere decir que no vayan a producirse variaciones según se avance en la integración de CaixaBank y Bankia. Como ya ocurrió con la unión de las cajas de ahorros y, más recientemente, con la compra de Banco Popular por parte de Santander, los cambios se irán produciendo con el tiempo según se vayan integrando oficinas y productos.

Leer más: La factura de la fusión de CaixaBank y Bankia: 1.100 millones de euros debido a un ERE de 5.000 empleos

Qué pasa con el dinero las cuentas de ahorro con la fusión

Como punto de partida, el dinero de las cuentas de ahorro sigue estando garantizado por el Fondo de Garantía de Depósito (FGD) hasta un máximo de 100.000 euros por entidad y ahorrador. Esta protección no cambia con la fusión pero, al convertirse CaixaBank y Bankia en una sola entidad, tampoco se multiplica por dos.

Es decir, una persona con dinero en Bankia y también en CaixaBank contaba con una protección total de 200.000 euros a razón de 100.000 euros por cada entidad. Ahora, esta garantía se reduce a solo 100.000 euros al estar el dinero en un único banco. 

¿Pueden cambiar las condiciones de la cuenta con la fusión de CaixaBank y Bankia?

Sí, aunque no es previsible que lo hagan a corto plazo. Como con otros productos sin un plazo de vencimiento concreto, lo más habitual es que los clientes mantengan las condiciones durante los primeros meses de la fusión y que se cambien después.

¿Hacia dónde puede dirigirse este cambio en las condiciones? La primera alternativa es hacia un punto intermedio entre lo que tienen los clientes de CaixaBank y lo que tienen los de Bankia.

La segunda alternativa es la que se siguió en el caso de Banco Popular por parte de Santander. En este caso, la entidad dirigida por Ana Botín optó por unificar las cuentas bajo el paraguas de las cuentas de Santander. En una fusión como la de CaixaBank y Bankia, supondría aplicar las condiciones de las cuentas de CaixaBank.

En cualquier caso, antes de hacer un cambio de ese tipo, la entidad tendrá que informar a sus clientes con tiempo suficiente (dos meses de antelación) para que tomen las decisiones que consideren más oportunas. 

Leer más: ¿Puede el banco cambiar de forma unilateral las condiciones de tu cuenta?

¿Y las tarjetas de crédito contratadas?

Con las tarjetas de crédito ocurre algo parecido a las cuentas corrientes, sean de débito o de crédito. Se trata de productos sin una fecha de vencimiento concreta, pero cuyas condiciones pueden cambiar con la fusión. Como la mayoría de grandes bancos trabajan con los mismos emisores, es fácil que las condiciones sean similares.

Sin embargo, ante cualquier cambio en las comisiones o en los gastos de emisión y mantenimiento, el banco debe avisar al cliente para que pueda seguir con el producto o abandonarlo sin penalización.

El caso de los depósitos

Los depósitos que tengas contratados en Bankia o en CaixaBank mantendrán intactas sus condiciones. El nuevo banco debe respetar el contrato que firmaste, tanto en la duración como en las comisiones y rendimiento.

Una vez venza el plazo del depósito, la nueva entidad podrá ofrecerte renovarlo en las mismas condiciones u otro depósito con condiciones diferentes. 

Qué pasa con las hipotecas y préstamos ante la fusión de CaixaBank y Bankia

El nuevo banco debe respetar las hipotecas y préstamos firmados tanto por CaixaBank como por Bankia. De hecho, la entidad resultante se subrogará a la hipoteca que ya tengas firmada como tu nuevo acreedor. 

Lo que no cambiarán son las condiciones del préstamo ni de la hipoteca. El nuevo banco debe mantener el tipo de interés firmado, la duración del préstamo y el resto de condiciones, incluidas las bonificaciones por contratación de productos. 

En este sentido, lo que pueden cambiar son las condiciones de estos productos asociados a la hipoteca como el seguro de vida, el plan de pensiones o los fondos de inversión.

Leer más: Cambiar tu hipoteca de banco: cómo saber cuándo compensan subrogar

Si tienes seguros contratados, también se respetan las condiciones

Las condiciones de los seguros también tienen que respetarse hasta el vencimiento del contrato. Cuando llegue el momento de renovar el seguro, da igual del tipo que sea, sí que podrán cambiar las condiciones, aunque tendrán que avisarte por lo menos con un mes de antelación para que decidas si quieres renovar o no.

Qué sucede con las inversiones que tengas en CaixaBank y Bankia

Fondos de inversión, planes de pensiones, acciones a través del bróker o de la gestora del banco… Las condiciones del producto que hayas contratado no tienen por qué cambiar, pero sí las del servicio que te lo ofrece. 

En otras palabras, la nueva gestora resultante de la fusión de CaixaBank y Bankia puede cambiar las condiciones del servicio y subir las comisiones de gestión o de corretaje, por ejemplo. 

¿Se cerrarán oficinas bancarias?

Esto no afectará directamente a tu dinero, pero sí a la comodidad para hacer gestiones. Con la fusión, es previsible que se cierren oficinas de ambos bancos, como ya ha ocurrido en anteriores ocasiones. 

Si tu oficina es una de las que cierra, derivarán tu cuenta a otra oficina del nuevo banco, que es donde podrás hacer tus gestiones.

Y además