Pasar al contenido principal

El Ayuntamiento de Barcelona dice que el negocio de los patinetes de Reby está prohibido por la ordenanza y que acumula 5.000 euros en multas

Patinetes electricos compartidos
REUTERS/Yuri Gripas
  • El Ayuntamiento de Barcelona confirma a Business Insider España que el negocio de Reby está prohibido por la ordenanza de circulación.
  • La empresa acumula más de 5.000 euros en multas (53 de 100 euros cada una) a sus patinetes en las calles por incumplir la normativa.
  • El Consistorio está analizando la situación y estudia sanciones contra la empresa de Pep Gómez, fundador de Reby y también de Fever.

El negocio de patinetes eléctricos compartidos Reby de Pep Gómez, el fundador de Fever, está prohibido por la ordenanza de circulación del Ayuntamiento de Barcelona, según aseguran fuentes municipales a Business Insider España.

Además, la empresa ya acumula más de 5.000 euros en multas individuales a sus patinetes: al menos 53 de 100 euros cada una, ya que las citadas fuentes no disponen de acceso a los datos actualizados de multas de la Guardia Urbana.

Los patinetes eléctricos compartidos de Reby llegaron a Barcelona el pasado mes de diciembre, donde desde la empresa afirman que se encuentran en fase "piloto" o "de pruebas".

Su fundador, Pep Gómez, aseguró en una reciente entrevista con Business Insider España que el Ayuntamiento barcelonés no le ha multado patinetes, aunque así se había publicado en prensa ─"a nosotros no nos ha pasado", afirmaba─, e indicaba citando la ordenanza local que las empresas de patinetes tienen que estar "identificadas y registradas en un registro", "y nosotros lo estamos". 

Leer más: El joven español fundador de Fever acaba de montar una startup de patinetes compartidos en la que ha invertido uno de los principales accionistas de Tesla

Sin embargo, desde el Ayuntamiento comunican que la empresa incumple la ordenanza y que están analizando la situación y posibles sanciones contra la empresa.

La ordenanza municipal solo permite las empresas de patinetes turísticos

El registro citado por Gómez, que existe (Registro de vehículos de movilidad personal) no exime a la empresa a cumplir la ordenanza municipal de mayo de 2017, pionera en cuanto a la regulación de los patinetes eléctricos compartidos, que deja claro que cuando estos desarrollen una actividad de explotación comercial deberán ir obligatoriamente acompañados por un guía.

Un patinete de Reby atado con candado a un aparcabicis de Barcelona.
Un patinete de Reby atado con candado a un aparcabicis de Barcelona. BI España

"Cuando los vehículos de movilidad personal hagan una actividad de explotación comercial, turística o de ocio con ánimo de lucro, hay que seguir unas condiciones especiales de circulación", reza la ordenanza.

"Los vehículos de tipo A y B [tipo A: ruedas, plataformas y patinetes eléctricos de tamaño más pequeño y más ligeros; tipo B: plataformas y patinetes eléctricos de mayor tamaño], con un máximo de dos personas y obligatoriamente acompañados por un guía", prosigue. 

Es decir, que las únicas empresas de patinetes eléctricos permitidas en Barcelona son aquellas que les den un uso turístico y con un guía.

Leer más: He utilizado Amazon Echo durante un mes y estos son los mejores trucos y comandos de voz para dominar Alexa

Por esa misma razón, la Guardia Urbana retiró en agosto un centenar de patinetes de Wind (de la empresa Bike Mobility), que duraron solo unas horas en la ciudad.

El caso de Reby podría ser distinto, dado que la empresa exige a sus usuarios atar con un candado el patinete a los aparcabicis de Barcelona ─para que "no moleste", según Gómez─ lo que hace más difícil retirarlos.

Te puede interesar