Pasar al contenido principal

Así es el perfil de los ahorradores que buscan asesoramiento financiero en España

Pareja recibiendo información de un asesor financiero
Getty Images
  • El asesoramiento financiero ya no resulta un concepto tabú para los ahorradores: existen cada vez más españoles que buscan ayuda profesional para planificar, gestionar y rentabilizar su dinero. 
  • Más de 10.000 ahorradores así lo han trasladado a través de un estudio realizado por Finect, plataforma que compara distintos productos financieros, al solicitar asesoramiento en las finanzas en el último año.
  • El estudio resalta que el perfil del ahorrador español suele ser de 40 años, moderado y con alta capacidad de ahorro.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El asesoramiento financiero ya no resulta un concepto tabú para los ahorradores. Existen cada vez más españoles que buscan ayuda profesional para planificar, gestionar y rentabilizar su dinero

Más de 10.000 ahorradores así lo han trasladado a través de un estudio realizado por Finect al solicitar asesoramiento en las finanzas en el último año. Una tendencia que se ha acelerado en los últimos cuatro meses, con más de 1.000 peticiones mensuales de media, lo que supone unas 40 al día.

Sin embargo, la cuestión que puede resultar más interesante es cuál es el perfil del ahorrador que busca asesoramiento actualmente en el ámbito español. La muestra evidencia importantes detalles que describen cuál es el escenario actualmente.

40 años, perfil moderado y alta capacidad de ahorro

Gracias a su servicio de búsqueda y asignación cualificada de empresas de asesoramiento financiero, Finect relata que el usuario tiene una media de “40 años y posee un perfil de inversión moderado”.
En relación al patrimonio inicial cuando se solicita el servicio," la mayoría (69%) de los usuarios cuenta con hasta 50.000 euros, seguido del 25% que declara poseer entre 50.000 y 300.000 euros", asegura. 

De este modo, el porcentaje de ahorradores con patrimonios que declara tener entre 300.000 y 600.000 euros se sitúa en el 5% y de aquellos que afirman disponer un patrimonio de más de 600.000 euros, en el 2%.

No solo queda aquí. Otro punto fundamental, según exponen, es la "capacidad de ahorro". El 46% afirma poder ahorrar "bastante", en torno a 3.000 y 12.000 euros al año, y un 17% ‘mucho’, es decir,  más de 12.000 euros. Por el contrario, un 36% cree poder ahorrar como máximo 3.000 euros al año.

Capacidad ahorro españoles.
Finect

El mayor grueso de peticiones de asesoramiento proviene de las comunidades que suelen tener más habitantes y, además, una mayor renta per cápita. Así, el 25% de las solicitudes se realizan desde Madrid; le sigue Cataluña, con un 17%, la Comunidad Valenciana, con un 10% y, por último, el País Vasco, con un 5%.

Perfil de inversión 

Más del 45%  revela un perfil moderado, cuya principal característica es encontrar el equilibrio entre la estabilidad y el crecimiento patrimonial, por lo que admite una exposición intermedia al riesgo. El 37% declara un perfil dinámico a la hora de gestionar su patrimonio, mientras los extremos no atraen tanto: sólo el  10% afirma tener un perfil conservador y el 8% restante, arriesgado.

Perfil inversor españoles.
Finect

Por otra parte, ¿cuáles son los objetivos de inversión para los que precisan la ayuda del asesor? El 46% de los ahorradores afirma simplemente lograr rentabilidad para su dinero;  un 16% busca aumentar sus rentas y un 11% desea planificar y rentabilizar su jubilación. Entre otros objetivos también se destacan el ahorro (10%), comprar una casa (7%) o pagar menos impuestos (4%).

Asesoramiento para encontrar soluciones

Estos resultados ponen sobre la mesa que hay un amplio sector de la población con ingresos medios que desearía tener ayuda para gestionar su dinero. Pero al mismo tiempo, para muchos asesores ha dejado de ser rentable prestar asesoramiento a patrimonios bajos desde la llegada de Mifid II. Esta norma se aprobó con el objetivo de velar por los intereses del cliente y elevar su protección, pero también ha aumentado los costes para los profesionales.

Esta situación deja una oportunidad de negocio para proyectos de “asesoramiento que ofrezcan valor a los clientes desde costes muy reducidos y con base tecnológica”, concluyen desde Finect.
 

Y además