5 consejos para prestar dinero exitosamente a familiares o amigos

Sacar dinero del cajero
Matt Cardy/Getty Images
  • Dejar dinero a familiares o amigos es algo que hacemos de manera inocente en muchas ocasiones.
  • Muchas veces ese pequeño préstamo simple podría convertirse en un problema mayor, generando dolor desde el punto de vista sentimental, resentimiento y una repercusión importante en tus propias finanzas.
  • Por eso, Joe Resendiz, experto en finanzas personales en ValuePenguin, explica cómo puedes asegurarte de que sea un proceso sano y que no produzca resentimientos. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Empieza inocentemente. Tu hijo te pide 100 euros para cubrir el cambio de aceite de su coche, tu hermano se acerca para preguntarte si puedes ayudarle a llegar a fin de mes y tu primo que le prestes algo de dinero para comprar ropa.

Pero pronto, ese pequeño préstamo podría convertirse en un problema mayor, generando dolor desde el punto de vista sentimental, resentimiento y una repercusión importante en tus propias finanzas.

Incluso en las mejores circunstancias, es importante tomar algunas medidas preventivas antes de dejar dinero a amigos o familiares. Por eso, Joe Resendiz, experto en finanzas personales en ValuePenguin, explica cómo puedes asegurarte de que sea un proceso sano y que no produzca resentimientos

Leer más: Por qué es mejor invertir tu dinero en lugar de guardarlo en el banco

1. Prestar dinero puede tener un impacto en tu relación.

Getty Images

Tiene sentido que prestar dinero a un ser querido podría generar “consecuencias emocionales”, destaca Resendiz. Pero esa predicción no es solo una corazonada: también hay datos que la respaldan. 

El experto alude a una encuesta analítica que realizó en la que casi un tercio de los prestatarios y prestamistas señalaron que el préstamo tuvo consecuencias negativas, siendo los "sentimientos heridos" la respuesta más común con un 14%. Otros resaltaron el resentimiento, con una disminución del contacto bilateral entre los afectados. Algunos incluso admitieron que hizo un “daño irreparable a la relación”.
 

2. Ten en cuenta el uso que se dará al dinero prestado

Getty Images

No todos los préstamos interpersonales se crean por igual, aunque algunos son más comunes que otros. Resendiz expone que los gastos para coches y los costes mensuales por compra o alquiler de una vivienda son las principales razones para pedir dinero prestado a amigos y familiares.

Aunque prestar dinero en efectivo ya resulta problemático, todo se puede torcer aún más “si prestas tu tarjeta de crédito o firmas un préstamo formal como puede ser una hipoteca”, dice Resendiz. En ese caso, si el prestatario no está a la altura de su contrato, el historial crediticio y la calificación del prestamista “están en juego”, añade.
 

3. Valor que posiblemente no recuperes el dinero nunca

There are a lot of ways you could be wasting money without even realizing it.There are a lot of ways you could be wasting money without even realizing it.
There are a lot of ways you could be wasting money without even realizing it.
iStock

iStock

Aunque varía según la generación, los préstamos entre miembros de la familia se reembolsan a una tasa del 52,2%-75,5% en el mejor de los casos, lo que significa que estás perdiendo al menos el 25% del coste de media.

Según Resendiz, el lenguaje utilizado al pedir dinero puede ser un indicador de si puedes “esperar recibirlo de vuelta o no”. Los prestatarios que usaron frases como "promesa", "pagaré" y "gracias" en realidad tienen menos probabilidades de devolverte el capital prestado que los que usan conceptos como "dinero libre", "pago mínimo" o "después de impuestos", asevera el experto.
 

4. Ten un plan por si el destinatario no cumple

Getty Images

Mientras estableces los planes, no olvides incluir una cláusula de "qué pasaría si...", antes de dejar el dinero. Puede parecer incómodo, pero dadas las sombrías estadísticas de pago, es vital “tomar medidas para proteger tu inversión”, concreta Resendiz.

Puedes cobrar un recargo, como lo hacen los bancos, o aplicar un tipo de interés, por mínimo que sea, que solo se formalice después de un período de gracia determinado. Pero, además de las consecuencias para el prestatario, haz un plan para tus propias “finanzas personales”. Si nunca vuelves a ver ese dinero, “¿de qué otra forma puede recuperarlo?”, se pregunta el experto.
 

5. Evita los problemas siendo preventivo

Ben White / Unsplash

Si alguno de tus seres queridos te está pidiendo dinero, es muy probable que tu mentalidad monetaria pueda necesitar “un poco de trabajo”, relata Resendiz. Afortunadamente, hay una amplia variedad de recursos gratuitos online para ayudar aprender los conceptos básicos de finanzas personales. Incluso una aplicación para gestionar tu presupuesto “podría ser de gran ayuda”, agrega.

Y si aún no lo has hecho, considera crear una línea de comunicación más abierta y positiva sobre el dinero dentro de tu familia, tal y como recomienda Resendiz. Incluso los padres adinerados tienden a no hablar con sus hijos sobre finanzas, y hacerlo puede preparar el escenario para una “comprensión más saludable y holística de cómo funciona el dinero”, concluye.
 

LEER TAMBIÉN: Cómo calcular tu salud financiera para garantizar tu solvencia y así tener una financiación responsable

LEER TAMBIÉN: Qué es el síndrome Solomon y cómo afecta a tus finanzas personales

VER AHORA: Por qué EEUU quiere prohibir TikTok y qué busca Microsoft con su compra: las claves del culebrón tecnológico de este verano

    Más:

  1. Ahorro
  2. Trending
  3. Top
  4. Listas
  5. Finanzas personales