Qué es el síndrome Solomon y cómo afecta a tus finanzas personales

Un rebaño de ovejas en París.
Reuters
  • El síndrome de Solomon, también llamado síndrome del rebaño, es una reacción habitual que se produce en empresas y en el ámbito de la gestión financiera donde los logros personales no son bien recibidos. 
  • Los éxitos ajenos generan sentimientos violentos en otras personas, lo cual puede provocar que al final no te dejes guiar por tus conocimientos y actúes de la misma manera a como lo hace la mayoría.
  • Con todo, la solución a este síndrome no solo está en ti, sino que se trata de un mal social en el que se debe intervenir de manera colectiva para poder sobrellevar la afectación que crea.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Lo más normal es que haya conceptos que te resulten extraños cuando los escuchas por primera vez en el mundo de las finanzas.

Uno de ellos es el síndrome de Solomon, también llamado síndrome del rebaño, que es una reacción habitual que se produce en empresas y en el ámbito de la gestión financiera donde los logros personales no son bien recibidos. 

Los éxitos ajenos generan sentimientos violentos en otras personas, que pueden provocar que te dejes llevar por esa actitud. Esto puede provocar que al final no te dejes guiar por tus conocimientos y actúes de la misma manera a como lo hace la mayoría. Pero, ¿es posible modificar esta situación? 

Leer más: Por qué es mejor invertir tu dinero en lugar de guardarlo en el banco

El nacimiento del síndrome de Solomon

Sobre la década de los 50, el prestigioso psicólogo Solomon Asch hizo un experimento en el que demostró que, frente a una cuestión sencilla, la gran mayoría de las personas prefieren dar una respuesta errónea, a sabiendas de que está mal, solo para sentirse integradas en un grupo concreto. 

Su conclusión fue que esta actitud refleja “una falta de autoestima generalizada, y que nuestra sociedad tiende a condenar el talento y éxito ajenos”

Siguiendo este esquema, el síndrome de Solomon puede ser una respuesta a otro tipo de actuación, el de Procusto. Este último tiene que ver con la reacción de quien considera que otra persona le supera en algo, y decide menospreciarla. Es decir, la envidia y el síndrome de Solomón suelen darse en el mismo ambiente, son una especie de binomio social.

Este tipo de respuesta está a años luz de ser útil para “llevar correctamente las finanzas personales”, destaca Rafael Ojeda, analista independiente, especialmente si se produce en “un entorno cercano y de confianza, pues resulta muy complicado salir de esa espiral que se ha generado”. 

Así se puede superar el miedo a tener éxito

Una de los primeras medidas es reconocer el terreno que tienes ante ti. Dicho de otro modo, si te identificas con lo que hemos dicho hasta ahora, detecta las personas a las que “no quieres molestar con tus éxitos”, señala el psicólogo. Los logros en el entorno financiero generan mucha envidia, por lo que pueden “ejercer de freno”.

De ahí a que sea importante que compruebes de una manera lo más objetiva posible si realmente estás “en lo cierto cuando piensas que tus éxitos les molestan”, resalta Ojeda. Si lo ves oportuno, habla con ellas de una manera delicada, pero segura, sobre este este asunto. Principalmente, porque en algunos momentos, si la relación es buena, puedes preguntar directamente “qué les parece que hayas conseguido determinado logro”, recomienda el experto. 

Aun así, habitualmente la relación con quienes recelan del triunfo ajeno no es precisamente llevadera. Mantener una actitud conciliadora y sincera con este tipo de personas no suele ser demasiado útil. En este caso puedes centrarte más en “mejorar tu autoestima”. 

Puede ser eficaz que te acostumbres a expresar tu opinión de “una manera más firme”, y que muestres decisión “en todo lo que haces”, para generar algún “mecanismo de defensa frente a la hipersensibilidad emocional, si es que la sufres”, afirma el psicólogo. Ten en consideración que esta mejora en lo personal influye “positivamente en el éxito de tus decisiones sobre tus finanzas personales”, concreta Ojeda.

Con todo, la solución a este síndrome no solo está en ti. Se trata de un mal social en el que se debe "intervenir de manera colectiva para poder sobrellevar la afectación que crea”, concluye el especialista.

LEER TAMBIÉN: Los españoles tienen cada vez más intención de ahorrar, aunque todavía pocos lo consiguen

LEER TAMBIÉN: Estas son las ventajas por las que te interesa amortizar un préstamo personal

VER AHORA: Hay mundo más allá de los perfiles tecnológicos: estas son las habilidades más demandadas ahora mismo, según el CEO de LinkedIn España

    Más:

  1. Finanzas personales
  2. Trending
  3. Top