¿Por qué las personas deberían empezar a guardar su caca? Esto es lo que dicen los expertos

Mujer sentada en el baño con papel higiénico en la mano

Getty Images

¿Sabías que el olor de tu caca puede decirte muchas cosas sobre tu salud? Por mucho asco que te pueda dar la idea, las heces son muy útiles en la medicina, y deberías fijarte más en ellas. No solo se emplean como medida de detección de enfermedades. También se utilizan mucho para combatirlas hoy en día.

Los trasplantes fecales son tratamientos que han vuelto a utilizarse por su efectividad a la hora de reemplazar bacterias dañinas para el colon por otras buenas. Generalmente se ha usado para tratar la infección por Clostridioides difficile que causa en los casos más graves problemas como la colitis.

Aunque esa ha sido su principal función durante un tiempo, este tipo de práctica se ha empezado a emplear para tratar otros problemas como el envejecimiento, el COVID-19 o diferentes tipos de cáncer. Los expertos creen que este método podría emplearse para combatir un número mayor de enfermedades.

El tratamiento consiste en implantar heces de una persona aparentemente sana en un paciente enfermo. Pero la comunidad científica quiere ir más allá. Su intención es desarrollar un sistema capaz de sortear la incompatibilidad que a veces se produce. ¿Y cómo quieren conseguirlo? Haciendo que el donante y el paciente sea la misma persona.

Comer tus propias heces podría ayudarte a prevenir el aumento de peso después de terminada una dieta, según un estudio israelí

Para hacer esto posible, habría que guardar heces de cada persona cuando esta es joven, siempre que esta no padezca ninguna enfermedad. Esas muestras se guardarían en una instalación, donde serían criopreservadas, y utilizadas en caso de que el paciente necesite un trasplante con el paso del tiempo.

Aunque suene raro, los expertos señalan la importancia de que todo el mundo deposite su caca en un lugar especial para ello, y así evitar futuros disgustos. Instalaciones que almacenan muestras de heces ya existen. OpenBiome es un ejemplo que abrió sus puertas en Massachusett en 2021.

"La idea de almacenar heces es similar a cuando los padres almacenan la sangre del cordón umbilical de su bebé para un posible uso futuro", ha dicho Yang-Yu Liu, biólogo de la Universidad de Harvard. "Sin embargo, existe un mayor potencial para el almacenamiento de heces, y anticipamos que la posibilidad de usar muestras de heces es mucho mayor que para la sangre del cordón umbilical".

Los expertos están aún investigando formas de hacer que estas muestras duren mucho más tiempo. Sobre todo teniendo en cuenta que las heces tienen el potencial de tratar enfermedades como el asma, la esclerosis múltiple o la diabetes. Quizás el futuro de la medicina esté más al alcance de todos de lo que uno se esperaba. 

Otros artículos interesantes:

Este inodoro ecológico convierte la caca en energía y recompensa a los estudiantes que lo usen con criptomonedas canjeables por café o comida

Esta es la frecuencia con la que deberías ir al baño, según los médicos y qué hacer para lograr ser más regular

¿Cuántas veces al día es normal ir a orinar? Esto es lo que debes saber

Te recomendamos