La presidenta de SpaceX dice que no cree en las denuncias de acoso sexual contra Elon Musk en un correo electrónico enviado a toda la compañía

Elon Musk y Gwynne Shotwell.

Angela Weiss, Amanda Edwards via Getty Images

La presidenta y directora de operaciones de SpaceX, Gwynne Shotwell, ha defendido al fundador Elon Musk en un correo electrónico enviado a todos los empleados tras la noticia de Business Insider de que la compañía pagó a una azafata de SpaceX 240.000 euros en 2018 para enterrar una denuncia de acoso sexual.

"Déjenme ser clara, SpaceX no tolera el acoso de ningún tipo. Estoy diciendo tolerancia CERO. Creemos firmemente que todos en SpaceX merecen ser tratados con respeto. Y cada acusación de acoso se toma muy en serio, independientemente de quién esté involucrado. Recursos Humanos investiga a fondo todas las reclamaciones que se le presentan y toma las medidas disciplinarias apropiadas", ha escrito Shotwell en un correo electrónico enviado a la plantilla al que ha tenido acceso Business Insider. 

"Personalmente, creo que las acusaciones son falsas; no porque trabaje para Elon, sino porque he trabajado estrechamente con él durante 20 años y nunca he visto ni oído nada que se parezca a estas acusaciones", continúa. "Cualquiera que conozca a Elon como yo, sabe que él nunca llevaría a cabo o aprobaría este supuesto comportamiento inapropiado".

Musk negó las acusaciones de conducta sexual inapropiada a Business Insider la semana pasada, diciendo que hay "mucho más en esta historia", que calificó de "ataque políticamente motivado".

"Si fuera propenso a incurrir en acoso sexual, es poco probable que esta sea la primera vez en toda mi carrera de 30 años que salga a la luz", escribió.

Ni Musk ni el departamento legal de SpaceX han negado que la compañía diera a la azafata una indemnización de 240.000 euros.

La compra de Twitter por parte de Elon Musk está más en el aire que nunca: así podría desmoronarse la operación

En el correo electrónico de Shotwell a los empleados, también ha dicho que "nunca comentaría sobre cualquier asunto legal relacionado con cuestiones de empleo."

SpaceX no ha respondido inmediatamente a la petición de Business Insider de comentar el correo electrónico de Shotwell. 

Un amigo de la azafata ha dicho a Business Insider que Musk le pidió que fuera a su habitación durante un vuelo de finales de 2016 para un "masaje corporal completo". Cuando llegó, la asistente de vuelo descubrió que Musk estaba "completamente desnudo, excepto por una sábana que cubría la mitad inferior de su cuerpo". Según una declaración firmada por su amiga en apoyo de la reclamación de la azafata y compartida con Business Insider, la azafata dijo que Musk "expuso sus genitales" y luego la tocó y "se ofreció a comprarle un caballo si 'hacía más'".

La asistente se negó y continuó con el masaje, según la declaración. La azafata le dijo a su amiga que sus oportunidades de trabajo comenzaron a disminuir después de rechazar los avances de Musk. En 2018, la azafata contrató a un abogado laboralista y envió una queja al departamento de Recursos Humanos de SpaceX explicando el incidente.

La compañía resolvió rápidamente la queja tras una sesión de mediación a la que Musk asistió personalmente y aceptó el pago de 240.000 euros a cambio de la promesa de la azafata de no demandar por esas reclamaciones, según la historia publicada en exclusiva por Business Insider.

Las empleadas de SpaceX también se han quejado en el pasado de una cultura e la existencia de una cultura de acoso sexual en la empresa. En diciembre, la exingeniera de SpaceX Ashley Kosak escribió que había tenido que "llevar varios incidentes diferentes de sexismo a Recursos Humanos", aunque no está claro si Musk estaba involucrado o al tanto de las reclamaciones de Kosak.

Otros artículos interesantes:

SpaceX habría pagado 240.000 euros para 'silenciar' a una azafata que acusó a Elon Musk de acoso sexual

Elon Musk perdió 10.000 millones en un día tras conocerse la denuncia de acoso sexual de una azafata de SpaceX

Más del 23% de los seguidores de Elon Musk en Twitter son spam o cuentas falsas, según un nuevo análisis

Te recomendamos