Pasar al contenido principal

Préstamos para el Black Friday: qué necesitas saber antes de pedir uno

Mujer frente a la pantalla de un ordenador
Getty Images
  • El dinero que el banco te adelante puede servirte para sacar partido de los descuentos que hay el día después de Acción de Gracias, pero también para que compres artículos que no necesitas.
  • La financiación nominal al 0% no siempre es real: conviene distinguir entre el TIN (incluye sólo los intereses) y la TAE (agrega las comisiones y los gastos derivados) para saber lo que de verdad pagarás al final.
  • Analizamos las ofertas que presentan las entidades ad hoc para esta cita comercial previa a la Navidad.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El viernes 29 de diciembre está 'marcado a fuego' en el calendario de mucho consumidores. Llega una nueva edición del Black Friday, una jornada de ofertas que, en realidad, ya se ha ampliado a una semana de descuentos, compras desaforadas y colas interminables para aprovechar los mejores precios que también presenta el Cyber Monday posterior.

Como es lógico, se trata igualmente de una fecha clave para las tiendas, en especial para grandes superficies, compañías de envíos y gigantes tecnológicos, tales como Amazon, El Corte Inglés, Zara, Media Markt o Apple, entre otras empresas. No sólo venderán productos a mansalva, sino que también ofrecerán su propia financiación.

Préstamos para comprar en Black Friday

Sin embargo, no son los únicos en apuntarse a esa moda exportada de Estados Unidos —se celebra justo después del Día de Acción de Gracias para inaugurar la temporada de compras navideñas- que espolea el consumismo, dispara las ventas y causa furor entre muchas personas. Así, la banca ha encontrado igualmente un filón en esa campaña comercial. ¿Cómo? Concediendo préstamos a clientes que, careciendo de capital, quieren beneficiarse de las condiciones que plantean los comercios durante el Black Friday, que mantendrán también en 2019.

Ventajas de obtener un préstamo para el Black Friday

Sabiendo que puedes financiar las compras con la tarjeta bancaria o aceptando las condiciones que te oferte la marca a la que le compres, ¿merece la pena solicitar al banco un producto de estas características? La respuesta es que dependerá del uso que le des. Los aspectos positivos en este sentido son los siguientes:

  • Aprovechas las ofertas de esa jornada para hacerte con artículos a un precio inferior del habitual. Aquí te damos 12 consejos para comprar en el Black Friday y en el Cyber Monday.
  • Si analizas cuidadosamente el mercado, puedes conseguir préstamos bancarios o financiación de grandes superficies que sean competitivos. En otras palabras, pagarás el bien que hayas adquirido, éso siempre, aunque de forma escalonada y con pocos o nulos intereses.

Desventajas de lograr financiación para el Black Friday

Aunque 'no es oro todo lo que reluce' porque también hay aspectos negativos en pedir dinero al banco para realizar adquisiciones en la jornada comercial que va tras Acción de Gracias:

  • Para empezar, debido a las ofertas, resulta probable que compres más de lo que en verdad necesitas o, directamente, que te lleves artículos que no te hacen falta. Lógicamente, ello supone desembolsar euros que podrías destinar a otro fin. Por ello, lo ideal es realizar una selección previa para dar con lo que realmente te interesa.
  • De la misma manera, las condiciones de financiación -los famosos préstamos al 0%- no son siempre lo que parecen, como ahora explicaremos.

¿Seguro que la financiación es al 0%

"Puede comprar esta televisión pagando cómodas cuotas sin intereses". Si escuchas esa frase u otra similar, ¡alerta! De entrada, no suena igual para nuestro cerebro soltar 1.000 euros a tocateja por la tele, que poder llevárnosla a casa en el momento e ir abonando 50 euros durante los siguientes 20 meses. Se supone que es la misma cantidad, pero pagando a plazos. ¿Un chollo?

Leer más: 10 claves para usar la tarjeta de crédito en el extranjero y pagar menos comisiones

Diferencias entre el TIN y la TAE

Hasta que entra en escena la temida letra pequeña. Sí, esa que es capaz de convertir un préstamo al 0% de Tipo de Interés Nominal (TIN) en un producto financiero por el que sí hay que pagar añadidos. ¿Cómo es posible? Porque el TIN sólo considera los intereses, mientras que la Tasa Anual Equivalente (TAE) es la fórmula para saber si un préstamo te interesa porque agrega las comisiones y los gastos derivados de aquel. Es decir, que es la magnitud en la que tienes que fijarte porque es la que cuenta.

Te proponemos un ejemplo que suele darse en el Black Friday para que te hagas una idea de cómo funciona este tipo de financiación. Volviendo al caso del televisor con un precio de 1.000 euros y que puede pagarse por medio de 20 cuotas mensuales de 50 euros cada una. Pues bien, el TIN de ese préstamo puede ser del 0% pero contar con una TAE del 10%, lo cual significaría un abono total de 1.100 euros.

Leer más: 20 trucos para ahorrar en 2019 que sí funcionan de verdad

Da igual que lo llamen intereses, comisiones, gastos de gestión o como sea -es una mera cuestión nominal-, el hecho es que te cobran un dinero agregado por la financiación. Así que ojo con la letra pequeña y la TAE.

Préstamos para el Black Friday

Teniendo claro el concepto y los peligros que pueden aparecer, te ofrecemos información sobre algunos de los préstamos que las entidades financieras presentan para sufragar las compras del Black Friday. No obstante, ten en cuenta que algunos bancos plantean igualmente ofertas en sus propios productos (planes de pensiones, fondos de inversión, etc.); regalos, descuentos indirectos o bonificaciones por pagar con la tarjeta en esa semana; así como préstamos personales específicos para el Black Friday.

  • El Black Friday en Banco Santander. Además de ofrecer más de 16.000 millones de euros a empresas para el Black Friday, la entidad que preside Ana Patricia Botín lanza préstamos preconcedidos online con un tipo preferente del 3,95%. Asimismo, incorpora una 'garantía de mejor precio', mediante la cual el préstamo queda sin efecto si el cliente contrata otro en mejores condiciones en los 14 días siguientes, renunciando el banco al cobro de intereses y comisiones.
  • El Black Friday en ING. El banco holandés rebaja el interés de su préstamo naranja del 5,95% TIN (5,06% TAE) al 2,99% en la primera magnitud y al 3,03% en la segunda. Este descuento sólo es posible para los clientes. Con un importe de entre 3.000 y 60.000 euros, sin comisiones, el plazo de devolución es de 12 a 84 meses.
  • El Black Friday en Bankia. La entidad que lidera José Ignacio Goirigolzarri presenta un préstamo ad hoc para esos días con un 4,85% TIN y un 4,95% TAE. La promoción será válida desde el 29 de noviembre hasta el 2 de diciembre, ambos inclusive.
  • El Black Friday en Cofidis. La entidad francesa plantea préstamos personales de hasta 15.000 euros al 3,75% TIN, con un plazo máximo de 72 meses y que se concedan entre el 21 de noviembre y el 2 de diciembre.
  • El Black Friday en Cetelem, con préstamos sin intereses para las compras que sus clientes efectúen durante esa gran cita comercial.
  • El Black Friday en Ibercaja. La entidad zaragozana pone en el mercado un descuento de hasta el 20% en la contratación de préstamos preconcedidos online, sin gastos adicionales y realizándose el abono del dinero en cuenta de forma inmediata.
  • El Black Friday en Cajasur, con su producto 'Minikredit', un préstamo de hasta 3.000 euros amortizable hasta en diez meses al 0%, pero con una comisión de apertura del 3%.
  • Finalmente, el Black Friday en Movistar Money, que presenta una oferta llamativa por implicar un interés elevado: se trata de un préstamo al 15,35% TIN y con un 16,48% TAE. No hacer más que echar un vistazo a los descuentos anteriores para comprobar que este último no merece la pena.

Consejos para pedir un préstamo Black Friday

¿Vas a solicitar dinero al banco para hacer compras en esa fecha? Si es así, te recomendamos que tengas en cuenta las siguientes recomendaciones de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU):

  • No te endeudes si no es necesario: antes de solicitar el préstamo al banco que con tanta alegría te ofrecen debes pensarlo bien y plantearte otras opciones.
  • Valora de manera realista tu capacidad de pago, asegúrate de que podrás afrontar la liquidación del préstamo incluso si cambian tus circunstancias.
  • Ten en cuenta que los microcréditos o la financiación a través de tarjeta de crédito suponen abonar intereses elevados.
  • Recuerda que es fundamental comparar distintas ofertas para así poder elegir la que más te convenga.

Y además