Pasar al contenido principal

El problema de los aparcacoches de Barajas con las nuevas barreras de pago de AENA

Barajas T4
Barajas T4 Flickr
  • Varias empresas ofrecen servicios de aparcacoches en Barajas: les dejas tu vehículo al coger un vuelo, lo aparcan y te lo entregan al volver.
  • Esas empresas entregan los coches en la zona de salidas, porque es la única sin restricciones para aparcar.
  • Pero AENA ha empezado a instalar barreras de pago para evitar que se acumulen: si estás más de 15 minutos parado, pasas por caja.
  • No todas las empresas quieren repercutir ese coste al cliente, así que se dedican a dar vueltas por la terminal. 
  • Una de ellas sugiere: "Querríamos llegar a un acuerdo: pagar una comisión a AENA y que pusieran nuestro logotipo".

Muchos aeropuertos tienen un problema de congestión: los servicios como Uber, Lyft y otros no pueden esperar a sus clientes en Llegadas - porque está restringido a los taxis - y se van a la zona de Salidas, tradicionalmente pensada para que el taxi o coche de tu amigo / familiar te deje y se vaya.

En el caso de Barajas, Madrid, los conductores más pícaros usan el truco para evitar pagar el parking: esperan en Salidas, donde no hay restricciones para aparcar. Pero no son los únicos. Varias empresas que ofrecen servicios de parking de larga estancia - recogen tu coche cuando vas a coger el vuelo, lo aparcan durante los días que estés fuera y te lo devuelven al llegar - hacen lo mismo: sus aparcacoches te entregan el vehículo en Salidas, porque es la única zona en la que pueden esperar.

Lee más: Las cápsulas futuristas que van a inundar los aeropuertos

Hace unos meses, la gestora AENA empezó a instalar barreras de pago en Salidas para evitarlo: si estás parado con el coche más de 15 minutos ahí, te cobrarán al salir. Las barreras están, de momento, en la Terminal 2. También están instaladas en la Terminal 4, aunque aún no funcionan - así que los aparcacoches ocupan y colapsan el área, según informan algunos usuarios.


Qué hacen los aparcacoches para no pagar las barreras

"Los primeros diez minutos no los pagas. Pero a partir de quince sí. Mi impresión es que es un mecanismo para que la gente no se enquiste y para controlar a este tipo de empresas y que no se queden mucho tiempo", considera Carlos Jiménez, CEO de la startup de aparcacoches Valeet. "Con el crecimiento de servicios como el nuestro, Uber o Cabify, se usa menos el parking del aeropuerto. Están tratando de rentabilizar lo que es suyo y han puesto estas barreras para ganar un dinero". 

La concesionaria del parking es la empresa Saba, cuyo nombre también está en las barreras. Según declaró AENA a Merca2, su intención no es sólo recaudar sino "mejorar el flujo de vehículos en los viales y ordenar el tráfico", además de evitar el aparcamiento en doble fila.

"Hasta ahora, venía la Policía y te decía que te dieras una vuelta", continúa Jiménez. "Entiendo que con las barreras se la ahorran, porque si te quedas ahí te van a cobrar",

Las empresas de aparcacoches ofrecen al cliente un precio cerrado, que está alrededor de los 30 euros diarios. Además de Valeet, que no tiene parking propio sino que llega a acuerdos con otros parkings, otras más tradicionales son Aparca Madrid, Serviparking, Lavacolla. La llegada de las barreras de pago les ha descolocado un poco el negocio, porque si se pasan de los 15 minutos esperando tienen que pagar y, como al cliente ya le han cobrado, no todas quieren repercutírselo y quedar mal. 

"Cuando llegas, te entregamos el coche. En nuestra aplicación podemos ver si has aterrizado o no", explican desde Aparca Madrid. "También puedes llamarnos para decirnos que estás en la terminal: vamos y te lo damos". ¿Y si entre la llamada y la salida por la puerta pasan más de 15 minutos? "Abandonamos la barrera y damos una vuelta con el coche para no tener que pagar. Empieza en 1,89 €".

En Valeet hacen lo mismo. "Es complejo determinar el tiempo que tardas entre que llega el vuelo y sales. Tratamos de estimarlo para que la experiencia sea positiva. Pero si estamos colapsando el carril, nos damos una vuelta con el coche". En Lavacolla, en cambio, sí asumen el precio de las barreras si les toca pagar.
 

"Les hemos ofrecido llegar a un acuerdo"

Desde Valeet entienden que AENA cobre por aparcar en un espacio hasta ahora exento de pago.

"Con ese espíritu, yo digo: no pasa nada. Les puedo proponer pagar un porcentaje de lo que gano por coche por usar esas barreras y que ellos pongan una banderita con el logo de la empresa. Así los usuarios saben dónde están", cuentan. "Con un acuerdo podríamos hacer cosas muy chulas, desde reservar una zona para ubicar nuestro servicio, promociones conjuntas... Pero es complicado hablar con ellos porque hay mucha burocracia".

En Estados Unidos, donde esta empresa también opera en varios aeropuertos, "tienen el mismo problema. Sus parkings se han dejado de utilizar y necesitan fórmulas para recuperar ese dinero", concluye. Así que quizá estas empresas terminen siendo la solución a sus problemas. "A Uber le cobran por estar. Y nosotros ya estamos hablando con algunos para hacer 'revenue share', utilizar las plazas de garaje de su parking... Así, en vez de pagarlo aparte, ayudamos al aeropuerto".

 

Te puede interesar