Pasar al contenido principal

Puede que no te estés lavando la cara durante el tiempo suficiente, según los expertos

Some fans thought Kendall Jenner didn't wash her face for long enough.
  • Kendall Jenner fue muy criticada en redes por aparecer en un vídeo lavándose la cara durante solo unos segundos.
  • Su hermana Kylie ha recibido comentarios similares.
  • Hemos preguntado a varios expertos durante cuánto tiempo es adecuado lavarse la cara.
  • Según estos expertos, es preferible que sea durante aproximadamente 60 segundos.
  • Es importante que estamos atentos para no pasarnos.
  • Descubre otras historias en Business Insider España.

Kendall y Kylie Jenner han sido atacadas últimamente a través de las redes sociales por la misma razón: cómo se lavan la cara.

Kendal Jenner es, entre otras cosas, embajadora de la marca para el cuidado de la piel Proactiv, y en un vídeo patrocinado que se ha publicado en su Twitter recientemente, aparece utilizando un producto de limpieza para el rostro y enjuagándose tan solo unos segundos más tarde.

Al parecer, este hábito de lavado de cara es común en la familia, ya que su hermana Kylie subió un video el mes pasado para promocionar su propia marca de cuidado de la piel, Kylie Skin. En él, también parecía lavarse la cara rápidamente, lo que le valió una reacción similar en las redes sociales.

Para saber hasta qué punto las hermanas Jenner están cometiendo un error con el cuidado de su piel, hemos preguntado a varios expertos cuál es el tiempo adecuado que debemos dedicar a la limpieza del rostro.

Leer más: Los 9 hábitos que debemos dejar de hacer para cuidar nuestra piel, según los dermatólogos

Hablamos con Doris Day, dermatóloga de Nueva York, profesora clínica asociada de dermatología en la Universidad de Langone Health y autora de Beyond Beautiful: Using the Power of Your Mind and Aesthetic Breakthroughs to Look Naturally Young and Radiant, (Más allá de la belleza: cómo utilizar el poder de tu mente y los avances estéticos para estar joven y radiante de forma natural). Según ella, "la limpieza es el paso más importante en la rutina de cuidado de la piel, especialmente si te maquillas o haces ejercicio".

"Sabemos que a lo largo del día tu piel está expuesta a la contaminación. Esta se acumula, especialmente si utilizamos maquillaje, que puede ser tóxico si no se lava al final del día", nos cuenta Day.

"Para eliminar adecuadamente el maquillaje y las impurezas de la cara, hacen falta más de unos segundos", dice Day.

Experts say about a minute is best.
Experts say about a minute is best. Tinatin/Shutterstock

"Utilizar un cepillo de limpieza es aproximadamente seis veces más efectivo que usar las manos y, en general, se necesitan unos 60 segundos como mínimo para que la limpieza sea efectiva".

Dicho esto, no hay reglas específicas e inquebrantables sobre cuánto tiempo debemos emplear en la limpieza del rostro. "La piel saludable tiene una química delicada que equilibra su propio pH, lo que reduce la inflamación y la infección", nos comenta, por otro lado, Jessica Krant, dermatóloga certificada por la junta de la ciudad de Nueva York.

De hecho, el lavado y la exfoliación excesivos pueden provocar irritación y brotes. "¡Esto no hace más que alimentar a una industria que solo saca provecho, vendiéndonos cinco productos para solucionarlo todo!" dijo Krant. "Lo verdaderamente necesario es un desmaquillante suave y un lavado no agresivo y rápido. Si existen verdaderos problemas médicos como el acné, la rosácea o la dermatitis seborreica, debemos ponerlos en manos de un dermatólogo especialista titulado. Este puede optar por recetar ciertos métodos básicos y productos de venta libre, o medicamentos tópicos u orales si fuera necesario", indica la doctora Krant.

Leer más: Cuántas veces debes lavarte el pelo a la semana, según la ciencia

La doctora Day se ha mostrado de acuerdo con estas palabras, añadiendo que aunque 60 segundos son más o menos lo adecuado, no hay que alargar demasiado la limpieza.

Limpiar o frotar demasiado, así como utilizar sustancias demasiado agresivas, puede arañar la piel y dejarla seca e irritada, de modo que lavarla demasiado es tan dañino como no lavarla lo suficiente.

Y además