Pasar al contenido principal

Qué es y cómo solucionar la anorgasmia, la falta de orgasmo femenino

  • La anorgasmia femenina es la falta de orgasmo, y afecta al 30% de la población mundial.
  • En su mayoría, afirma la sexóloga Valerie Tasso, las causas son psicológicas.
  • Conocerse mejor, autoexplorarse y provocar el deseo son las mejores curas.

En una sociedad en la que el sexo está presente de todas las maneras posibles (en la ropa, en cómo nos relacionamos, en la tecnología, en la publicidad, en el día a día), lo que se ha convertido en un tabú es la falta del mismo. Tenerlo y que sea de mala calidad tampoco es un tema del que guste hablar demasiado. Si acaso, se habla de disfunción erectil o de viagra, pero pocas veces se habla de la falta de orgasmo o anorgasmia. Y menos aún de anorgasmia femenina.

Lo de sacar el tema a colación puede ser más difícil de solucionar; lo de la anorgasmia, no tanto. No alcanzar el orgasmo es algo frecuente y afecta a alrededor del 30% de las mujeres de todo el mundo, pero tiene solución, afirma la sexóloga francesa Valerie Tasso, con más de 15 años de experiencia escribiendo libros, impartiendo charlas y participando en programas divulgativos.

"La historia de la represión sexual femenina viene desde el Génesis, cuando el paraíso se pierde por culpa de Eva y su deseo", asegura Tasso, remontándose con su ejemplo hasta el principio de los tiempos. "En el caso de la anorgasmia, y de ciertos problemas sexuales, se trata de una dificultad, no de una disfunción. Si la sexología está en manos de médicos se patologiza, mientras que los sexólogos lo ponen en valor", asegura en una entrevista con Business Insider.

Leer más: El motivo por el que las personas poliamorosas no sienten celos

Por su consulta de Barcelona pasan multitud de mujeres, y de ellas más del 80% van a pedir ayuda sobre la falta de orgasmos. "Se cura", asegura Tasso, "y en terapia corta". Durante su charla acerca de este problema, a la que fue invitada para presentar el estimulador clitoriano Sona de Lelo, Tasso dio algunas pautas al respecto y señaló ciertas curiosidades sobre el orgasmos femenino, como que "ser multiorgásmica es un privilegio de todas las mujeres, otra cosa es que se manifieste". 

Motivos y remedios de la anorgasmia femenina

Según Tasso, la anorgasmia se manifiesta de dos maneras. Por una lado de forma primaria, "en aquellas mujeres que jamás han sentido un orgasmo", desvela la experta. Por otro de forma secundaria, en aquellas que lo han sentido alguna vez, ya sea en pareja o —a menudo— únicamente en solitario.

Las causas de dicho problema pueden ser fisiológicas ("diabetes, accidentes, problemas de salud, toma de alcohol, drogas o fármacos…"), pero son una minoría. En su mayoría, afirma Tasso, son psicológicas. "A causa de una educación sexual reprimida, de familias conservadoras o religiosas, de falta de conocimiento del propio cuerpo o de una autoexigencia a toda costa", enumera.

Así, la sexóloga se encuentra con distintos perfiles de mujeres que no tienen orgasmos. Por un lado, las que llevan un largo tiempo con su pareja. Por otro, y muy frecuentes, "las de 40-45 años que han perdido el pudor, se han cansado de esperar un orgasmo y leen muchísimo, están informadas y quieren saber". Y, por último, también trata a ciertos perfiles de mujeres jóvenes, que rondan los 20 años, que aún no saben cómo explorar a fondo su sexualidad, y a menudo influenciadas por la pornografía, que "no tiene nada que ver con el sexo", según Tasso.

Leer más: Cómo mejorar tu vida sexual de pareja en una semana 

¿El remedio? "Trabajar el imaginario", recomienda Tasso. "Todos tenemos deseo erótico, pero hay que trabajarlo porque a veces cae en letargo. Hay que llamarlo, alimentarlo con libros, películas, autoestimulación. Hay que saber si esa persona se conoce, y si no, la mujer tiene que aprender a conocerse, a autoexplorarse. Experimentar con juguetes erótico-terapeúticos siempre es buena opción: marcan la zona, van directos y ayudan a conocer mejor la anatomía".

Para la especialista, la alta exigencia que marca la sociedad en cuanto a sexo (tanto en pareja como en solitario) y los modelos sexuales que se les imponen a las mujeres, habitualmente inalcanzables, son los que someten a las féminas a una necesidad de perfección poco real y que acaba resultando en problemas como éstos: "Hay que llegar a la aceptación del propio cuerpo, porque a menudo la mujer está más pendiente de sí misma, del michelín, de la postura, de cómo está… que de dejarse llevar y no disfruta. El sexo requiere una entrega al 100%".

Te puede interesar

Lo más popular