Pasar al contenido principal

El Tribunal de Cuentas advierte de que la Seguridad Social ha perdido 100.000 millones entre 2010 y 2017

Magdalena Valerio, ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.
Magdalena Valerio, ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Ministerio de Trabajo
  • El Tribunal de Cuentas advierte de que la Seguridad Social perdió 100.000 millones entre 2010 y 2017, según El Mundo, que ha tenido acceso al informe remitido al Congreso y califica la situación de quiebra técnica.
  • La institución señala que "el balance de la Seguridad Social recoge, a 31 de diciembre de 2017, un patrimonio neto negativo de 13.720,6 millones de euros con origen en las operaciones de gestión ordinaria".
  • El Fondo de Reserva de la Seguridad Social, conocido como hucha de las pensiones, ha pasado de contar con más de 66.000 millones de euros en 2011 a 5.000 millones en 2018.
  • Esta pérdida de fondos se puede atribuir al déficit del sistema de pensiones y a la retirada de 74.437 millones de euros por parte de los Gobiernos de Mariano Rajoy y de 3.500 millones de euros por parte del de Pedro Sánchez en la legislatura que acaba de terminar.

El sistema de la Seguridad Social española y su supervivencia son uno de los temas recurrentes del debate político desde la Transición. Dentro de esta discusión, se mezclan ingredientes como el imparable envejecimiento poblacional, la falta de eficacia en la gestión de las pensiones y la presión para generar mercado a los planes privados de jubilación y, en la última década, el fantasma de la quiebra del sistema.

Precisamente, este martes el diario El Mundo publica su análisis de un informe que el Tribunal de Cuentas envió al Congreso de los Diputados y en el que advierte de que "el balance de la Seguridad Social recoge, a 31 de diciembre de 2017, un patrimonio neto negativo de 13.720,6 millones de euros con origen en las operaciones de gestión ordinaria".

Leer más: España es uno de los países de la UE que más dinero gasta en pensiones respecto a su PIB, por encima de Alemania y Reino Unido

El periódico de Unidad Editorial califica esta situación de "quiebra técnica" y se centra en las pérdidas que ha sufrido el sistema hasta alcanzar ese "patrimonio neto negativo" al que alude el Tribunal de Cuentas. Este organismo de control presupuestario, según El Mundo, destaca que "el origen está en sus resultados económico patrimoniales negativos del período 2010 a 2017, de 99.503,2 millones de euros".

La hucha de las pensiones pasa de 66.000 millones a 5.000 en 7 años

Así, el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, conocido como hucha de las pensiones, ha pasado de contar con más de 66.000 millones de euros en 2011 a 5.000 millones en 2018. Este fondo fue creado en 2000 por el segundo Gobierno de José María Aznar ante una situación similar a la que señala ahora el Tribunal de Cuentas, con un patrimonio neto negativo en el conjunto de entidades de la Seguridad Social que tocó techo en 1999.

Casi 2 décadas después, la pérdida de fondos en la hucha de las pensiones se puede atribuir al déficit del sistema de la Seguridad Social, en el que cada vez entran menos fondos de cotizaciones por la reducción de la población en edad de trabajar y por el efecto de la precariedad laboral en las cotizaciones que se pagan. Al mismo tiempo, sigue aumentando el número de beneficiarios de prestaciones. 

Leer más: Cuánto debe ahorrar más una mujer para jubilarse con la misma pensión media que un hombre

Además del déficit, también hay que tener en cuenta el factor político, con la retirada de 74.437 millones de euros por parte de los Gobiernos de Mariano Rajoy entre 2012 y 2017 y de 3.500 millones de euros por parte del de Pedro Sánchez en la legislatura que acaba de terminar. Hasta 2012, los Ejecutivos solo podían retirar hasta un 3% del gasto realizado en pensiones, pero la retirada de ese tope ha supuesto una sangría para la hucha.

Esos fondos retirados por los distintos ejecutivos han servido para que el sistema solvente situaciones de apertura económica, como el pago de pagas  extras de julio o de diciembre a los pensionistas, aunque en algunos casos también para pagar prestaciones mensuales corrientes, y al IRPF de prestaciones sujetas a este impuesto.

El Tribunal de Cuentas prevé cambio de tendencia en 2018

El Tribunal de Cuentas afirma que estas pérdidas tienen su origen en "las operaciones de la gestión ordinaria de estas entidades", señalando que "las cotizaciones sociales y, en menor medida, transferencias recibidas del Estado, resultaron insuficientes para la cobertura de los gastos del mismo origen (prestaciones contributivas, fundamentalmente pensiones, y prestaciones no contributivas), provocando desequilibrios financieros, presupuestarios y de tesorería".

Por ello, la institución fiscalizadora pide a los partidos políticos un compromiso dentro del Pacto de Toledo para "promover y llevar a término las reformas que sean precisas para resolver, de forma estable, dicha situación". Además, ha señalado que los préstamos a la Seguridad Social que han realizado los distintos Gobiernos en 2017 y 2018 son "medidas coyunturales" y "no han resuelto los problemas de sostenibilidad financiera de la Seguridad Social".

Leer más: Uno de los lobbys económicos más influyentes de España avisa sobre el impacto de ligar las pensiones al IPC: hasta 327.000 millones en las próximas décadas

El Interventor General de la Seguridad Social, Manuel Rodríguez, según El Mundo, ha vinculado en el informe la situación del sistema de previsión social a un ciclo negativo, frente al positivo que experimentó la pasada década. Además, destaca que 2018 "parece un nuevo cambio de tendencia" al reducirse el déficit del sistema.

Y además

Lo más popular