El GT 2 Pro, el "móvil de papel" de realme lo tiene todo: diseño precioso e innovador, batería monstruosa y un rendimiento a la altura

Realme GT 2 Pro

No lo tenían nada sencillo, pero realme ha logrado sorprenderme de nuevo con su buque insignia. Sí, igual es quitarle la sorpresa al asunto, pero creo que cuando, la ocasión lo merece, es importante dejarlo claro desde el principio: estamos ante uno de los móviles del año

El realme GT lo tenía absolutamente todo: diseño sin parangón, autonomía de escándalo, un rendimiento desmesurado y sobre todo a un precio muy interesante. 

Con el realme GT 2 Pro que he tenido el placer de disfrutar a lo largo de 2 semanas han subido el listón, algo francamente complicado viendo contra quién competía y ahora juega en la liga de los mayores con solo un único hándicap: también juega con el precio de los mayores

Eso sí, vale cada euro de los 749 euros que cuesta la versión de 8 GB de RAM y 128 GB de memoria interna. Personalidad arrolladora, pantalla deliciosa, gigantesca autonomía y una cámara muy versátil que responde francamente bien en todo tipo de situaciones. 

Sigue leyendo si quieres conocer a fondo qué me ha parecido el realme GT 2 Pro.

Un diseño que es una auténtica preciosidad y que tiene un tacto similar a una hoja de papel que me ha enamorado.

Realme GT 2 Pro

El diseño del realme GT ya me conquistó el año pasado y sencillamente pensaba que no me iban a sorprender, me parece uno de los móviles más bonitos y originales que han salido en los últimos años, pero es que este realme GT 2 Pro no se queda corto y cada día que pasa le veo cosas nuevas

Monta una trasera sostenible creada a base de biopolímeros que está inspirada en papel y diseñada por Naoto Fukosawa que, además de reducir la huella de carbono un 35%, es una auténtica pasada para la vista. 

Es un móvil que destila muchísima elegancia con el logo de realme situado en la parte superior al que suma la firma de Fukosawa que le da un toque único. Al lado descansa el módulo de cámaras con un ligero relieve, así como un tacto y un color diferente que le aporta más personalidad al conjunto. 

¿Lo mejor? No tiembla nada cuando lo pones en una mesa. Además, el agarre es sensacional y el tacto similar al papel me ha hecho que incluso pasee el dedo cuando estoy distraído por el móvil simplemente por disfrutar de su rugosidad. Como es lógico, es totalmente antihuellas por el material usado. 

La botonera se aloja en ambos lados —el botón de bloqueo en la derecha, el de subir y bajar el volumen a la izquierda— y responden francamente bien, aunque me ha dado la sensación de que están un poco altos y he tenido que hacer alguna que otra maniobra para interactuar con ellos. 

Por último, en la inferior, descansa el puerto USB-C y la ranura para la tarjeta SIM. 

Una pantalla que es una absoluta delicia que vas a disfrutar en todo lo que hagas.

Realme GT 2 Pro

Primero, como siempre, toca hablar de especificaciones: apuesta por un panel AMOLED 2K con tecnología LTPO 2.0 a la que suma una tasa de refresco configurable de 120hz.

¿El resultado? Una calidad de imagen asombrosa y muy fluida con una representación del color fantástica que se defiende a la perfección tanto en condiciones de mucha luminosidad como en entornos más oscuros. 

Un único problema: el brillo automático no me ha convencido del todo en escenarios de poca luz. Me entregaba un brillo mínimo que siempre consideraba algo bajo y tenía que pasar por el centro de control para ajustarla un poco. 

También hay que destacar que ofrece protección Gorilla Glass Victus para cualquier golpe inesperado, así como certificación DisplayMate A+, un punto de referencia que destaca la fluidez en pantalla. 

Por último, destacar que la cámara selfie se emplaza en el lado izquierdo del dispositivo, mi disposición favorita, ya que es el sitio que menos entorpece la visión cuando estás viendo alguna serie o película en posición horizontal, así que poco más se puede añadir. 

Lo último de Qualcomm para brillar en rendimiento en todo tipo de escenarios. 

Realme GT 2 Pro

El realme GT 2 Pro es un auténtico misil. Viendo lo que lleva dentro, un Snapdragon 8 Gen 1, el procesador de Qualcomm más potente hasta la fecha, no esperaba menos. 

Es un dispositivo que puede con todo lo que le eches y que se mueve a una velocidad de vértigo en todo tipo de escenarios

Además, al igual que la versión GT del año pasado, también cuenta con un modo GT que amplifica todavía más el rendimiento del dispositivo —que impacta, claro está, en la autonomía— y que es capaz de mover juegos en ultra casi sin despeinarse

La única pega que le puedo poner es que tras un buen uso en aplicaciones exigentes la trasera se siente algo caliente. Nada incómodo ni molesto, pero me ha llamado la atención, ya que incorpora el mismo sistema de cámara de vapor de acero inoxidable que tan buenos resultados da en el GT Neo 2, pero que aquí no brilla igual. 

Un sistema operativo que lo tiene todo y que cada día añade nuevas funciones que lo hacen más interesante. 

Realme GT 2 Pro

En cuanto al sistema operativo, viene con realme UI 3.0 basado en Android 12 y lo cierto es que, ya desde hace un tiempo, es una de mis interfaces Android favoritas

No solo por la gran cantidad de personalización que tiene, sino porque tiene un sinfín de opciones que te van a dejar perfilar el dispositivo para ajustarlo a tu estilo de vida. 

Un modo Always On completísimo —que se mantiene apagada si no detecta que estás cerca para ahorrar batería— personalización total en los iconos, pudiendo cambiar su tamaño, forma y diseño, accesos rápidos a diferentes elementos como el doble toque en pantalla y todo con un gusto por el diseño exquisito. 

Excelente nivel de biometría y conectividad al que no se le puede poner ninguna pega: lo tiene todo. 

Realme GT 2 Pro

El realme GT 2 Pro viene bien nutrido en biometría y conectividad. 

Reconocimiento facial preciso y rápido, aunque solo te detecta según la foto de registro que subas en primera instancia —es decir, adiós a las gafas de sol o a la mascarilla— y lector de huellas integrado en pantalla al que puedes poner varias animaciones para darle mayor personalización. 

También cuenta con NFC para pagos móviles, wifi 6, bluetooth 5.0 y como no, 5G para dar lo máximo en cobertura móvil cuando no estás conectado a un punto wifi para sacarle mayor partido a los contenido en streaming

En cuanto al sistema de audio, también me ha parecido realmente bueno e incorpora tecnología Dolby Atmos para así poder tener un sonido envolvente que te va a enamorar en series, películas y juegos. La única pega es que cuando lo tienes al máximo, sí que distorsiona algún agudo, pero a niveles medios la experiencia es francamente buena. 

Sensacional autonomía que puede darte hasta 2 días y medio de uso comedido y que baja hasta la jornada completa sin apuros si vas a exprimirlo al máximo. 

Realme GT 2 Pro

El realme GT 2 Pro monta una batería de 5.000 mAh que es una auténtica bestia. Para que te hagas una idea, he tenido la pantalla siempre en 120hz y el modo GT para ampliar el rendimiento en determinadas funciones y el móvil llegaba al final del día sin ningún tipo de problema. 

En jornadas más comedidas con un uso más intermitente, es decir, chequeo de redes sociales, navegación por internet moderada y juegos pequeños para matar el rato, la autonomía se me disparó hasta prácticamente los 2 días y medio

Lo mejor, eso sí, es cuando pasas por el cargador de 65 W: en poco menos de media hora ya tienes cargado el 100% para disfrutar al máximo de nuevo. 

Fotografía que sube el nivel frente a todo lo que ha hecho realme hasta la fecha y que deja una cámara muy versátil y potente con la que vas a poder capturar todo lo que se te ocurra. 

Realme GT 2 Pro

En cuanto a fotografía el realme GT 2 Pro apuesta por una cámara principal de 50 megapíxeles con una lente Sony IMX766 con sensor O1S + EIS e integra una cámara ultra gran angular de 150º que deja unos resultados muy chulos. También lleva una cámara microscopio que sustituye al macro —una pena, ya que me encanta— y que te va a dejar ver pequeños detalles. 

Es una cámara sencillamente genial que cumple con creces en todo lo que se propone. Es cierto que en mi caso veo más una anécdota el modo microscopio, que usaré un par de veces por la curiosidad, y hubiese preferido el modo macro, pero es un detalle que se agradece. Tratar de innovar ante todo, eso es lo importante

El gran angular y la cámara principal convencen y dejan resultados muy buenos. 

Realme GT 2 Pro

Cuando amplías al máximo, 20x, pierde mucha definición y parece casi una especie de acuarela. 

Realme GT 2 Pro

El modo retrato perfila y detalla mucho más al protagonista, tanto en exteriores...

Realme GT 2 Pro

... como en interiores, aunque con menos luz los resultados no son tan buenos. 

Realme GT 2 Pro

Echo en falta el modo macro, pero a cambio entrega un modo microscopio con un zoom de 40x que te va a permitir ver detalles muy poco comunes. Aquí la textura de un sofá y un detalle de la chapa de una cerveza. 

Realme GT 2 Pro

Lo que más me ha gustado es que incluye un modo ojo de pez al que seguro que le sacas muchísimo partido. 

Realme GT 2 Pro

El ultra gran angular de 150º también deja efectos muy chulos, aunque como es lógico, sí que deforma los laterales de la imagen, pero le da un aspecto único. 

Realme GT 2

En exteriores, el efecto está todavía más logrado. 

Realme GT 2

Aquí tienes una pequeña galería para que veas de qué es capaz el Realme GT 2 Pro:

Realme GT 2 Pro


Realme GT 2 Pro
Realme GT 2 Pro
Realme GT 2 Pro
Realme GT 2 Pro
Realme GT 2 Pro
Realme GT 2 Pro
Realme GT 2 Pro
Realme GT 2 Pro
Realme GT 2 Pro
Realme GT 2 Pro
Realme GT 2 Pro
Realme GT 2 Pro
Realme GT 2 Pro
Realme GT 2 Pro
Realme GT 2 Pro
Realme GT 2 Pro
Realme GT 2 Pro
Realme GT 2 Pro
Realme GT 2 Pro
Realme GT 2 Pro

Si buscas móvil todoterreno con diseño innovador y muy bonito, versatilidad en el apartado fotográfico, potencia desmedida y una autonomía de escándalo, el realme GT 2 Pro no solo te va a convencer: te va a enamorar.

Realme GT 2 Pro

Creo que tenían muy complicado superar al modelo del año pasado, pero sinceramente no solo pienso que lo han logrado, sino que lo superan con creces

El realme GT ya me pareció de lo mejor que probé el año pasado y aunque de momento es pronto para afirmar una cosa así, ya que está todo el año por delante, este va por el mismo camino

Diseño innovador que, además de ser respetuoso con el medio ambiente es precioso y muy original, una pantalla que es una absoluta delicia, un rendimiento excelente a pesar de que algo se calienta en tareas exigentes y una batería monstruosa. 

La única pega es que, ya que ha venido a competir en las grandes ligas, también tiene precio de grandes ligas y viendo lo notable que es la versión del año pasado, que puedes comprar más barata, igual eso juega en su contra. 

Eso sí, si decides apostar por el realme GT 2 Pro, no solo te va a convencer: te va a enamorar. 

Otros artículos interesantes:

El móvil camaleónico que pasa de azul a rojo en cuestión de segundos: el realme 9 Pro+ es perfecto si buscas un smartphone original con buena cámara selfie y gran autonomía

El realme Book no decepciona y deja un primer generación que destaca en diseño, pantalla y un teclado a la altura

La realme Pad es otro primer intento muy competente que brilla en diseño y prestaciones multimedia a la que le faltan algunos ajustes de software para entrar en la élite

Te recomendamos