Realme GT3: 4 claves que podrían convertirlo, de nuevo, en uno de los dispositivos del año

Realme GT3
  • El realme GT3 promete ser un digno sucesor del realme GT2 Pro y volver a colarse como uno de los dispositivos del año. 
  • En una primera toma de contacto me ha llamado mucho la atención su carga rápida y su completo cuadro de especificaciones. 

Tras el lanzamiento el año pasado del realme GT2 Pro, para mí uno de los mejores móviles de 2022 sin lugar a dudas, tenía muchas ganas de ver qué era capaz de ofrecer la compañía china con su nueva aventura en la gama alta

Ya desde el primer dispositivo GT, realme ha echado el resto con especificaciones de primer nivel y precios competitivos y su nuevo realme GT3 parece que va por el mismo camino. 

He pasado unas horas con el dispositivo entre manos, poco para hacer un análisis en detalle y concienzudo, pero sí más que suficiente como para formarme unas primeras impresiones sobre el dispositivo.

Se trata del dispositivo más potente de la compañía china y tiene en su interior 4 factores diferenciales que pueden colocarlo entre lo más interesante del año si se confirman mis sospechas. 

Apuesta por pantalla plana con la fluidez como principal protagonista.

Realme GT3

Uno de los aspectos que más me ha llamado la atención del realme GT3 en esta primera toma de contacto es el panel, que aunque deje de lado las curvas —algo que agradezco— está francamente bien aprovechado. 

Lo que más ha gustado de su panel OLED con resolución de 1.5K es lo fluido que va gracias a su tasa de refresco de 144 Hz. Todavía tengo que ver cómo afecta esto a la autonomía durante el día a día, pero viendo su velocidad de carga, no me importaría sacrificar autonomía, viendo cómo se mueve todo como la seda. 

Potencia para todo con el Snapdragon 8+ Gen 1 de Qualcomm.

Realme GT3

En su interior guarda un procesador Snapdragon 8+ Gen 1, un viejo conocido que asegura potencia bruta en todos los aspectos. De momento no tengo claro si echaré en falta la Gen 2 de lo nuevo de Qualcomm, que ya he probado en el OnePlus 11, por poner un ejemplo, pero no tengo dudas de que va a ofrecer un rendimiento de altura. 

Lo que no tengo tan claro es lo que va a pasar con la gestión del calor. Este procesador, a pesar de su potencia, peca de calentarse más de la cuenta en tareas complejas como juegos, multitarea o durante la carga. 

Es algo que ya noté en su momento en el realme GT2 Pro y todavía tengo que exprimirlo al máximo. Igual su sistema de refrigeración por vapor ayuda a que esto no pase, pero no puedo dar una sentencia por el momento. 

También toca destacar que viene con realme 4.0 como sistema operativo basado en Android 13, algo que ya tiene el realme GT2 Pro que tengo como móvil personal, por lo que no dudo de que sea un software pulido y lleno de posibilidades.

Posibilidades que se expanden sobre todo gracias a una ventana traslúcida junto al módulo de cámara que ofrece un anillo de iluminación RGB que muestra diferentes efectos de luz en función del estado del dispositivo.  

Puede avisarte de cómo va la carga o notificarte de un aviso o una llamada y que, gracias a que podrás personalizar su tono entre 25 tonos distintos, 2 tipos de ritmo y 5 modos de velocidad de iluminación, le da un toque mucho más llamativo. 

Me falta comprobar si esto es un añadido más curioso que otra cosa o si lo acabaré desactivando en el futuro, pero de momento me ha llamado poderosamente la atención

Cámara versátil con especificaciones muy interesantes.

Realme GT3

En cuanto a la cámara, monta un sensor principal de 50 megapíxeles con una lente Sony IMX890 con estabilización óptica, ultra gran angular de 8 megapíxeles, modo microscopio de 2 megapíxeles y cámara frontal de 16 megapíxeles. 

Un apartado fotográfico que viendo los números promete ser muy solvente y divertido. También he estado haciendo un par de fotos de prueba sueltas para ver su comportamiento y lo cierto es que me ha transmitido muy buenas sensaciones. 

Es cierto que echo en falta el modo macro, uno de mis favoritos en realme, así como la integración de un teleobjetivo, pero al final son 2 elementos que se pueden usar en ocasiones más contadas y es más importante lo que puedes hacer con la cámara principal.

La carga rápida parece ser su principal punto fuerte.

Realme GT3

Hablo de manera hipotética y lo cierto es que no sé por qué. Su carga de 240 W cumple con los números que deja realme y parece cosa de magia: unos 9 minutos para tener el dispositivo cargado por completo.

Es normal que viendo estas cifras pienses que puede degradar más rápido de la cuenta la vida útil de la batería, pero realme ha pensado en ello. 

La compañía china ha echado el resto en incluir esta característica que promete dar seguridad de carga y longevidad en la vida útil de la batería gracias a 3 pilares clave: un cable personalizado 12A ultrarrápido, certificado TÜV Rheinland y la garantía de ofrecer una vida útil del 80% tras más de 1.600 ciclos de carga.

En cuanto a la autonomía de 4.600 mAh, todavía me falta poner el dispositivo a prueba, pero apunta maneras. 

Me falta mucho por probar de este realme GT3, pero las primeras impresiones no pueden ser más positivas. Toca esperar a la review para ver qué tal le ha salido a la compañía su nueva aventura en la gama alta, pero la cosa promete mucho

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.