Pasar al contenido principal

La agilidad en la toma de decisiones y otras recomendaciones para invertir en momentos convulsos

Trader grita una orden en Wall Street
Reuters
  • En las últimas semanas los mercados han fluctuado entre noticias positivas en torno a geopolítica.
  • Es probable que haya comenzado una nueva fase de “esperar y ver” durante la cual los mercados reevaluarán los “temores de recesión y las presiones de la dinámica comercial sobre los balances de las empresas”, según los expertos de Amundi.
  • Es mejor ser “ágil y prudente”, como principal consejo: los mercados son “demasiado optimistas” con respecto a sus expectativas sobre las medidas políticas, tal y como describen estos expertos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En las últimas semanas los mercados han fluctuado entre noticias positivas en torno a geopolítica (conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China, Italia y menor riesgo de un Brexit sin acuerdo) y no tan buenas noticias sobre datos económicos (recesión alemana, desaceleración en la industria manufacturera americana y en China). 

Tal y como explican los expertos de Amundi, esto ha conducido a un rebote “en Renta Variable y a una subida de yields de bonos core”.

Por eso, es probable que haya comenzado una nueva fase de “esperar y ver” durante la cual los mercados reevaluarán los “temores de recesión y las presiones de la dinámica comercial sobre los balances de las empresas”

El año pasado, los principales impulsores de los mercados fueron las expectativas de inflación y los tipos de interés. Hoy, los principales factores que causan los movimientos del mercado son las expectativas de recesión y las acciones de política monetaria y fiscal. En ambos casos, cree que "los mercados esperan demasiado"

Leer más: 3 cosas que debes entender sobre invertir para ganar dinero en bolsa

Qué tener en cuenta ahora para invertir

Desde la conocida gestora exponen que en su escenario central no creen que se produzca “una recesión económica en los próximos 12 meses”, ya que el consumo doméstico sigue siendo fuerte (aunque el sector manufacturero se encuentra débil). Sin embargo, los beneficios corporativos aún pueden verse afectados, lo que “constituye un entorno frágil para la Renta Variable”.

Por eso es mejor ser “ágil y prudente”, como principal consejo. Y es que los mercados son “demasiado optimistas” con respecto a sus expectativas sobre las medidas políticas. El BCE parece haber superado las expectativas de los inversores aplicando medidas de relajación. 

Con todo, es evidente que la política monetaria debe ir acompañada de medidas fiscales (la primera por sí sola no es suficiente para contrarrestar el bajo crecimiento y la baja inflación). En lo que respecta al impulso fiscal, esperamos algunos ajustes, pero no un cambio sustancial en las normas fiscales de la UE

Cuando las expectativas sobre las medidas políticas son altas, el riesgo de que los inversores se sientan decepcionados es también alto, lo que provoca volatilidad en la mayoría de los mercados. 

Escenarios alternativos

Un equipo de inversores siguiendo una metodología de inversión
Getty Images

Amundi tiene en su mente otros escenarios alternativos en el esquema de la inversión que podrían presentarse en el futuro. El más negativo es que la desaceleración sea “más pronunciada” de lo esperado debido a la guerra comercial en curso. Esto podría afectar a la “inversión de capital o incluso puede causar despidos”, especialmente en Estados Unidos, donde las leyes laborales son flexibles (sin embargo, a corto plazo, las compañías se muestran reacias a reducir personal, ya que resulta caro sustituir  trabajadores),  pudiendo afectar así al consumo "robusto". 

El temor a los riesgos de recesión también podría llevar a una recesión, que sería negativa para los activos de riesgo. Existe también una tercera posibilidad: que los bancos centrales apliquen políticas agresivas y también se implementen medidas fiscales. Esto apoyaría aún más a los “activos de riesgo”. Otra recomendación que como inversor podrías tener en consideración. 

Sobre la base de estos escenarios y el hecho de que consideren el primero y el segundo los más probables en este momento (fragilidades, con altas valoraciones en muchas áreas del mercado y riesgos de decepción), creen que los inversores deben mantenerse “cautelosos y ágiles”.

En conclusión, el principal mensaje para los inversores es tratar de “preservar capital en este escenario tan incierto y ser ágiles en la búsqueda de oportunidades en medio de la volatilidad”, destacan. 

En el futuro, los inversores tendrán que evaluar las probabilidades de evolución de los diferentes escenarios. A día de hoy, su escenario de que los mercados esperan demasiado del “policy mix” (combinación de políticas) es “el más probable”. Hay temores excesivos de una recesión y también la efectividad marginal de las medidas monetarias está disminuyendo. 

Además, piensan que existen limitaciones políticas y económicas que “impedirían un cambio de dirección fiscal en Europa/Alemania”.
Más allá del corto plazo, el debate actual conducirá a una combinación de políticas a favor del crecimiento con un enfoque de "lo que sea necesario" (“whatever it takes”). Esto significa que podríamos ver “más esfuerzos para acercar la brecha entre el espacio fiscal y monetario”.

Puede surgir algún tipo de "politización" de las políticas monetarias y de "monetización" del enfoque presupuestario, con marcos diferentes según los países y las instituciones. Esto podría “influir en el entorno del mercado a la luz de una recesión o a la luz de medidas preventivas para evitar una recesión”, concretan estos expertos. 

Así, los inversores tendrán que "evaluar el impacto a corto plazo (caídas aún mayores en todas las clases de activos) a partir del cambio de expectativas que podría producirse en última instancia (incluida la inflación)”, finalizan.
 

Y además