Pasar al contenido principal

Trump está convencido de que hay una conspiración para desvirtuar los datos económicos y exagerar la amenaza de una posible recesión

El presidente Donald Trump en una reunión con ejecutivos de la industria del automóvil en la Sala Roosevelt de la Casa Blanca
El presidente Donald Trump en una reunión con ejecutivos de la industria del automóvil en la Sala Roosevelt de la Casa Blanca. AP/Evan Vucci
  • El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha expresado en privado su preocupación de que sus detractores están exagerando las perspectivas de una posible recesión para perjudicar sus posibilidades de reelección en 2020, según ha informado este domingo el New York Times.
  • Alarmado por los datos económicos, la semana pasada Trump pidió consejo a los líderes financieros sobre las previsiones de la economía estadounidense, según informa la prensa.
  • Algunos economistas han señalado que la inusual curva de rendimiento inversa en los mercados de bonos y la desaceleración económica mundial indican que una recesión puede estar en camino.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Donald Trump ha expresado en privado su preocupación ante la hipótesis de que sus rivales estén exagerando las posibilidades de que se produzca una recesión para perjudicar sus posibilidades de reelección en 2020, según ha publicado este domingo el New York Times.

Alarmado por los datos económicos, la semana pasada Trump pidió consejo a los líderes financieros sobre las previsiones de la economía estadounidense, según informa la prensa del país.

Fuentes familiarizadas con el tema le han contado al New York Times, con la condición de que se mantenga su anonimato, que el presidente dijo a sus ayudantes y aliados que los opositores estaban tratando de arrebatarle una de sus principales bazas de cara a la campaña electoral de 2020: la robustez de la economía durante su presidencia.

Inquieto por informaciones publicadas en diversos medios de comunicación y advertencias de los economistas sobre los signos de una recesión, el presidente ha afirmado en privado que "las fuerzas que no quieren que él gane" han estado exagerando el daño que su guerra comercial ha causado a la economía mundial, según se indica en ese mismo artículo. Trump ha expresado repetidamente teorías conspirativas durante su presidencia, sobre temas como la reciente muerte del deshonrado financiero Jeffrey Epstein, así como el servidor privado de correo electrónico de Hillary Clinton.

Trump en un mitin el año pasado en el Lewis Center, Ohio.
Trump en un mitin el año pasado en el Lewis Center, Ohio. AP /John Minchillo

El presidente de los Estados Unidos también ha intentado culpar a sus detractores por todos esos datos a través de mensajes de Twitter y en declaraciones públicas, llegando a sostener que "los medios de fake news están haciendo todo lo posible para derrumbar la economía porque piensan que eso será malo para mí y para mi reelección".

Leer más: 3 de las mayores economías de Europa podrían haber entrado en recesión y el BCE se ha quedado sin recursos para ayudarlas

También ha atacado al presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, un hombre que él mismo propuso para dirigir el organismo y al que llamó "fuerte", "comprometido" e "inteligente" cuando fue designado para el cargo.

Sin ir más lejos, este domingo Trump se ha jactado de la robustez de la economía de Estados Unidos, y en comentarios realizados a periodistas estadounidenses ha subrayado que la economía del país está superando a la de otros países.

"El resto del mundo, si miras a Alemania, si miras a la Unión Europea, sinceramente, mira al Reino Unido, es decir, mira a muchos países, no les está yendo bien".

"A China le está yendo mal", agregó Trump. "En algunas partes de Asia no les va bien. Lo estamos haciendo mejor que cualquier país, o incluso área, en cualquier parte del mundo".

La preocupación ante una posible recesión se acentuó la semana pasada después de que se invirtiera la curva de rendimientos en el mercado de bonos de EE.UU., un indicador que a menudo apunta a una próxima recesión o a una desaceleración significativa del crecimiento económico.

Una curva de rendimiento invertida se produce cuando es más barato para el gobierno de los EE.UU. pedir prestado durante 10 años que durante dos. Esto ocurre cuando los tipos de interés de los bonos a corto plazo se elevan porque la gente está preocupada por las perspectivas económicas a corto plazo y teme invertir en deuda a corto plazo.

Leer más: 7 gráficos que desvelan que la economía europea está acercándose a niveles preocupantes

La situación se produce en medio de una ralentización de las principales economías del mundo, entre las que se incluyen China y la locomotora de Europa, Alemania. Parte de esa desaceleración, particularmente en China, ha sido atribuida por los economistas a la guerra comercial de Trump.

Trump está convencido de que hay una conspiración para distorsionar los datos económicos y exagerar la perspectiva de una recesión.
Artyom Ivanov\TASS\Getty Images

Sin embargo, algunos miembros del equipo económico de Trump creen que las perspectivas de recesión están siendo exageradas, respaldando al presidente, y que las cifras de ventas y empleo y otros datos muestran que es probable que la economía de EE.UU. se mantenga fuerte.

Los ingresos medios de los estadounidenses aumentaron un 3,2% en el año hasta julio, mientras que las nóminas no agrícolas, la principal medida del empleo en Estados Unidos, aumentaron en 164.000 puestos de trabajo durante el mes.

"No hay recesión a la vista", dijo el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, en "Fox News Sunday".

"Los consumidores están trabajando", dijo. "Sus salarios están subiendo. Están gastando y ahorrando".

La semana pasada, sin embargo, el Washington Post informó que algunos miembros de la Administración estaban preocupados por la inminente recesión, pero que no estaban haciendo ningún plan formal al respecto, creyendo que hacerlo podría ayudar a precipitar una crisis.

Y además