Pasar al contenido principal

Las renovables marcan un récord en España, aunque se dejan megavatios subastados por el camino, mientras el Gobierno lanza otro borrador en busca de una transición energética más ambiciosa

Teresa Ribera y Greta Thunberg en la COP 25
Teresa Ribera y Greta Thunberg en la COP 25 Reuters
  • En 2019 se alcanzó el récord de 6.456 MW de renovables instalados en España, hasta 6.126 WM más respecto al 2018 cuando solamente se instalaron 330 MW, según los datos que ha publicado Red Eléctrica España.
  • Sin embargo, han quedado por instalar de las subastas 2.331 MW de las subastas de 2017, entre 181 MW fotovoltaicos y 2.150 MW eólicos.
  • La producción renovable nacional ha copado un 37,5% de la tarta energética y la eólica que erige como la tercera fuente energética del mix.
  • El último borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) pretende eliminar las plantas de carbón en 2030 y aumenta las ambiciones para la energía fotovoltaica para reducir un 23% las emisiones de gases de efecto invernadero hasta 2030.
  • Entre los principales cambios figura un aumento de la inversión, que pasará de los 236.000 millones de euros con los que estaba dotado en un inicio a 241.000 millones de euros del último borrador.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La energía verde marca un nuevo hito. En 2019 se instalaron 6.456 MW de renovables en España. La cifra no es baladí y es que representa un récord en el sistema eléctrico español con 6.126 WM instalados más respecto a los 330 MW instalados en 2018, según los datos facilitados ayer por Red Eléctrica España. 

Pero no es oro todo lo que reluce. Eran 8.000 los MW que se debían de haber instalado derivados de las subastas de 2017. En realidad, se llegaron a ejecutar 5.689 MW correspondientes con las pujas celebradas ese año. Teniendo en cuenta que los 767 MW restantes se corresponden con proyectos libres a mercado, esto se traduce en que se han quedado por el camino más del 30% de los MW subastados.

En 2017, el Gobierno convocó dos pujas en las que se adjudicaron 8.000 MW, distribuidos en 4.107 MW eólicos y 3.910 solares. Debían conectarse a la red antes del 2019 si querían recuperar los avales presentados para participar en las subastas. A pesar de esto, han quedado por instalar 2.331 MW, 181 MW fotovoltaicos y 2.150 MW eólicos. 

Leer más: Lo que pudo ser y no fue la Cumbre del Clima de Madrid, en 3 minutos

Queda por ver qué sucederá con los avales que las empresas depositaron como garantía financiera y que, por lo pronto, parece que se quedará Hacienda, ya que no se han cumplido con los plazos.

Las instalaciones de renovables están viendo retrasada su entrada en funcionamiento y dado que algunas de las licencias concedidas en las subastas de renovables de 2015 y 2017 no están listas para operar, podrían llegar a perder la licencia que se les concedió.

Las renovables suponen un 37,5% de la tarta energética

Una turbina eólica al lado de una central de carbón en Alemania
Una turbina eólica al lado de una central de carbón en Alemania Reuters

Con una sensación más o menos agridulce, por el momento, estos 6.456 MW de renovables suponen un hito, que se traduce en 189 nuevas instalaciones de energía limpia. El grueso se corresponde con proyectos fotovoltaicos, con hasta 3.975 nuevos MW distribuidos en 93 instalaciones, mientras que otros 2.319 MW se corresponden con 86 granjas eólicas y 162 MW son de otras 10 instalaciones de energías renovables. 

En comparación, en 2018, tan sólo se conectaron 330 MW. Si la cifra ya no es, de por sí, muy optimista, menos lo es que 194 MW se correspondieran con el plan eólico canario.

Según los datos de Red Eléctrica, actualmente la generación renovable asciende a 55.247 MW en España que se distribuyen en un 46% eólicos, un 16% fotovoltaicos y un 38% que se corresponden con otras tecnologías renovables. 

Leer más: Un billón de euros en inversión y ayudas a los más dependientes de los combustibles fósiles: el plan de la Comisión Europea para que Europa sea la primera región neutra en carbono

Por lo pronto, parece que el mix de generación energético se va inclinando progresivamente hacia el lado verde. La producción renovable nacional ha copado un 37,5% de la tarta energética, con hasta 97.826 Gwh.

En este cómputo, la eólica se erige como la tercera fuente energética del mix, con un peso del 20,8% y pisándole los talones a la nuclear y el ciclo combinado, con un peso del 21,4% y del 21,2% respectivamente. 

De la mano de las energías verdes, la potencia instalada nacional ha crecido un 5,6% hasta los 110 GW impulsada por el crecimiento del 12,9% de la potencia instalada renovable que supone la entrada en funcionamiento de estos 6.456 MW. 

Leer más: Este gráfico muestra cómo crecerán las renovables en el mix energético de cinco países de Europa, según Moody's

Un Plan de Energía y Clima más ambicioso en solar y sin carbón en 2030

Teresa Ribera.
REUTERS

El contexto parece propicio para cumplir con lo planteado en la última versión del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC). Entre otras ambiciones, pretende eliminar el carbón como fuente de generación de energía antes de 2030 y aumenta las ambiciones para la energía fotovoltaica de cara a reducir un 23% las emisiones de gases de efecto invernadero hasta 2030, respecto a los niveles de 1990.

El ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico abrió, precisamente, ayer a consulta pública el borrador actualizado del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC 2021-2030) y entre los principales cambios figura un aumento de la inversión, que pasará de los 236.000 millones de euros con los que estaba dotado en un inicio a 241.000 millones de euros del último borrador. 

Esta nueva hoja de ruta acelera, de hecho, el fin de las centrales de carbón, que pasan de un máximo de generación de 1.300 MW en 2030 a, directamente, cero para esa misma fecha, según el nuevo borrador. Este objetivo se plantea en línea con las últimas decisiones de las energéticas que han ido anunciando el cierre de algunas de sus plantas de carbón.

Leer más: Así es la Ley de Cambio Climático y Transición Energética que pretende acabar con los coches diésel, gasolina e híbridos

Además, este nuevo borrador concede un mayor impulso las renovables y, concretamente a la energía solar. El nuevo documento prevé añadir 59 GW adicionales de energía verde y 6 GW más de almacenamiento. En energía solar pretende desarrollar 30.000 MW en la próxima década, 2.300 WM más de los que contemplaba el primer borrador.

Si bien la inversión aumenta en 5.000 millones y se mantiene ese 80% destinado al desarrollo de renovables, ha cambiado en este nuevo borrador la distribución de ese dinero. El nuevo reparto disminuye la inversión en renovables de 101.600 millones de euros a los 91.765 millones de euros así como el dinero destinado a ahorro y eficiencia, hasta 84.540 millones de euros. Mientras, aumenta la inversión en redes y electrificación, hasta 58.579 millones de euros y la partida del resto de medidas crece hasta 7.528 millones de euros. 

Son 10.000 millones de euros menos los que se destinarán a renovables ya que, a juicio del Gobierno, no necesitarán tanta financiación para lograr ese 42% de renovables en 2030.
 

Y además