Pasar al contenido principal

¿Vas a tener un hijo este año? Estos son los requisitos para disfrutar de tu permiso por paternidad

Requisitos para solicitar el permiso de paternidad
PublicDomainPictures / Pixabay
  • La baja laboral para los padres aumentó de 5 a 8 semanas de duración el pasado 1 de abril (2 de ellas deben darse de forma obligatoria tras el parto) y alcanzará las 16 en 2021.
  • Los posibles beneficiarios deben estar afiliados a la Seguridad Social y en estado de alta.
  • Los progenitores tienen que haber cotizado 180 días en los 7 años anteriores al permiso o, de forma alternativa, 360 jornadas a lo largo de la vida laboral.
  • El hombre puede disponer de tiempo cedido por la madre: este año, hasta cuatro semanas, al mismo tiempo que ella o a continuación.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Aquel primer permiso de paternidad que puso en marcha el por entonces Gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero allá por 2007 sigue aumentando. De los 15 días fijados en la fórmula original se han ido subiendo escalones hasta alcanzar las cuatro semanas de 2017, las cinco en 2018 y, desde el pasado 1 de abril, las ocho ahora vigentes.

Si se cumple el plan previsto por el Ejecutivo actual -todo hace indicar que Pedro Sánchez repetirá al frente del Gobierno que está por formarse-, aún habrá más incrementos: hasta las 12 semanas en 2020 y culminará en un tope -por ahora- de 16 en 2021. Esa ampliación significará que el permiso de maternidad y de paternidad se equipararán.

El permiso de paternidad

Aunque por su propia denominación resulta evidente la función de esta figura, cabe recordar que el permiso por paternidad otorgar al trabajador el derecho a percibir un subsidio durante los días de suspensión del contrato o cese en la actividad en caso de nacimiento de un hijo, adopción o acogimiento.

La cuantía económica que recibe equivale al 100% de la base reguladora que se encuentre establecida para la prestación de incapacidad temporal por contingencias comunes en cada caso. En otras palabras, que el progenitor puede disfrutar de ese periodo sin trabajar percibiendo el mismo salario que si, por ejemplo, estuviese de baja por enfermedad. Es la Seguridad Social la que se encarga de pagar el 100% del sueldo bruto del padre.

El permiso de paternidad, a jornada completa o parcial

En ese sentido, es preciso destacar que el permiso de paternidad es un instrumento flexible y puede disfrutarse en régimen de jornada completa o parcial de un mínimo del 50%. Eso sí, previo acuerdo del trabajador con el empresario, siendo compatible e independiente del disfrute compartido del descanso por maternidad. En ese sentido, puede que te interese saber cómo reclamar la devolución del IRPF por maternidad y paternidad a través del formulario de Hacienda.

El permiso de paternidad en 2019

No hay duda de que el gran salto de la prestación por paternidad se produjo el pasado 1 de abril, al prácticamente duplicarse pasando de cinco a ocho semanas -dos de ellas deben disfrutarse de manera obligatoria tras el parto-, como ya se ha señalado. Hasta ese punto todo marcha según lo previsto. Sin embargo, no está ocurriendo lo mismo con la gestión del permiso para los nuevos padres o aquellos que repiten en esas lides.

La adaptación de la Seguridad Social al nuevo sistema, aún pendiente

Al objeto de hacerlo más flexible, este periodo de baja puede ser disfrutado de manera consecutiva o partida, lo cual, en principio, es positivo. No obstante, en la segunda opción las solicitudes se están amontonando en las oficinas de la Seguridad Social, puesto que ni el sistema informático ni los formularios contenían a finales de mayo las ocho semanas: seguía constando la opción anterior, la de cinco semanas.

Es decir, que, si tienes en mente pedir el permiso de paternidad -por razones obvias-, te recomendamos que, hasta que no se lleve a cabo la adaptación necesaria, te armes de paciencia tanto al realizar la solicitud como en el tiempo de espera para que te llegue la resolución pertinente.

Requisitos para disfrutar del permiso de paternidad

Más allá de esa cuestión, lo que sí está claramente definido es quién puede acceder al permiso de paternidad. Debe encajar en los siguientes parámetros:

  • Estar afiliado a la Seguridad Social y en alta o en situación asimilada a ésta.
  • Tener cubierto un tramo de cotización de 180 días dentro de los siete años inmediatamente anteriores a la fecha de inicio del periodo de suspensión o del permiso o, alternativamente, 360 días cotizados a lo largo de su vida laboral.

Cuándo se puede coger el permiso de paternidad

Las ocho semanas actuales de la prestación por paternidad pueden disfrutarse en una vez o en distintos periodos. No obstante, debe estar comprendida, de principio, desde la finalización del permiso retribuido por nacimiento de hijo, la resolución por la que se constituye la adopción o a partir de la decisión administrativa o judicial de acogimiento. El límite lo marca la conclusión de la baja por maternidad o justo después de ésta, siempre que se tome el descanso correspondiente.

Combinar el permiso de paternidad con el de maternidad

Cabe recordar que el padre puede disfrutar de tiempo cedido por la madre: en 2019 pueden ser hasta cuatro semanas, al mismo tiempo que ella o a continuación. Con la excepción de las seis primeras semanas de descanso, que es obligatorio para la mujer en caso de parto natural. Si se produce el fallecimiento de la madre, el derecho a esas seis semanas puede solicitarlo el padre.

El número de procesos por paternidad entre enero y marzo de 2019 fue de 70.705, un 9,6% más que en el mismo periodo del año pasado. Esa subida se dio a pesar de que todavía no había entrado en vigor el incremento del permiso de 5 a 8 semanas. El coste de estas prestaciones ascendió a 130,77 millones de euros, un 28,3% más que en 2018, condicionado por el hecho ya mencionado de que hace un año este permiso era aún de cuatro semanas y se amplió a cinco en julio.

Y además