Pasar al contenido principal

Iberdrola supera la barrera de los 3.000 millones de euros de beneficio y crece un 7,5%

Ignacio S. Galán, presidente de Iberdrola
Ignacio S. Galán, presidente de Iberdrola Iberdrola
  • Iberdrola anota un beneficio récord en 2018: repunta un 7,5% y supera los 3.000 millones de euros.
  • La compañía ha disparado su resultado bruto de explotación (ebitda) un 27,7%, hasta los 9.349 millones de euros por el buen comportamiento de todos los negocios. 
  • Las cifras superan las expectativas de los analistas de Bloomberg y las propias previsiones de la compañía e Iberdrola repunta un 1,22% en Bolsa en la apertura de mercado.

Iberdrola anota su mejor año. La compañía energética ha obtenido un beneficio operativo de 3.014 millones de euros en 2018, lo que supone un 7,5% más respecto al año anterior. Con esta cifra la compañía marca su propio récord y supera por primera vez un beneficio de 3.000 millones de euros. 

Iberdrola disparó su beneficio bruto de explotación (ebitda) un 27,7%, hasta los 9.349 millones de euros en el último ejercicio. Esta escalada responde al buen comportamiento de todos los negocios, cuyos resultados crecen a doble dígito. El 78% de este importe procede de áreas reguladas o con contratos a largo plazo, en línea con el enfoque estratégico del grupo. 

Las cifras superan las expectativas de los analistas de Bloomberg y las propias previsiones de la compañía, que en octubre se refería a un beneficio neto de 3.000 millones de euros y un ebitda de 9.000 millones 

  • Beneficio neto: 3.014,1 millones de euros (un 7,5% más)
  • Resultado bruto de explotación (Ebitda): 9.349 millones de euros (un 27,7% más)
  • Inversiones netas: 5.320 millones de euros
  • Flujo de caja operativo: 7.328 millones de euros (un 13,1% más)
  • Deuda financiera neta ajustada: 34.149 millones de euros.

"El beneficio obtenido pone de manifiesto el éxito de un modelo sostenible y nos anima a seguir trabajando por la transición hacia una economía baja en carbono”, ha señalado el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, que ha añadido “la lucha contra el cambio climático es una oportunidad”.

El beneficio repunta un 7,5% a pesar de contabilizar en 2017 los impactos extraordinarios positivos derivados de la fusión de Siemens Gamesa, la reforma fiscal de EEUU y otros efectos no recurrentes. Así la compañía ha previsto un incremento del dividendo del 7,7%, hasta los 0,351 euros por acción, que todavía está pendiente de ser aprobado en la Junta de Accionistas. 

La deuda financiera neta ajustada de Iberdrola se sitúa en 34.149 millones de euros, lo que responde al fuerte proceso inversor de la compañía energética. Además, la compañía ha acometido una inversión de 5.320 millones de euros, llegando a los 20.000 millones de euros en los últimos cuatro años. 

El negocio de redes ha anotado un ebitda de 4.915 millones de euros, un repunte del 16,2% respecto a hace un año que constata en el crecimiento en cada país. La división de renovables ha disparado el ebitda un 39,3% hasta lo 2.444,7 millones de euros, gracias a una mayor producción y mayor capacidad instalada que ya alcanza los 29.177 MW. El área de generación y clientes ha registrado un ebitda de 2.038,4 millones de euros, lo que supone un 39,3% más, impulsado principalmente por la normalización del mercado minorista británico, la mayor capacidad disponible en México y la mayor demanda de España.

La compañía ha querido recordar que emplea de forma directa a más de 34.000 personas, y que el 99% de la plantilla cuenta con contrato indefinido. A lo largo del último año la compañía ha sumado 1.652 profesionales a su equipo.

 

Y además