Pasar al contenido principal

Naturgy pierde 2.822 millones en 2018 tras la reducir del valor de sus centrales eléctricas tradicionales

Francisco Reynés Massanet, presidente y consejero delegado de Naturgy
Francisco Reynés Massanet, presidente y consejero delegado de Naturgy Naturgy
  • Naturgy ha registrado unas pérdidas de 2.822 millones de euros en el ejercicio de 2018, debido a la devaluación del valor de sus centrales energéticas tradicionales realizada en junio.
  • Excluyendo el impacto de la devaluación de sus activos, la energética ha disparado su beneficio neto ordinario un 57%, hasta los 1.245 millones de euros.
  • La división de Gas&Power es la que más ha crecido y ha disparado su ebitda por encima del 52%.

Naturgy hace balance de su plan estratégico. La compañía energética ha registrado unas pérdidas de 2.822 millones de euros en el ejercicio de 2018, frente a los números positivos de 1.360 millones de euros con los que finalizó el 2017.

 Estos números rojos de cierre de ejercicio responden a la devaluación del valor de sus centrales de generación de energía tradicional que la empresa realizó el pasado junio. Una devaluación de activos de 4.851 millones de euros que han sido la punta de lanza del nuevo plan estratégico de Naturgy.

  • Pérdidas: 2.822 millones de euros
  • Ventas:  24.373 millones de euros (un 5,2% más)
  • Resultado bruto de explotación (Ebitda): 4.019 millones de euros (un 3% más)
  • Deuda financiera: 13.667 millones de euros (un 10% menos)

Excluyendo el impacto contable y otros elementos no recurrentes, la antigua Gas Natural ha incrementado su beneficio neto ordinario un 57% y ha ganado 1.245 millones de euros. Además, la compañía energética ha registrado un resultado bruto de explotación (ebitda) de 4.019 millones de euros, lo que supone una escalada del 3%.

Sin tener en cuenta los elementos no recurrentes, el ebitda ordinario repuntó un 12%, hasta los 44.13 millones de euros, un alza propiciada por el crecimiento de las ventas, que han aumentado un 5,2% hasta alcanzar los 24.373 millones de euros. 

Por unidades de negocio, la división de Gas& Power ha apuntalado el crecimiento de la compañía y disparó su ebitda ordinario un 52,1%, hasta los 1.453 millones de euros. El negocio de infraestructuras EMEA también repuntó un 2,2%, hasta los 1.849 millones de euros.

Leer más: Naturgy aún tiene atractivo para las firmas de análisis, aunque como valor defensivo

Sin embargo, el de infraestructuras de América del Sur se vio afectado por la evolución negativa del tipo del tipo de cambio que cayó un 3,5% hasta los 846 millones de euros y lo mismo ocurrió con la división de Infraestructuras Norte Latinoamérica que registro un descenso del 3,2% hasta los 275 millones de euros ordinarios.

La compañía presidida por Francisco Reynés decidió cambiar el rumbo el pasado junio con la presentación de su nuevo Plan Estratégico 2018-2022. El movimiento no sólo implicó rebautizar a la antigua Gas Natural como Naturgy, sino que la empresa también realizó una revisión del valor de sus activos que implicó un deterioro contable de 4.851 millones de euros, lo que tuvo un impacto directo en la cuenta de pérdidas y ganancias del año 2018. 

Y además