El ejército ruso despliega su lanzallamas pesado TOS-1, capaz de vaporizar cuerpos humanos, cerca de la frontera ucraniana, según muestran estas imágenes

Joshua Zitser,
El sistema de lanzallamas pesado ruso TOS-1 dispara durante el Foro Técnico Militar Internacional Army-2018 en Alabino, en las afueras de Moscú, el martes 21 de agosto de 2018.
El sistema de lanzallamas pesado ruso TOS-1 dispara durante el Foro Técnico Militar Internacional Army-2018 en Alabino, en las afueras de Moscú, el martes 21 de agosto de 2018.

Pavel Golovkin/AP

Unas imágenes procedentes del interior de Rusia parecen mostrar el desplazamiento de un lanzacohetes termobárico en dirección a la frontera ucraniana, según The Guardian.

El vídeo, compartido en Twitter por el corresponsal de CNN Frederik Pleitgen, muestra un lanzallamas pesado TOS-1, que puede disparar cohetes termobáricos montado en el chasis de un tanque T-72. 

Las imágenes han sido grabadas al sur de Bélgorod, según Pleitgen, que está a unos 45 kilómetros de Járkov (Ucrania).

Las imágenes fueron captadas al sur de Bélgorod, cerca de la frontera con Ucrania, según la CNN.
Las imágenes fueron captadas al sur de Bélgorod, cerca de la frontera con Ucrania, según la CNN.

Google Maps

El TOS-1 se utilizó por primera vez durante la guerra soviética en Afganistán, según The Guardian, y también se desplegó en Chechenia y en la guerra civil siria.

Puede lanzar dos tipos de cohetes: incendiarios y explosivos de aire-combustible. Estos últimos, también llamados cohetes de vacío o termobáricos, funcionan utilizando el oxígeno del aire circundante para generar una explosión a alta temperatura.

El ataque de Rusia a Ucrania plantea una pregunta angustiosa: ¿Qué alcance tendría una bomba nuclear?

Este sistema de armas es extremadamente eficaz contra el personal atrincherado. El TOS-1A se utiliza para despejar edificios, fortalezas de campaña y búnkeres, según Military-Today.com.

Son considerablemente más destructivas que los explosivos convencionales.

Según i News, las armas termobáricas pueden vaporizar cuerpos humanos y aplastar órganos internos.

Las autoridades occidentales expresaron este viernes por primera vez públicamente su preocupación por la posibilidad de que el presidente ruso Vladímir Putin utilice bombas termobáricas para hacerse con el control de Ucrania, según ha informado el HuffPost.

"Mi temor sería que, si no cumplen los plazos y los objetivos, hagan un uso indiscriminado de la violencia", explicó un funcionario occidental, según i News. "No se adhieren a los mismos principios de necesidad y proporcionalidad y al estado de derecho que las fuerzas occidentales".

Otras noticias sobre el ataque de Rusia a Ucrania en Business Insider:

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.