Pasar al contenido principal

Cómo ser más productivo y aprovechar mejor tu tiempo de trabajo con esta rutina matinal

Cómo obtener el certificado digital para autónomos
Startups Stockphotos / Pixabay
  • Para trabajar mejor no se necesitan muchas horas, si no más bien tiempo breve pero de calidad.
  • Ciertas investigaciones muestran que las primeras horas de la mañana tras despertarnos es cuando mejor rendimos.
  • Alternar periodos breves de tiempo de máxima concentración con descansos continuados favorecerá nuestra productividad.
  • Un artículo de Inc. en esta línea muestra ejemplos de lo que puede ser la rutina mañanera perfecta para mejorar nuestra productividad.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A todos nos ha pasado alguna vez. La frase perfecta para el inicio de una historia, el enfoque correcto para un artículo, o en definitiva la solución a ese problema que intentamos resolver nos llega mientras nos duchamos, sacamos al perro o conducimos.

Eso se debe a que nuestro cerebro responde mejor cuando está distendido.  A veces estamos tan enfocados en algo en concreto que no podemos verlo. Cuando ponemos espacio de por medio y nuestra mente vaga, comienza a hacer conexiones con el mundo exterior, el pasado, otros temas... que terminan dando como resultado la solución a lo que andábamos buscando.

Pero esta creatividad rara vez ocurre ante la pantalla del ordenador tras 6 horas trabajando.

Cada vez más investigaciones y pruebas parecen demostrar que la productividad y la calidad del trabajo nada tienen que ver con largas jornadas laborales.

Por mucho que un jefe se empeñe en tener a sus trabajadores "calentando" el asiento 8 horas de trabajo, esto no le asegurará su óptimo rendimiento.

Y es que difícilmente podemos estar 8 horas concentrados. Por lo que generalmente la mayoría de personas termina haciendo una jornada laboral en la que un ritmo medio de trabajo se entremezcla con pausas para fumar, mirar el móvil o cotillear las redes sociales.

Leer más: 6 programas piloto con jornadas laborales de menos de 40 horas que demuestran que trabajar menos aumenta la productividad

Frente a esto, nuevas voces expertas hablan de los beneficios de adoptar otras pautas de productividad. En esta línea de trabajo se busca la concentración plena durante periodos de tiempo mas breves que se alternan con otros de descanso absoluto.

Con esta técnica de fondo un artículo de Inc. elaborado por el psicólogo organizacional Benjamin P. Hardy establece la mejor rutina para mejorar la productividad y aprovechar mejor nuestras horas de trabajo.

Trabajar a primera hora del día y sin distracciones

Trabajar desde casa ahorra una gran cantidad de emisiones de carbono
Pexels

Como explica Hardy en su artículo, la mejor manera de mejorar nuestra productividad pasa por entender que cuando trabajamos debemos estar trabajando y cuando desconectamos, debemos desconectar al 100%. 

"El mejor trabajo pasa en cortos periodos intensos. En resumen, estoy hablando de una a tres horas. Pero esto debe ser un 'trabajo profundo', sin distracciones", explica. 

Además cuando desconectamos después de un proceso largo de concentración, es en esos periodos de recuperación "donde obtendremos avances creativos relacionados con nuestro trabajo", asegura. Es decir, esa frase perfecta que llega en la ducha.

Para ir más allá en nuestro aprovechamiento del tiempo de trabajo, el experto recomienda que a este esquema le sumemos los beneficios de trabajar por las mañanas. Según la ciencia las primeras horas del día son las mejores para rendir.

Ciertas investigaciones muestran que las tres primeras horas del día son las más adecuadas para maximizar la productividad. Otros estudios también apuntan a que el cerebro es más creativo inmediatamente después del sueño.

Leer más: Este simple truco de productividad me ha ayudado a escribir un libro de 93.000 palabras en 6 semanas

De esta forma "el mejor momento para hacer tu mejor trabajo es durante las primeras tres horas de tu día", explica Hardy.

En este sentido el experto ofrece una serie de consejos para organizar una rutina mañanera que mejore nuestra productividad.

  • Antes de trabajar dedica unos minutos a meditar o pensar y otros 10 minutos a organizar tu día: aquí escribe tus objetivos para la jornada así como todo lo que te venga a la mente.
  • Dedica los primeros 90 minutos de tu jornada laboral a tu prioridad número uno y no a mirar redes sociales o el correo.
  • Evita dedicar el inicio de la mañana a reuniones y aprovecha esas horas de máximo rendimiento para trabajar. Su consejo es que las reuniones pasen a la tarde después de la comida.
  • No revises tus redes sociales o correos electrónicos hasta después de tres horas de trabajo plenamente concentrado. 
  • Tras periodos de concentración plenos deberías relajarte mentalmente por completo.

Puedes leer el artículo completo de Inc. aquí.

Y además