Pasar al contenido principal

He pasado unos minutos probando el Galaxy Z Flip, el nuevo móvil plegable de Samsung: estas son las características que más me han impresionado

Galaxy Z Flip
A. A.
  • Samsung presentó su nuevo móvil plegable, el Galaxy Z Flip, este martes, y ya he podido probarlo durante unos minutos.
  • Es un sorprendente teléfono que se dobla por la mitad hasta parecerse (mucho) a un espejito de mano.
  • Pero por ahora, solo algunas aplicaciones entienden que es un móvil plegable, y no queda claro qué ventajas tiene frente a cualquier otro teléfono.
  • Sin duda es un móvil atractivo, pero también un delicado juguete que nadie querría que se rompiese, porque vale 1.500 euros.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Samsung ha presentado este martes su nuevo móvil plegable, el Galaxy Z Flip, y ya he podido probarlo durante unos minutos. 

Es un teléfono sorprendente que se dobla por la mitad hasta parecerse (mucho) a un espejito de mano. 

La principal diferencia con el anterior móvil plegable de Samsung el Galaxy Fold que se lanzó al mercado el pasado año— es que el primero era, visualmente, una tablet que se doblaba (verticalmente) como un libro para cerrarse y conseguir el tamaño de un móvil; mientras que este es un smartphone que se pliega sobre sí mismo (horizontalmente) como lo haría un espejito de mano.

Además, otra gran diferencia es que la pantalla de este nuevo dispositivo es de cristal, mientras que la del anterior era de plástico, al igual que la del nuevo plegable Motorola Razr (en homenaje a su Razr de los 2000, 1.600 euros). Ah, y este vale 1.500 euros, mientras que el anterior 2.020 euros.

Samsung asegura que puedes doblarlo más de 200.000 veces, aunque no ha especificado si después de esta cifra el teléfono podría empezar a fallar o si directamente quedará inservible.

Yo desbloqueo mi teléfono unas 200 veces al día, según un registro que tengo instalado, así que podría usar el móvil unos 1.000 días hasta que se estropease, algo más de 2 años y medio (no me parece mucho).

Este es el nuevo Galaxy Z Flip, el móvil que parece un espejo de mano o una GameBoy Advance SP y que te permite ver series o hacer videollamadas sin necesidad de complicarte la vida buscando dónde apoyarlo

Samsung Galaxy Z Flip
A. A.

(Por si no has entendido la referencia).

El mismo móvil actúa como trípode de sí mismo, algo bastante ventajoso porque no se resbala y cae como tantas veces me ha pasado intentando apoyar mi smartphone en cualquier sitio; pero por otro, no tanto: con esa forma, solo verías los vídeos en una pantalla bastante pequeña.

Además, ojo, porque Samsung recuerda que ahora mismo solo algunas aplicaciones saben reconocer que están siendo utilizadas en un móvil que se dobla.

Por ahora, son la galería, la cámara, Google on display y Google Duo, por lo que para utilizar muchas con la pantalla doblada habrá que esperar a próximas actualizaciones del teléfono.

El móvil abierto tiene una pantalla bastante grande en la que apenas se nota el punto donde se cierra

Samsung Galaxy Z Flip
A. A.

También cuenta con un marco bastante pronunciado que evitará que la pantalla (de 6,7 pulgadas) se rompa si el móvil se cae.

Por otro lado, no parece para nada diferente a la pantalla de un smartphone normal y corriente, como sí pasaba con el Fold, y eso es una ventaja.

Tiene 2 cámaras en la parte trasera, que la marca equipara a las de sus móviles Galaxy S10 (la penúltima serie que ha lanzado)

Samsung Galaxy Z Flip
A. A.

Es decir, que no llegan a ser como las de los últimos modelos de Samsung, pero sí deberían tener la calidad de la de un terminal de gama alta, aunque para asegurarlo deberíamos probar el móvil durante más tiempo.

Ambas tienen 12 megapíxeles, y no cuenta con un teleobjetivo, pero aún así es mejor (teóricamente) que la del nuevo Motorola, que solo cuenta con una de 16 megapíxeles.

En este punto, me ha sorprendido que tras un pequeño uso de la cámara, el Z Flip se calienta —y mucho—.

Y que también sirven para hacerte selfies con el móvil cerrado, gracias a la pantalla pequeña que queda fuera, aunque esto no es muy útil

Galaxy Z Flip
A. A.

Para hacerlas, debes utilizar el botón que queda en la parte derecha del móvil cerrado.

Tienes la ventaja de que te estás haciendo un selfie con la cámara trasera, mucho mejor que la delantera (e incluso puedes cambiar del modo gran angular al normal), pero la pantalla en la que te ves es taaaan pequeña (1,05 pulgadas) que no creo que la utilizase mucho.

Cuando el móvil está cerrado, la pantalla diminuta del exterior muestra la hora, el día y la batería, pero también puedes ver notificaciones haciendo 'swipe' hacia los lados

Samsung Galaxy Z Flip
A. A.

A menos que te estés haciendo selfies, claro, que entonces te verás a ti.

Así se ve de lado

Samsung Galaxy Z Flip
A. A.

El mayor problema que he encontrado al móvil es que es muy difícil abrirlo con una sola mano, y corres el riesgo de hacer tanta fuerza que acabe cayéndosete al suelo

             

Yo no he sido capaz de abrirlo con mi mano izquierda, la bisagra está realmente dura.

Otra duda que surge al probar el móvil es si la bisagra cederá y dejará de mantenerlo abierto en el lugar que tú quieres, en modo portátil, y, en ese caso, cuándo empezará a hacerlo

Samsung Galaxy Z Flip
A. A.

Estará disponible en negro y en este rosa violáceo

Samsung Galaxy Z Flip
A. A.

En resumen, lo mejor: aparte de la capacidad de doblarse, su doble cámara, su pantalla de cristal y su precio, aunque parezca paradójico, en comparación con otros plegables.

Y recuerda, 1.500 euros y a la venta desde este viernes 14 de febrero.

Y además