Pasar al contenido principal

El sector manufacturero europeo se dirige hacia una recesión, en la que "lo peor está por llegar"

Germany's manufacturing is at a 10-year low.
REUTERS/Imelda Medina
  • La economía de Europa ha pasado "de mal a peor" con el sector manufacturero de la eurozona en su nivel más bajo desde octubre de 2012.
  • El PMI de septiembre se situó en 45,7 puntos, un retroceso respecto a los 47 puntos de agosto, lo que revela un continuo declive desde el inicio del año.
  • IHS Markit asegura que las cifras muestran la "mayor recesión manufacturera en casi 7 años" y señala que el futuro parece "desalentador" debido a las incertidumbres en torno al Brexit y la guerra comercial.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cada vez parece más probable que la economía de Europa se esté encaminando hacia una recesión, dado que los datos publicados este martes muestran que el sector manufacturero está en su nivel más bajo desde la última crisis financiera en la eurozona.

Según IHS Markit, la industria está en su nivel más bajo desde octubre de 2012, y parece que seguirá cayendo en una espiral descendente durante el resto de 2019.

El Índice de Gerentes de Compras, o PMI, es una herramienta utilizada por los economistas para sondear el estado de salud de la economía. En ella, se pregunta a directivos de toda la eurozona sobre cómo se está comportando su sector y cómo de optimistas son de cara al futuro.

Leer más: Este gráfico muestra el panorama bajista que afronta a corto plazo la industria europea

La cifra del PMI de septiembre fue de 45,7 puntos, por debajo de los 47 puntos de agosto y sumando el octavo mes consecutivo en que el PMI se sitúa por debajo de 50 puntos, que es el límite que separa la previsión de expansión de la contracción.

IHS Markit ha señalado que la recesión de la eurozona ha estado encabezada por el deterioro de la situación en Alemania, donde PMI está en su nivel más bajo en 10 años. España, Italia e Irlanda también están sufriendo esta situación.

La compañía de investigación de mercados ha añadido que "las preocupaciones sobre el Brexit y el efecto negativo sobre el comercio que supone la guerra comercial entre EE.UU. y China" han pesado sobre la confianza industrial, lo que ha provocado el pesimismo en todo el continente.

"La salud del sector manufacturero de la eurozona ha ido de mal en peor en septiembre, con la encuesta de PMI que indica la mayor desaceleración en casi 7 años y enviando señales cada vez más sombrías para el cuarto trimestre", afirma Chris Williamson, economista jefe de negocios de IHS Markit.

Leer más: El colapso de la industria automovilística nos está empujando a una recesión global

"Probablemente haya cosas peores por venir", añade Williamson, "con indicadores a futuro (como la relación entre pedidos e inventario) que se han deteriorado aún más durante el mes".

Williamson también señala que gran parte de la ralentización se debe a la preocupación por la desaceleración económica mundial y por el Brexit, que ahora ha llegado a provocar recortes de empleos.

"Los empleos ahora se están reduciendo al ritmo más rápido desde principios de 2013, lo que no solo es una señal de que la industria se prepara para más problemas en el futuro, sino que también aumenta el riesgo de que un mercado laboral en deterioro afecte a los hogares y al sector servicios", afirma el experto.

Y además