Los de la generación Z no somos perezosos, pero trabajar 40 horas semanales puede ser difícil después de la universidad a distancia: así he aprendido yo a sobrellevarlo

Charissa Cheong
| Traducido por: 
Ciara Martin tuvo dificultades para adaptarse al trabajo a tiempo completo.
Ciara Martin tuvo dificultades para adaptarse al trabajo a tiempo completo.Azatvaleev/Getty Images
  • A Ciara Martin, de 25 años, sus primeras semanas de trabajo de 40 horas le resultaron agotadoras.
  • La joven de la generación Z comparte algunas lecciones prácticas que ha aprendido sobre cómo mantener el equilibrio entre la vida laboral y personal. 

Este artículo se basa en una conversación con Ciara Martin, una joven de 25 años de Surrey, Inglaterra, sobre consejos prácticos acerca de cómo se adaptó a un horario de 9 a 5 desde que entró a trabajar a tiempo completo en abril de 2022. El siguiente texto se ha editado por razones de extensión y claridad.

Creo que la gente ve a la generación Z como perezosa y frágil. No creo que eso sea cierto.

Sí, creo que a la gente de mi edad le puede costar pasar de estudiar en casa en la universidad a ir a una oficina cinco días a la semana, lo que supone una gran adaptación.

Mis primeras semanas de trabajo a jornada completa fueron agotadoras. Trabajé 20 horas a la semana para una consultoría después de licenciarme, antes de conseguir mi primer puesto a tiempo completo en abril de 2022 trabajando para una universidad.

No estaba acostumbrada a desplazarme temprano por la mañana. Cuando era estudiante, mi universidad introdujo el aprendizaje online gracias al COVID. Podía levantarme de la cama a las 8.30 de la mañana e ir al portátil a prepararme para la clase. Ahora, tengo que levantarme, desayunar y conducir hasta el trabajo para estar allí a las 8.30.

Tardé un tiempo en adoptar una buena rutina de sueño y en compaginar el trabajo con las visitas a los amigos los fines de semana, pero desde entonces he programado tiempo para descansar, hacer ejercicio y socializar.

Adaptarte a tu primer trabajo no es fácil y es completamente normal. Esto es lo que he aprendido sobre cómo sobrellevar mejor y equilibrar la vida y el trabajo mientras se trabaja 40 horas semanales.

Los fines de semana intento pasar un día con gente y otro en casa

Cuando empecé a trabajar a jornada completa, mis amigos también acababan de empezar a trabajar a jornada completa y algunos vivían en otras partes del país después de volver de la universidad, así que me resultaba muy difícil verlos.

Intentaba verlos los fines de semana, pero si tenía uno muy ajetreado, estaba muy cansada el lunes y a lo largo de la semana. Está muy bien ver a los amigos, pero si no tienes tiempo libre, te agotas.

Martin intenta pasar un día del fin de semana socializando y el otro haciendo tareas domésticas.
Martin intenta pasar un día del fin de semana socializando y el otro haciendo tareas domésticas.Courtesy of Ciara Martin.

Ahora intento tener un día en el que salgo con gente y otro en casa, en el que puedo hacer la colada y preparar la comida para la semana siguiente.

Si sé que me espera un fin de semana ajetreado, me tomo el viernes o el lunes libres para recargar pilas. Me encanta ir a conciertos, e intento tener la mañana libre de después.

 

Voy a eventos sociales justo después del trabajo en lugar de ir a casa directamente

He aprendido que si tengo algo en la agenda para después del trabajo, es mejor que vaya directamente allí, en lugar de ir primero a casa. Si llego a casa después del trabajo, me siento un poco cansada y puede que no me apetezca volver a salir.

Estoy acostumbrada a llegar a casa, ponerme un chándal, pasear al perro y ver la tele. Si tengo que prepararme para volver a salir, me digo: "Ahora sí que no me apetece".

Si vas a hacer algo entre semana, sin duda te recomendaría ir directamente desde el trabajo. Siempre puedes llevarte una muda o zapatos.

Pedir flexibilidad horaria supuso una gran diferencia.

En mi trabajo actual, mi horario es de 9 de la mañana a 5.15 de la tarde, pero de todos modos me desplazaba temprano para evitar el tráfico. Le dije a mi jefe: "Vengo temprano todos los días, así que técnicamente estoy trabajando más horas de las que figuran en mi contrato. ¿Puedo terminar media hora antes?".

Me dijo que no habría ningún problema en trabajar las horas que quisiera siempre que no dejara trabajo pendiente y controlara los correos electrónicos dentro de un plazo determinado. El resto de mi equipo también consiguió horarios flexibles después de que se lo pidiera, así que me alegro de haber sacado el tema.

Personalmente, prefiero ir a trabajar temprano y volver a casa temprano para tener más tiempo por la tarde.

Si puedes conseguir un horario flexible en el trabajo, la diferencia es enorme.

Martin llegaba pronto al trabajo, así que preguntó a su jefe si también podía irse antes.
Martin llegaba pronto al trabajo, así que preguntó a su jefe si también podía irse antes.Courtesy of Ciara Martin.

Salgo a pasear sin el móvil después del trabajo

Me siento en el coche de camino al trabajo, estoy sentada en el trabajo siete horas al día y luego vuelvo a casa en coche. Si no camino, me siento como si no me hubiera movido en todo el día.

Tengo un perro desde los 13 años, así que siempre he tenido la costumbre de sacarlo a pasear después del colegio, y ahora lo hago después del trabajo.

Martin saca a pasear a su perro después del trabajo.
Martin saca a pasear a su perro después del trabajo.Courtesy of Ciara Martin.

Nunca me llevo el móvil. Así mis ojos descansan de las pantallas después de mirarlas todo el día en el trabajo. Creo que reduce la ansiedad y también me ayuda a dormir mejor.

Después de mi paseo, miro el móvil para ver qué han dicho mis amigos en los chats de grupo y veo la tele con mi madre, pero en cuanto llego a mi habitación, guardo el teléfono. Intento estar entre 30 minutos y una hora sin pantallas antes de acostarme.

Me doy cuenta de que si he estado mirando el móvil justo antes de acostarme, mi cerebro está muy despierto, pero si he estado sin pantalla media hora antes, me duermo mucho más rápido.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.