El spam generado por IA ya está empezando a arruinar internet

Katie Notopoulos,
Internet, un lugar en el que antes los humanos solían publicar cosas.
Internet, un lugar en el que antes los humanos solían publicar cosas.DOUGLAS SACHA
  • Los estafadores están utilizando la inteligencia artificial para crear páginas web y vídeos de YouTube que 'engañan' a Google.
  • Algunas de estas páginas publican obituarios falsos. La inteligencia artificial también está copiando artículos de webs de medios de comunicación.
  • El resultado final: cuando los resultados basura inundan Google, es malo para los usuarios… y para Google.

Poco más de un año después del lanzamiento público de ChatGPT, estamos empezando a ver cómo se cumple la predicción sobre cómo este podría afectar a internet: el spam de IA está inundando la red.

La semana pasada hubo tres ejemplos de ello.

En primer lugar, 404 Media, un nuevo blog de tecnología, ha publicado que ha tenido que modificar su web debido al spam generado por inteligencia artificial.

Recientemente, su equipo se ha dado cuenta de que hay versiones de sus primicias reescritas con inteligencia artificial en páginas web de spam que se han visto favorecidas por la optimización de los motores de búsqueda, a veces incluso por encima de los artículos reales de 404 Media en los resultados de búsqueda de Google. Los estafadores, por supuesto, ganan dinero publicando anuncios en las páginas generadas por IA.

Esto es lo que piensa 404 Media sobre la industria del robo de artículos:

En las últimas semanas, Jason ha estado investigando y experimentando con una serie de herramientas de IA que prometen "hilar" artículos para sus usuarios. Una de ellas, llamada SpinRewriter, permite a los usuarios crear 1.000 versiones ligeramente diferentes de un mismo artículo con un solo clic y publicarlas automáticamente en tantos sitios de WordPress como se desee a través de un plugin de pago. También ofrece una herramienta que permite a los usuarios gestionar tantas webs como deseen desde un único panel de control.

Una empresa llamada Byword anuncia alegremente el "atraco SEO" que "robó 3,6M de tráfico a la competencia" con este truco (exportando el sitemap de la competencia y creando versiones generadas por IA de 1.800 de sus artículos). 

Estas versiones de los artículos generadas por la IA perjudican a la industria periodística, ya que roban clics (e ingresos) a los medios que dedican tiempo real y dinero a informar.

Mathias Döpfner, CEO de Axel Springer.

En segundo lugar, Wired ha informado de queThe Hairpin, un popular blog independiente de la década de 2010, ha sido objeto de un "criador" de clics de IA que ha dejado algunos de los artículos más populares, pero ha sustituido los nombres de las mujeres que los escribieron por nombres de hombres… qué asco.

Por último, en el extremo más tóxico del espectro del IA-spam, están los obituarios generados por IA, llenos de errores, que provocan verdadero pesar a las familias en duelo. En 2021, mucho antes de ChatGPT, Wired informó de que los "piratas de obituarios" copiaban las páginas web de las funerarias. Ahora están utilizando la IA para una nueva y lucrativa táctica de crear vídeos de YouTube y sitios web de spam a partir de los obituarios, capturando el tráfico de búsqueda de personas que buscan información sobre los recién fallecidos.

El New York Times ha hablado recientemente sobre el dolor que estos vídeos de YouTube generados por IA le han causado a una familia en pleno proceso de duelo. Después de que un estudiante universitario muriera al caer accidentalmente a las vías del metro en Nueva York, rápidamente aparecieron vídeos de YouTube y artículos generados por IA al respecto.

Estos obituarios surgieron cuando los estafadores notaron un pico de interés en las búsquedas en torno al nombre del joven y la palabra "metro". Los estafadores introdujeron rápidamente esos términos clave, pidieron a la IA que escribiera un obituario en tono coloquial y lo colgaron en un sitio web, según ha reportado el New York Times. (La mayoría de los detalles son erróneos, pero eso no ha impedido que el sitio web haya aparecido en las búsquedas de Google).

Los tres ejemplos —los imitadores de 404 Media, el okupa de The Hairpin y los piratas de las esquelas— difieren en los detalles. Pero tienen algo en común: delincuentes, estafadores y spammers intentan ganar dinero utilizando la IA para bombear cantidades masivas de contenido con el fin de alcanzar los primeros puestos de los resultados de búsqueda de Google.

En última instancia, no se trata de un problema exclusivo de los periodistas a los que se les roba su contenido o de las familias en duelo, legítimamente molestas por el "robo de tumbas digital". También se está convirtiendo en un gran problema para Google. La tecnológica al final acaba ofreciendo "resultados basura" a los usuarios, que cada vez tienen más opciones que van creciendo en atractivo, también gracias a la IA, al alcance de su mano para realizar búsquedas.

Google ha declarado a The New York Times que es consciente de la existencia de este spam de obituarios y que está trabajando para solucionarlos (y ha retirado algunos porque infringían sus políticas).

Pero estos delincuentes se adelantan a menudo a las plataformas, como en el caso de las imágenes lascivas de Taylor Swift generadas por IA que proliferaron en X (Twitter) la semana pasada.

La inteligencia artificial va a cambiar radicalmente internet, para bien o para mal. Está en manos de Google y de las empresas que crean estas herramientas de IA minimizar el daño real.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.