Pasar al contenido principal

Sri Lanka declara el estado de emergencia y corta las redes sociales

Sri Lanka corta las redes sociales en medio de la violencia de los budistas hacia los musulmanes
Un hombre de Sri Lanka lee un mensaje en Twitter que muestra que Facebook había sido prohibido en Colombo el 7 de marzo de 2018. ISHARA S. KODIKARA/AFP/Getty Images
  • El gobierno de Sri Lanka ha prohibido el uso de Facebook, Instagram y WhatsApp.
  • El gobierno ha pedido a los proveedores de servicios de internet que bloqueen las aplicaciones de mensajería tras encontrar publicaciones en Facebook que fomentaban la violencia contra la población musulmana del país.
  • La prohibición sigue a un estado de emergencia nacional de 10 días tras el estallido de violencia entre las comunidades musulmana y budista.


El Gobierno de Sri Lanka ha prohibido el uso de las redes sociales, incluidos Facebook, Instagram y WhatsApp, con el fin de sofocar la violencia en todo el país. El martes, fue declarado el estado de emergencia nacional en Sri Lanka por 10 días en medio de un gran clima de violencia entre las comunidades musulmana y budista. 

La Comisión Reguladora de Telecomunicaciones de Sri Lanka, que según los informes había estado monitorizando las redes sociales en busca de discursos de odio relacionados con la violencia, ha bloqueado temporalmente Facebook, Viber, WhatsApp e Instagram en la mayor parte del país. 

El miércoles, el portavoz del gabinete, Rajitha Senaratne, dijo que el Gobierno de Sri Lanka había pedido a los proveedores de servicios de internet que bloquearan las aplicaciones de mensajería después de que se descubrieran publicaciones en Facebook que alentaban a la violencia contra la población musulmana del país.


Mano Ganesan, Ministro de Diálogo Nacional de Convivencia e Idiomas Oficiales, también confirmó la prohibición gubernamental de Twitter, diciendo que el país había decidido frenar "todos los mensajes de incitación al odio religioso a través de las redes sociales". 

El ministro Rajitha Senaratne dijo el miércoles en una conferencia de prensa que las autoridades han estado investigando quién está fomentando los disturbios y varios funcionarios gubernamentales han sido mencionados.

Después de que se declarara el estado de emergencia el martes, se instauraron toques de queda en el distrito central de Kandy, un popular destino turístico que fue el epicentro de los enfrentamientos del domingo entre la mayoría budista cingalesa y los musulmanes locales, que representan alrededor del nueve por ciento de la población de Sri Lanka.
 
Advertencias para los viajeros fueron emitidas por los EE.UU., Reino Unido y Australia. El Presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, ha pedido a los líderes religiosos de todo el espectro que promuevan la paz entre sus comunidades.
 

Te puede interesar

Lo más popular