Este joven español multiplicó por 10 su facturación en 3 meses con una startup que te permite crear y vender tus propios filtros de Instagram

Jacinto Fleta, CEO fundador de Check my Presets.
Jacinto Fleta, CEO fundador de Check my Presets.
  • Check my Presets es un marketplace de filtros de fotografías donde los creadores pueden ganar dinero vendiéndolos a otros usuarios.
  • Su fundador, Jacinto Fleta, explica a Business Insider España por qué ha decidido no invertir en publicidad y cómo ha conseguido multiplicar por 10 su facturación en apenas 3 meses.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Que Instagram da de comer a muchísimos influencers no es ninguna novedad, pero que todo el que quiera puede ganar dinero gracias a la popular red social tal vez sí lo sea.

Y no, ni Instagram ni las marcas van a empezar a pagarte por subir fotos en el último bar de moda, pero sí que puedes hacer que otros paguen por usar tus filtros.

Influencers virtuales que ganan millones en Instagram: hasta 353 veces más que tú

Esa es la idea que tuvo Jacinto Fleta para crear Check my Presets, una pagina web que te permite ganar un dinero extra por crear filtros (o presets) que otra gente compra para utilizar en sus fotografías.

Un preset es un archivo que se aplica a las imágenes y hace que se editen automáticamente con el estilo que el creador de dicho preset haya configurado. 

"Vamos hacia un mundo donde millones de personas se ganarán la vida en internet de forma independiente. Sin jefes, pero también sin empleados. Autosuficientes. Creadores indie. Gente que vive de lo que genera en internet. Se le llama 'Passion economy'. Yo prefiero llamarlo 'autónomos de internet'", comenta Fleta a Business Insider España.

El valenciano, que trabajaba el marketing de su propia empresa Flamingueo (un ecommerce de productos trendy y decoracion), aprovechó la cuarentena para aprender a programar. "Estudié entre 4 y 5 horas todos los días durante 3 meses y después tardé un mes en desarrollar la primera versión". Comenzó probando a vender el producto dentro de la tienda online de Flamingueo y, tras miles de ventas en poco tiempo, se dio cuenta del tamaño del mercado.

A partir de ahí, decidió dedicarse a tiempo completo a Check my Presets y delegar sus tareas en Flamingueo.

Fleta ha querido construir Check my Presets con total transparencia compartiendo el proceso –obstáculos de por medio incluidos– y los resultados a través de sus redes sociales. "Al principio pensaba que a nadie le iba a interesar pero estoy sorprendido con la interacción. Me ha permitido conocer gente increíble, recibir feedback de ingenieros mejor que yo y, de forma totalmente inesperada, conseguir varios clientes", afirma. 

En estos meses, la facturación se ha disparado. Durante el primer mes (julio) fue de 150 euros, en agosto de 945 euros y en septiembre 1560 euros. En octubre ha tenido una ligera caída. "Estoy lejos de break even, ya que eso es facturación bruta y de ahí Check my Presets se queda entre el 20% y el 30%. La idea es crecer sin prisa, pero sin pausa", señala Fleta. 

Según el creador, el objetivo es que sea una plataforma más donde estos creadores puedan ganar dinero y ser, en un futuro, "los número 1" en este tipo de recurso gráfico.

Parte de la estrategia está en no invertir en publicidad

"La decisión de no gastar en anuncios la tomé en mi anterior empresa. En Flamingueo invertíamos mucho en anuncios y un día decidimos bajar el presupuesto radicalmente", sostiene Fleta. Estas son sus razones para ello:

  • Al hacer anuncios se tiende a pensar que vender más es hacer mejores anuncios y que, si se vende poco, la culpa es de las campañas. Esto hace que el producto tome un segundo lugar, cuando es realmente el encargado de satisfacer las necesidades de los usuarios.
  • Crecer con el foco en el producto es mucho más lento, pero más solido. Si vendes más es que lo estás haciendo mejor.
  • Al poner el producto en el centro dejas de depender de la creatividad a la hora de hacer campañas de marketing y empiezas a pensar cómo mejorar para vender más. 
  • Los ads, sobre todo Facebook y Google ads, eran un chollo hace 5 años cuando había muchos usuarios y pocas empresas invirtiendo. Hoy, los precios son más altos y hacerlos rentables requieren mucha creatividad y tiempo. Al ser una startup tan pequeña tengo que priorizar y decidir qué no hacer.
  • Muchas empresas que invierten en Facebook ads tienen ROAS (por sus siglas en inglés, Return On Advertising Spend) de 2 a 5 a nivel global. Eso significa que por cada euro invertido facturan de 2 a 5 euros. Es decir, un 20% a un 50% de la facturación con IVA. El problema es que es muy difícil dejar de hacerlo porque cuando paras la facturación se desploma y psicológicamente es duro. A veces, es una droga.
  • En una startup los recursos son limitados y se me ocurren muchas cosas mejores en las que gastar dinero. 
  • Muchas veces vemos expertos en facebook ads compartiendo resultados increíbles. El problema es que muchas veces están compartiendo su mejor campaña y, si pones en balance las otras 50 campañas que tienen activas, a nivel global el resultado no es tan sorprendente. 
  • Hacer anuncios para escalar antes de saber si tienes product market fit es, a mi juicio, tirar el dinero. Facturarás mucho sin beneficio y luego los usuarios dejarán de usarte/comprarte. 

Fleta matiza que no considera que invertir en publicidad no tenga sentido. "Es muy probable que un equilibrio entre producto y ads sea lo mejor y depende mucho del tipo de empresa y su momento. Pero no es la empresa que yo quiero construir", sostiene.

LEER TAMBIÉN: Una aerolínea low cost permite reservar vuelos a los lugares exactos que ves en las fotos de Instagram

LEER TAMBIÉN: 10 años de Instagram: qué le espera a la red social en el futuro

LEER TAMBIÉN: 6 microinfluencers explican cuánto cobran de las marcas por promocionar productos en Instagram

VER AHORA: "Salir al mercado laboral ahora mismo no es una buena idea; los jóvenes deben seguir estudiando", aconseja este experto en Educación

    Más:

  1. Instagram
  2. Tecnología
  3. Startups
  4. Top
  5. Emprendimiento